jueves, 22 de octubre de 2009

La evidencia de los bobos


No acabo de entender la protesta porque la BBC le vaya a dar cancha en uno de sus más afamados debates al líder racista Nick Griffin. No la entiendo, y no porque no comparta el rechazo a sus viles ideas sino porque me parece de lo más contraproducente.

Primero, porque, --y además Griffin se regodea en ello--, se le está dando más publicidad a las tesis del BNP, un partido que propone la exclusión de los no blancos y zarandajas semejantes a estas alturas de la película. Pero sobre todo porque lo mejor en estos casos es discutir con esta gente, dejarlos en absoluto ridículo, desacreditar con la razón su bobo argumentario para dejar de manifiesto que si hay alguien inferior por aquí son ellos por su rematada estulticia.

Lo demás es darles una aureola de perseguidos y políticamente incorrectos que no ayuda nada, la verdad.

1 comentario:

Fet dijo...

Yo llevaba a Nick y a Peter Griffin.