domingo, 3 de mayo de 2009

Meme facha


Este es el último meme facha que circula por los marcadores sociales de EEUU, se trata de una viñeta fechada en 1934 --en plena expansión del New Deal de Roosvelt-- y me da un poco de pereza traducirla toda; pero viene a decir que el Gobierno gasta en exceso, culpando al capitalismo de la crisis, en un despilfarro --"¿Economía planificada o destrucción planificada?" se pregunta el titular-- que está dirigido por petimetres de Harvard y Columbia. Yo la vi en Reddit y en más de una ocasión y suele acompañarse del aviso de que quien no conoce la historia tendrá que sufrir que se repita. El despilfarro al que alude la viñeta es observado con complacencia por Stalin.


Me da un poco de pereza preguntarlo pero, ¿se puede ser más bobo? Resultan muy audaces las comparaciones entre la presente crisis y la que siguió al crack del 29, sí tienen algo en común. Será necesario una vasta inversión pública --el New Deal contó con planes de industrialización y obras pública a nivel continental-- para salir adelante. Es que la iniciativa privada no puede, es que la iniciativa privada ha fallado, es que la iniciativa privada o esconde su capital en paraísos fiscales o ruega ahora porque el Estado le saque las castañas del fuego.


Sí, más apoyo del Estado, pero con la petición expresa de que, en cada empresa que reciba ayudas, dimita el consejo de administración en pleno, que se vayan todos sus gerentes y presidentes. Y un compromiso de que se mantendrá el empleo. A lo que debemos temer si no queremos que se repita la historia es al descontento generalizado que abre las puertas a las soluciones totalitarias. Es un error haber pintado a Stalin en la viñeta, quien debería salir es Hitler.

1 comentario:

Small Blue Thing dijo...

Ayer me quedé un momento viendo Telemadrid mientras me preguntaba qué carajo hacía Carmelo Encinas compartiendo debate con la Chichi y Buruaga. Otro tipo, creo que el director de Época, clamaba lo siguiente:

- ¡No podemos levantar el país! ¡Eppaña se hunde con cuatro millones de parados... y 3 de funcionarios! ¡Siete millones de improductivos!

Así, ¿qué quieres?