viernes, 30 de octubre de 2009

Príncipes y princesas

Como sabréis me encanta echarle un vistazo a menudo a Sociological Images, un blog inteligente y perspicaz que se dedica a analizar los sutiles mensajes subliminales que nos rodean por todas partes para mantener firmes los estereotipos sexuales, o raciales. La pega (todo el mundo tiene una) es que, de vez en cuando, caen en la dulce tentación de lo políticamente correcto. Un ejemplo es esta entrada en la que se proponía deconstruir qué ofrecían en sus historias las distintas princesas de la factoría Disney:


Otro día podemos hablar de la dulcificación de las las verdaderas historias en las que se basó Disney (y antes que él, los hermanos Grimm o Perrault) para elaborar sus modernas realizaciones. Aquí hay un interesante estudio sobre Blancanieves; y sobre la perfidia general de Walt y sus productos industriales recomiendo el capítulo La sombra de Mickey Mouse, de Fracisco González Fernández, dentro del libro Imágenes del mal (Valdemar) editado por el Festival de Cine de Gijón. Pero este análisis apuesta porque, al fin y al cabo, con su belleza y su sexo conseguían ser salvadas por un príncipe y ya está. Ninguna otra característica relevante, sólo una bonita cara y una figura sugerente las haría triunfar. Mal ejemplo para las niñas, ¿no? Pues no. La entrada se envío a Reddit y allí hubo una polémica bastante interesante en la que se dedicaron a desmontar este planteamiento. Algunos comentaron que Blancanieves, por ejemplo, no sólo era hermosa sino "amable y generosa" y es capaz de ganarse a Gruñón por "su amor incondicional" y Jasmine es una moza "independiente" que se enamora de Aladino por que él le demuestra respeto.

Pero yo no hubiera escrito mi propia entrada sólo con esto. Lo que más me gustó de las respuestas de Reddit fue su propia versión de qué mensaje ofrecen los príncipes Disney a los chicos:


Y no sólo me gustó a mí, Sociological Images actualizó su entrada para incluirlo. Es incontestable, sé rico (salvo Aladino), guapo, encantador y famoso. Y, para más Inri, sabemos de Blancanieves, Cenicienta, Jasmine... pero ¿cómo se llaman los príncipes? (salvo Aladino) porque, como añade el Bonus, "el chico que tiene una rosa no se llama Bestia".

Para mí esta es la diferencia entre hacer una denuncia fundada o quedarse en los tópicos.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Disculpa que haga este comentario pero si vieras las películas te darías cuenta de cuales son los nombres de los príncipes, por ejemplo el príncipe de Ariel se llama Eric, El de Aurora (La Bella Durmiente) se llama Felipe y para que lo sepas el de Jasmine, no se llama Aladino, si no Ali. Acabo de encontrar una pagina donde te puedes instruir un poco sobre esto http://es.wikipedia.org/wiki/Pr%C3%ADncipes_Disney.
Gracias

Anónimo dijo...

Siempre habrá alguien que en su frikismo reconozca a todos los personajes de Disney pero lo que está claro es que la mayoría de la población podría identificar a las princesas pero no a los príncipes (salvo Aladín). De cualquier forma el mensaje que transmiten es claro, lo importante para la mujer Disney es ser sexy y guapa, no tiene otro valor que ofrecer y el de los hombres ser ricos (o parecerlo, como Aladín), cachas y guapos. Menudo reflejo de la sociedad.