viernes, 14 de agosto de 2009

La derecha perroflauta


¿Qué es un perroflauta? Ante todo, uno de los mejores insultos que ha dado de si la lengua castellana en este comienzo de siglo; perroflauta es literalmente el andrajoso acompañado de perro (a poder ser algo sarnoso) que mendiga generalmente maltratando a la música con una sola mano sobre la flauta mientras con la otra pasa la gorra (o mejor un gorro de lana andino). Porque, en realidad, el insulto perroflauta no se ceba en la pobreza, sino en quien se disfraza con la miseria siendo probablemente gente con pudientes y que disfruta jugando a ser revolucionario mientras se burla de la izquierda que se "contenta" con subir los salarios en cada convenio, aumentar el gasto público en sanidad o educación, o ganar en el Parlamento más derechos civiles aprobando leyes.

A la manera en la que para los europeos medievales el mundo era un lugar pequeño con una cosmovisión basada en la Biblia que les hacía pensar que a pocos de días del Rhin estaba Jerusalén y más allá el fin del mundo plano; para el perroflauta la política internacional apenas de reduce a Cuba (fantástico paraíso de igualdad) y Palestina (gloriosos resistentes contra los pérfidos sionistas plutócratas); España no es una democracia sino mera dictablanda directamente heredera del Franquismo; una tiranía contra la que toda resistencia es legítima. Por supuesto, oponerse revolucionariamente a esta despótica España (estado español, mucho mejor) es una gozada sin apenas peligro: existe habeas corpus, posibilidad de recurrir a diversos tribunales, libertad de reunión y manifestación, y además, aunque la totalidad de la prensa está dirigida por el capital financiero, nada impide la libre distribución de publicaciones de toda orientación política ya sea impresas o por la red. La cuestión es hacerlas, y hacerlas interesantes.

Como veis, hasta ahora el perroflauta parecía un bufón característico únicamente de la izquierda política; una parodia de quienes en otras partes del mundo de verdad se juegan la vida por una mínima dignidad laboral, o para comer, cuando aquí se puede despotricar (yo el primero) con la práctica seguridad de que nadie vendrá a arrastrarte a un calabozo de madrugada. Pero digo hasta ahora porque, en las últimas semanas, el PP ha elegido jugar al mismo juego para espantar a la opinión pública y distraer de sus crecientes cuitas con la justicia. Ha nacido la derecha perroflauta.

Primero fue Cospedal, denunciando unas escuchas ilegales de las que nadie más ha podido tener noticia, pero que le permitieron apuntarse al club de quienes creen que vivimos en un "estado policial"; le siguió Javier Arenas, hablando ya de dictadura; y ahora tercia Ana Mato, para quien Zapatero es la "persona más dictatorial del mundo". Ni Kim Jong-il.

Pero se trata de unas denuncias perroflautas, porque sufren la dictadura y el estado policial desde la playa en plenas vacaciones de agosto, seguros de que en septiembre regresarán tranquilos a su acolchado escaño en el Congreso. El PP tiene el morro de jugar a la resistencia contra la dictadura del estado policial español de 2009 cuando les cuesta horrores condenar sin tapujos la última dictadura de verdad que aquí sufrimos. Unos, claro, para otros fue de una extraordinaria placidez.

Les molestará horrores la comparación, pero lo cierto es que, a estas alturas, el PP se comporta como esa izquierda abertzale que apoya a ETA. Sí, porque niega que haya vías democráticas para plantear sus argumentos, sí porque no cree que la policía o los jueces se atengan al Estado de derecho, y sí porque como ellos, pueden jugar a la opresión con comida caliente todos los días sobre la mesa. Mariano Rajoy tiene hoy tanto de estadista como Otegui, porque al igual que él, niega que nos rijamos por leyes democráticas y nos atemoriza con la arbitrariedad de la fuerza bruta de un estado totalitario que, sabe muy bien, jamás le tocará un pelo de la barba. Imputados corruptos del PP presoak, ¡etxera!

No me resisto a enlazar unas imágenes de las protestas del facherío en EEUU contra las reformas del sistema sanitario porpuestas por Obama. Allí también hablan ya de totalitarismo y todas las milongas. Como me dijo Piezas, hay que ver cómo se parecen los neocon de uno y otro lado del Atlántico. Como le respondí entonces, es que los patrocinan los mismos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Estado español, mucho mejor. Un ciudadano-LOGSE prototípico. Que te hagan profe de educación para la progresía, o de fascismo blanco, cuando no estalinista, pasado por el turmix de del chiringuito de Zapatiesto, Pestiño y Rubalcabra.

Anónimo dijo...

Para el del comentario de arriba: eres mas tonto que un campo de cebollas. Piensa un poco, pepero, que no cuesta trabajo.

Anónimo dijo...

que culpa tendran las cebollas. El primero es tonto agricultura al margen.

Anónimo dijo...

aqui una foto de un peligroso perroflauta promoviendo la agitacion de forma violenta:
http://www.flickr.com/photos/edans/5850680102/in/photostream/

Anónimo dijo...

Quién ha dicho que se puede ser pepero y pensar ala vez.
Un peroflauta rojillo con afán de mosca cojonera.

Shauferman dijo...

Hola, te he tomado prestada la foto del perroflauta para mi blog. Me ha gustado leer el tuyo, un saludo y cuando quieras pásate por el mío.

Anónimo dijo...

MUY interesante el artículo. Me ha gustado mucho. Lo comparto.

Anónimo dijo...

ese articulo es muy interesante me gusto mucho º