jueves, 7 de mayo de 2009

Aguirre es cojonuda


Que al presidente de la patronal no le guste Zapatero es algo lógico y también un elogio para el presidente del Gobierno. Por eso no extraña el contenido de la pillada de ayer a micrófono abierto cuando Díaz Ferrán achacó los problemas económicos del país a "los años de Zapatero". No extraña, o sí; porque para creerse de verdad (y es lo que tienen los micrófonos abiertos, que nos revelan la sinceridad de los pillados) que la crisis no tiene nada o poco que ver con el contexto internacional y sí con las medidas de ZP, hay que ser un fanático, o un estúpido


Por más que me ruco la cabeza sigo sin encontrar qué hubo en los años de ZP que tanto puede haber agravado la crisis a ojos de la patronal. ¿No intervino lo suficiente en el mercado inmobiliario? Pero cuando los pisos doblaban su precio al paso de los semestres toda intervención se veía como prosoviética. ¿Debería haber abaratado el despido? Pero cuando vinieron mal dadas subimos de pronto a 4 millones de parados. Tan difícil no sería despedir a la gente, no habría tantas trabas, que son 4 millones.


Por supuesto, para Díaz Ferrán, igual que como para Esperanza Aguirre (que para él es "cojonuda", como Aguirre no hay ninguna) las soluciones pasan por eliminar "subsidios" y "gasto público". Liberales a tope, ¿o no?. Bueno, en el caso de Díaz Ferrán yo diría que no es muy sincero, o al menos a micrófono abierto no hace tanto que pidió al gobierno "un paréntesis en la economía de mercado". Hubiera estado bien poder ponerle al presidente de la patronal un micrófono en el cerebro, a ver qué estaba pensando. ¿Las ayudas a la banca y a las empresas las cuenta como subsidios, como subvenciones, o como gasto público? Vaya jeta.


El caso es que es el liberalismo el causante de esta crisis, ya no sé como explicárselo. Miren esto es la caída del Muro de Berlín, pero al revés. No soy contrario a que se ayude a la banca y a las empresas, pero con garantías sociales y, por supuesto, con el compromiso de la dimisión o despido de los consejos de administración y presidentes de las compañías y bancos subvencionados. Lo que hizo Obama con General Motors. Lo que no ha hecho aquí ZP, eso sí pueden reprochárselo.

2 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

Miremoslo, como decía el otro día uno en Escolar, por el lado bueno: si la CEOE protesta contra Zapatero, es que la cosa promete.

Y por cierto, ¿recuerdas lo que te dije de Aguirre y la desaparición de la Consejería de Cultura, Educación y Deportes? Pues dice un gilipollas en el Facebook que es "lo mismo" que el nombramiento de Ángeles Gonzáles Sinde, "porque los políticos son todos iguales".

Y esa última frase es la que apuntalaba el tipo de la CEOE: desgaste, desgaste y desgaste.

Lordo dijo...

Totalmente de acuerdo en lo de los ensimismados mismistas, lo de "todos son iguales" lo pagan los de siempre. Y sí, un presidente que es el anticristo para la Iglesia y el culpable de la crisis para la patronal es que es un gran presidente.