domingo, 1 de febrero de 2009

Tiempo y ciudadanía



La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, dejó grabada previamente su valoración de la sentencia del Supremo favorable a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Merece alabanzas por esa premura, porque en la era digital la información se quiere instantánea, y así supo Cabrera ponerse la primera después del fallo. Tales velocidades son desconocidas para la Justicia --que progresa al ritmo que crecen las uñas para los ciudadanos comunes, pero como una centella para los concejales de Oviedo-- y, si el fallo del Supremo se demoró dos días, aún anteayer se conocieron los votos de los jueces, y a esta hora que escribo, todavía no se saben los motivos de cada cual. Quisiera conocer por qué siete magistrados defendieron una postura tan integrista como la promovida por el muy ultra episcopado español (sólo hace días que Rouco pidió "tutelar" la libertad de expresión para frenar los buses con anuncios ateos) y unos padres dispuestos a usar a sus hijos como escudos humanos en una batalla que pretende imponer la teocracia sobre el Estado de Derecho. Pues sí, pongamos las cartas sobre la mesa. La objeción católica a EpC se explica por pura homofonía y poco más. De haberles hecho caso, los jueces habrían abierto las puertas a que otros credos exigieran nuevos caprichos, quizá que las muchachas no tengan que acudir a las clases de gimnasia, o que no se enseñe música. Padres musulmanes pidieron tales cosas, ¿cómo negárselas de haber hecho caso a los devotos papistas? Una cosa es vivir anclado en el pasado y otra no prever el futuro.


(Aquí me las den todas, 01-02-09)

4 comentarios:

Daniel dijo...

Es una polemica que no existe en la comunidad escolar es la clasica bronca de la extrema dedecha, apoyada por la iglesia catolica.Saludos

Doctorín dijo...

Hola:
Hace tiempo que sigo este blog por aquello de que hay que leer de todo, incluso la basura que destilan tus artículos, que no podían ser más partidarios e ideológicos. Me he resistido a escribir hasta ahora por aquello de no dar publicidad a la bestia. Sólo quería pedirte que, si tienes algo de moral, reflexiones sobre la beligerancia e intransigencia de tus artículos que, dicho sea con el mismo ánimo constructivo que tú dices defender, son infumables. Atentamente y hasta nunca.

Small Blue Thing dijo...

Peroperoperoperopor qué les ha ofendido tanto la chorrada en cuestión?

¿No se supone que Dios es Infinito y deberíamos considerarLe por encima de nuestras parafilias personales?

Lordo dijo...

Últimamente, aquí o en wordpress, atraigo mucho troll, ¿será el perfume? Aunque... ese doctor... Zari ¿eres tu?