lunes, 25 de enero de 2010

Foncalada VIP


La Consejería de Cultura asturiana ha aprobado que, al lado de la Foncalada --fuente prerrománica que es una de las únicas muestras de arquitectura civil de la Edad Media--, se abra un disco-bar con la condición de que los rudos porteros del local se hagan cargo de su seguridad.

El ayuntamiento ha montado en cólera en lo que podríamos definir piadosamente como un fino ejercicio de cinismo; dadas las condiciones en las que han mantenido el monumento en las últimas décadas. Trato de buscar las palabras más precisas para explicar a quienes no seáis de Oviedo el entorno que rodea a la fuente. ¿Cómo definirlo con corrección?, ¡ah, sí!, una puta mierda de hormigón que la deja encajonada entre unos cuantos edificios y una vía que lleva al centro.

Mi primera reacción al conocer la noticia del disco-bar fue de indignado conservacionismo pero me lo he pensado mejor, ¡qué narices, tienen razón! Por fin se tomarán medidas contra el auténtico peligro que acecha a la Foncalada, no el abandono municipal, ni la contaminación; sino que vayan a pisar sus losas individuos que vistan calcetines blancos. Ya era hora, menos mal.

De hecho, desde aquí, quiero mostrar mi apoyo a la Consejería y emplazarles a que acuerden iniciativas similares con el resto de edificios del Prerrománico asturiano, desde Santa María del Naranco a Santa Cristina de Lena. Urge ya una ruta prerrománica de discotecas que cambie el bakalao por pantocrator y theotokos. Quienes se opongan a esto son enemigos del progreso, no saben de lo que hablan. ¡Más neón junto a los contrafuertes!, ¡el agua de la Foncalada que se embotelle y se venda al precio de Evian a los asiduos VIP!

No dejéis que la noche os confunda.

1 comentario:

Small Blue Thing dijo...

Hay que proponer al Ayuntamiento de Oviedo como redactores honoríficos de El Mundo Today.