lunes, 1 de junio de 2009

Ministro atristo


A la pregunta de ¿A quién debería haber puesto ZP en el Ministerio de Cultura?, los lectores de este blog han respondido:


--Sinde es un acierto, lo que importa es que hablen de ti aunque sea mal: 0 (0%)

--No debería haber Ministerio de Cultura: 5 (21%)

--A un erudito extranjero que no supiera nada de España, sería imparcial: 3 (13%)


--A mi: 15 (65%)


Bueno, pues muchas gracias, aunque dada la ambigüedad de la respuesta ganadora nunca sabré si esa mayoría cree que un menda sería un fantástico ministro o si cada uno de los 15 que han apostado por esa opción se cree el mejor capacitado individualmente.


Por primera vez en la corta historia de las encuestas de este blog una de las respuestas no ha sido votada por nadie. Me llama la atención que Sinde sume tanta unanimidad en el rechazo que provoca, tanto que me dan ganas de salir a defenderla, aunque sea por llevar la contraria. De momento, recordemos que, tanto que nos reímos de ella (yo el primero) por haber dicho "asustante", y resulta que la palabra sí que existe; y es correcta. Me temo que fue una casualidad afortunada, pero no le daremos más palos por ahí, que ya se los gana por empecinarse a los ataques al P2P. Seguramente la solución final al mal llamado problema de la piratería no le vaya a gustar a nadie, ni a los internautas ni a la gran industria del espectáculo que se hace llamar cultura, pero es que las cosas suelen ir mejor por el medio, un arco que no se tensa mucho no dispara, pero si se tensa demasiado se rompe. Lo dijo Buda.


Me temo que crece el anarcoliberalismo entre la juventud (sólo hay que leer Menéame) cuando veo que la segunda opción más votada es que no debería haber Ministerio de Cultura. Sin duda la administración está llena de caraduras, se pierde en chorradas fatuas, pero es que las cosas verdaderamente útiles no se suelen agitar en los telediarios. Un ministerio de Cultura hace muchas más cosas que meterse con internet y el libro electrónico, si no se os alcanza buscad lo que es el "1% cultural" en Google, y si teneis joyas arquitectónicas cerca de vuestra casa agradecereis sus existencia.


Tres personas preferirían a alguien ajeno a España para dirigir la cultural del país. Es una gamberrada que me atrae pero, ¿por qué creeis que un español no es imparcial? y ¿qué es ser imparcial en la cultura?

1 comentario:

Small Blue Thing dijo...

Disculpeme, yo no rechazaba a Sinde hasta la semana pasada. Lo que pasa es que me pudo el cachondeo.