sábado, 16 de enero de 2010

Tonto o malo



Resulta difícil saber si hay que tomarse el caso del retrato robot de Osama viejo basado en Llamazares como algo de risa o de pena. Lo primero lo sugiere la primera versión del FBI, que dice que se hizo con la imagen de ex coordinador de IU buscando en Google, como un pelanas cualquiera. Pero resulta difícil de creer si se tiene en cuenta que ya han usado el pelo de Llamazares para otros retratos robot de terroristas, usan al buen Gaspar como los recortables de las niñas, en este blog lo hacen con más gracia.

¿Es peor ser chapucero o malvado? Es un dilema más común de lo que nos pensamos, a veces parece mejor quedar como estúpido que como pérfido. Quizá hay en el FBI un poco de las dos cosas, por lo pronto, y con toda la razón del mundo, Llamazares dice que no se le pasa por la cabeza viajar a EEUU. No es para menos teniendo en cuenta que han usado eso, su cabeza, como modelo de los carteles del hombre más buscado del planeta, y podría detenerlo o hacerlo desaparecer, que parece que se estila mucho eso.



Tiene razón Llamazares también cuando ahonda en el tema chapuzas y recuerda que toda la historia de los escáneres corporales en los aeropuertos sólo oculta la incompetencia de los servicios de seguridad (beatificados por Hollywood) que son incapaces de cruzar datos para detener a un tipo del que hasta su padre advirtió que tenía intenciones de cometer un atentado. Dejen de vendernos aparatos y hagan su trabajo.

Eso sí, no podemos reconocerles originalidad a los agentes del FBI, eso de usar a Bin Landen para jugar al photoshop ya lo inventó La Razón con Arzalluz, para que luego digan que eso del ¡Que inventen ellos! es un vicio español.

1 comentario:

(*4*)trazos dijo...

Desde luego, y visto lo visto, hemos de reconocer que la T.I.A. existe y, en su maldad o estulticia, es francamente peligrosa