jueves, 28 de enero de 2010

Idealización infantil


El 90% del tiempo que dedico a ser espectador audiovisual me lo consumen las series infantiles; y algo tengo que hacer con la cabeza para no quedarme infantilizado. Llevo un tiempo pensando en cómo se muestra la idealización nacional en tres series para niños muy pequeños, las tres bastante buenas, y las tres de animación. Lo ideal sería que vierais algún episodio pero aquí sólo voy a enlazar las páginas oficiales, que sirven para formarse una opinión.

Las aventuras de Piggy y sus amigos (Jakers!, en inglés) narra los recuerdos infantiles de un cerdito abuelo que les cuenta a sus nietos cómo fue su vida de niño en Irlanda. Sus paisajes son verdes, con hermosos muros que separan prados, casas blancas y un atrezzo en el pueblo que recuerda a las franquicias de tabernas iralndesas. Toda la Irlanda idealizada es ya Innisfree, el pueblo de Quiet Man (El hombre tranquilo, que es, por cierto, mi película favorita).

Los hermanos Koala transcurre en Australia. Aquí el paisaje es desértico, las casas son una suma de cacharros, desvencijadas pero acogedoras, es la visión de un territorio aún salvaje, duro y exigente, pero muy hermoso, apropiado para el tópico positivo del australiano, un non nonsense man; un tipo honesto que no admite chorradas.

El cartero Pat es la Inglaterra idealizada de limpias calles y casas con jardín. El pueblo inglés tiene su eficiente servicio de correo y su flamante estación de ferrocarril donde todos los trenes son puntuales. Hasta el pastor de la iglesia anglicana es enrollado y toca rock al piano cuando no le ven los vecinos. La inglaterra rural, el más civilizado de los paisajes rurales, se muestra aquí en todo su apogeo y que llueva a menudo es parte de su encanto.

¿Y en España? Lo siento pero lo único que se me ocurre es el barrio de Espinete y Chema el panadero, entorno de periferia urbana con la que podría identificarse un niño de principios de los 80, como yo lo fui. Hoy la mejor serie infantil española --quizá una de las mejores series infantiles de todos los tiempos-- Pocoyo, ofrece un paisaje blanco, con árboles rojos, que no responde a las leyes de la física.

Puestos abrir debates que acucian a la sociedad española propongo abrir el de por qué nuestra serie infantil nacional sólo nos muestra un llano pálido infinito. Sería un tema serio y adulto para discutir. Debatir sobre la cadena perpetua es una infantilada.

No hay comentarios: