lunes, 19 de octubre de 2009

Zombies de Marte, vampiros de Venus

Bueno, ya ha hablado todo el mundo de los 32 nuevos planetas extrasolares descubiertos, pero esta entrada no va de esto. En otros blogs, más rigurosos científicamente, podrán explicar mejor esta noticia. Aquí vamos a dejar paso a un poco de fantasía, imaginándonos cómo sería Venus si tuviera atmósfera y continentes.


Hace tiempo se hicieron experimentos similares con Marte con ilustraciones tan vistosas como esta:


O esta otra en la que se plantea cómo podría haber sido el planeta (hoy) rojo cuatro billones de años atrás, cuándo se piensa que aún guardaba más agua en su superficie.


Esta otra imagen muestra el relieve marciano por hemisferios.


Y de propina, este enlace que me encontré en Guerra Eterna. Un artículo de The Guardian que se pregunta por qué, entre el público adolescente, las chicas prefieren a los vampiros y los chicos a los zombies (aunque siendo muy rigurosos en este blog y en este asunto, diremos que, a veces, de lo que hablamos realmente es de infectados).

En esencia viene a decir que los vampiros tienen unas connotaciones sexuales más que evidentes que sirven para sublimar los no tan tiernos deseos de las zagalas. Para los mozos no hay florituras, sólo gusto por lo macabro y fascinación por el miedo. Los zombies, dice, no tienen ninguna implicación sexual; "Like boys, they are not subtle" (Como los chicos, no son sutiles).

Y puede ser, pero yo creo que esa es una de las frases más sexistas que he leído en mucho tiempo. Seré yo, estaré infectado.

7 comentarios:

Fet dijo...

Pues yo sí creo que la elección del zombi esconde también una motivación sexual. En el caso de los vampiros y las féminas está el juego del cortejo, la seducción y el abandono. En el caso de los chicos está la cosa de la satisfacción inmediata y primaria, instintiva, sin convenciones.
Es que somos muy garrulos. Qué le vamos a hacer.

Lordo dijo...

No lo había pensado así

Lordo dijo...

Bueno sí, sí que lo había pensado, es que a mí no me parece que seamos tan garrulos

José Ignacio dijo...

No somos, todos, insensibles y básicos, ni ellas son, todas, sensibles y profundas. De todo hay en este mundo, pero últimamente muchas mujeres consideran normal, o incluso moderno o feminista, definir a todos los hombres con esos epítetos.
Todas estas generalizaciones son erróneas. Hay demasiados hombres y mujeres en el mundo, como para poder agruparlos a todos, o a todas, bajo un mismo calificativo.
Esto ocurre, en parte porque los hombres no nos defendemos cuando se nos ataca como género. Si defiendes a los hombres te van a llamar machista. Un argumento muy socorrido cuando faltan otros.
También ocurre porque a una parte de los hombres no les incomoda ser considerados unos tipos básicos e insensibles. Por dos razones, creo yo, porque lo son, o porque resignarse a que lo son, les evita esfuerzos mentales y sentimentales.

Lordo dijo...

Bien dicho

Fet dijo...

Nenazas.

Fet dijo...

Y ya en serio, mi generalización es exactamente la misma que propone el post: ni todas las chicas son vampíricas ni todos los chicos zombífilos. Para los que sí lo son, mi primer comentario se ajusta como un guante.
Y desde luego me la pela que ataquen a nuestro género, José Ignacio, tengo bastante poco de corporativista con este asunto en concreto y, tras ver lo que milenios de dominio masculino han conseguido, cualquier ataque me parece poco. Es más, dado mi carácter eminentemente humano, prefiero considerarme persona y no sexo. Que esa guerra no es la mía, vamos.
Por motivos profesionales he conocido a miles de hombres en los últimos 20 años. Estoy a la espera de encontrar a uno que -en el fondo- no sea básico e insensible. Que llore mientras escucha a Zapata entonando el Nessun Dorma o se emocione ante la hermosura de la prosa de Rimbaud, no lo convierte a uno en un alma pura.
O así me lo aprendí yo.