lunes, 9 de noviembre de 2009

Orgía porrón

¡Ah!, el porrón, recipiente amado por los dipsómanos, nostalgia de los ancianos bebedores, elemento iniciático de las borracheras adolescentes, motivo de risión con los güiris. Pues es algo más, allá en el Chicago de los años 70 se adoptó como juego alcohólico sexual en finas fiestas de gente liberal rebautizado como Orgy (Orgía).



El anuncio es todo él un descojono. Desde la etimología del producto, que la wikipedia indica de "origen incierto" en el catalán, pero que en Chicago --con todo atrevimiento-- se traduce como To pour it on (literalmente, vertirlo, casi escanciarlo). El juego, por equipos, tiene por objeto ver quién consigue una trayectoria mayor en el manado de la bebida (escogida a gusto del consumidor) y menores derrames fuera del objetivo, la diana, bucal.

Lo mejor: el premio es "opcional", por favor usen su imaginación; y si no tienen miren las churris del anuncio.

Además, Orgy incluye un precioso porrón, baberos, y libro de instrucciones, por sólo 10 dólares. Ya sé que voy a pedir a los reyes magos estas navidades.

No hay comentarios: