jueves, 3 de diciembre de 2009

No, libertad

Pues claro que hay que retirar los crucifijos de las escuelas públicas. Y de las concertadas también. ¿Pero todavía quedaba alguno? Mejor que crucifixión siempre es libertad.



¡Ah!, los Monthy Python eran insuperables, pero sólo porque no coincidieron en el tiempo con Cospedal, maga, o reina maga, del humor, que no se sabe las sentencias de Estrasburgo. No puede haber crucifijos en las aulas por la misma razón por la que no hay en misa una pizarra con ejemplos de trigonometría; es que no es su sitio. Y esto debe quedar meridianamente claro, si hay polémica es porque los religiosos están tratando de ocupar lugares que no les corresponden, los que nos oponemos a semejantes zarandajas no atacamos a nadie, nos estamos defendiendo.

3 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Pero ¿en qué puto cole público hay crucifijos?

Yo tengo un chaval en un colegio de primaria y otro en un instituto. Públicos los dos, claro. Y en ninguno hay ni cruficados, ni ahorcados, ni guillotinados. ¡No tienen ni sillas eléctricas!

Anónimo dijo...

Que los quiten, y en su lugar pongan al niño Jesús, que es mucho menos morboso y mas sano para el desarrollo mental de los niños que el crucificado.

Magapola dijo...

Pues, Graucchus, hay que ir un poquito más allá de 1 metro a la rdonda (tu familia) para ver el mundo...

Yo quiero que pongan a este.