domingo, 22 de marzo de 2009

Pocos suicidios


Siento empezar así de crudo pero el hecho de que, ni entre los grandes ejecutivos ni en la bolsa, haya habido algún intento de suicidio significa que el tratamiento de la crisis en España lo estamos haciendo mal. Siento decirlo pero lo digo como lo siento, esto es como los regalos (y aquí estamos regalando fondos públicos a ladrones de guante blanco), lo que importa es el detalle. Y ni eso han tenido.
Así se lo topó Obama cuando en la aseguradora AIG se repartieron las ayudas estatales como primas para sus directivos. Esta gente siempre gana, y cuando pierde tienen el colchón de la gente que se paga el pan con el sudor de su frente. Pero no hay que irse muy lejos, esta semana los directivos de las empresas que cotizan en el Ibex 35 se subieron el sueldo un 11 por ciento de media. Será por lo bien que lo han hecho, aunque el cómputo global del índice dice que esas empresas han perdido un 14 por ciento de beneficio.
En SEAT los trabajadores han aceptado una congelación salarial de un año a cambio de la fabricación de un nuevo Audi, pero el presidente de la compañía, Erich Schmitt les ha pedido que la rebaja de sueldo se prolongue por dos años. ¿Se congelará su millonario sueldo Schmitt mientras la compañía tenga problemas, o sus errores sólo los van pagar quienes se manchan las manos para comer?
A ver cómo lo explico para que lo entienda esta gente. No tienen incentivos para salir de la crisis, es decir, no sienten miedo. Hasta que alguien no vaya a la cárcel no se podrán las pilas. Es hora de la mano dura para el guante blanco.

(Aquí me las den todas, 22-03-09)

1 comentario:

Small Blue Thing dijo...

Item más: los intentos de suicidio, y sobre todo las crisis emocionales, están colapsando los centros de atención primaria en la Comunidad de Madrid.

Y algunos medios argentinos hablan de epidemia.

Los de los curritos, vamos.