viernes, 20 de febrero de 2009

Ni un pelo de tonto


Estoy publicitario últimamente pero este anuncio merece la pena. Se trata de una campaña de champú creada por una empresa de Arabia Saudí y dirigida al público del país. La encontré en Ads of the world con comentarios que se dividen entre improperios contra el rigor islámico y felicitaciones por la sutileza del creativo. Estoy más con los segundos, aunque considero a Arabia Saudí uno de los países más infames de la tierra. Un homenaje a la belleza árabe reza el anuncio, y creo que consigue su objetivo. Se trata de una imagen hermosa, que tiene múltiples lecturas porque, si por un lado el cabello sirve aquí de velo, también es cierto que en la vía pública saudita ninguna mujer podría mostrar su pelo (si hay excepciones o estoy equivocado, corregidme en los comentarios). ¿Es un anuncio condescendiente o provocador? ¿o es ambas cosas?

No hay comentarios: