viernes, 1 de mayo de 2009

Culus loquitur

Agotados ya todos los argumentos racionales en el debate entre monarquía y república (pues es lógico que los ciudadanos elijan a sus gobernantes y no que confíen ciegamente en un linaje); los económicos (pues es más barato el gasto de mantener a un presidente y a sus allegados inmediatos por un periodo limitado que sufragar los gastos vitalicios de una familia extensa de padres, hijos, nietos, cuñados, yernos y primos en diversos grados), dejemos que hablen los meramente estéticos:



Definitivamente, la república sale ganando.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo contigo en lo de que es más barato mantener a un presidente que a una familia real. Familia real hay una, en cambio imaginate cada ex-presidente, con su escolta, su coche oficial, su pensión vitalicia. Con tres o cuatro expresidentes de república iriamos de culo, asi que ese argumento no me vale, señor.

Lordo dijo...

También la familia real tiene su escolta, coche oficial y demás, todo extendido a hermanos, hijos, nietos, etc. Creo que incluso la pensión vitalicia de una decena de ex presidentes no alcanzaría el presupuesto oscuro de una familia real.