martes, 1 de diciembre de 2009

Mea culpa


El director del ABC, Ángel Expósito, "sólo" ha tardado tres días en pedir disculpas por el trato que se le dio en su periódico al joven detenido en Canarias tras la muerte de una niña de tres años.

Lo hace en su videoblog (que debe ser un vicio de los director de periódicos) y no en la portada, como corresponde. Pero además, Expósito echa balones fuera y reparte culpas entre "los medios" en general y las "fuentes" de la investigación (médicos y Guardia Civil, supongo). Pero no vale. No, porque si hubiera titulado "Un joven detenido por la muerte de una menor de 3 años", sin poner presunto ni nada, no hubiera habido este escándalo. Lo hay porque puso la imagen del detenido a todo tren con un titular de condena, sensacionalista y amarillista. Ni los médicos, ni los pikoletos, ni nadie más que Expósito es responsable de escribir "la mirada del asesino".

Y esto vale para muchos otros temas, como mezclar la sentencia del Estatut con el partido Barça-Madrid; pero eso ya es mucho pedir...

Pero no nos quedemos ahí, lo cierto es que --cuando oí la noticia-- yo me pasé un buen rato imaginando las horrendas torturas anales con que compensaría en el talego a un asesino y violador de niñas. No hice una portada con ello, ni un post, ni nada, pero lo pensé. Entono el mea culpa, y me gustaría que otros lo hicieran también. No a la manera de Expósito, sino a la de Enric González ayer, que repartió tortas para todos y con razón y criterio.

No hay comentarios: