jueves, 19 de febrero de 2009

Los euros dibujan




Me cago en La Grandeur --de pura envidia-- cuando veo estudios tan chulos y gráficos como los que publica el Institut national d’etudes demographiques de Francia, por supuesto. Hasta que los homólogos hispanos editen algo semejante tendré que conformarme con comentar el flujo de euros extranjeros en los vecinos del norte, y que me he encontrado en Strange Maps.


Todo parace interesante, pero mirando nuestro ombligo llama la atención las diferencias estacionales en la entrada del euro con el careto de Juan Carlos en la Galia. El flujo monetario bien podría servir como dibujo de las trayectorias del turismo y así se aprecia que en verano, los españoles suben a Perpiñán como en época del destape, desde Cataluña; mientras que al llegar septiembre interesan más Las Landas a las que se llega desde el País Vasco. Fijaros en el círculo que se forma ya en septiembre alrededor de París; y un último apunte, la llegada de euros hispanos desde Bélgica, donde hay una importante colonia de emigrantes españoles. Al menos asturianos, a mi me consta que en Bruselas puedes pedir pixín en una pescadería y te entienden.

No hay comentarios: