viernes, 8 de enero de 2010

Y una isla


A la pregunta de ¿Qué distopía acertó más? los lectores de este blog han respondido:

--1984: 10 (27%)
--Un mundo feliz: 16 (44%)
--Matrix: 10 (27%)

La verdad es que podía haberme currado un poco más la encuesta, qué se yo, con El Planeta de los Simios, (como la foto de arriba) o Farenheit 451, o, incluso, ahora que se va a estrenar, La Carretera de Cormac McCarthy. Pero no, hablábamos de distopías, no de tramas post apocalípticas.

Venga, triunfo claro para Aldous Huxley, aunque por un tiempo Matrix llevó la delantera. Personalmente adoro Matrix (sólo la primera película) por sus aún no explotadas posibilidades y lecturas. Desgracidamente, en mi opinión, se les fue la olla a sus creadores y tiraron el tema a la basura con la trilogía. No ocurre así con la estupenda serie de cortos animados Animatrix (si no la visteis ya estáis yendo). La profesora Concepción Pérez escribió un estupendo libro para enseñar Filosofía en Secundaria viendo Matrix, lo editó Madú, aunque aquí hay un buen artículo al respecto.

Espero que en el repunte de Un mundo feliz no haya influido este gran cómic que compara las obras de Huxley y Orwell con una apuesta decidida (y no sin razón) por los aciertos del primero. Se trata de una visión del libro de Huxley en la que se destaca el terrorífico poder del hedonismo, pero no acaba de convencerme. Aunque no es que nuestra sociedad brille por su movilidad entre clases estamos lejos de vivir en el sistema de castas genéticas que imaginó Aldous y las drogas, lejos de ser incentivadas por el Estado como sistema de control mental, siguen lamentablemente prohibidas (sí, a menudo yo pienso que la marihuana no sólo debería ser legal sino que además hay gente a la que no se le debería permitir salir a la calle sin haberse fumado un par de canutos, para que se calmaran). Si alguien ha pensado en hacer una analogía entre el Soma y la tele, creo que se equivoca, y que, con respeto al instrumento catódico, acertó más Orwell.

Cierro en todo caso recomendado que se lea La Isla de Aldous Huxley (creo que aquí se puede descargar en PDF), porque es el auténtico reverso de Un mundo feliz, con muchos aspectos que se tratan en uno y otro libro de forma más benévola y que ofrece, en esta ocasión, una utopía con un final desgraciado y tan real como la vida misma.

2 comentarios:

Magapola dijo...

Vote por ella, y genial lo del cómic, no lo conocía.

(*4*)trazos dijo...

Yo voté por 1984. Soy poco optimista y me pega un futuro cutroide en plan Eraser Head. Igual es que tengo la regla.