jueves, 25 de febrero de 2010

Alison Jackson


Me suena haber leído algo de Alison Jackson hace tiempo, alguna polémica por alguna de sus fotos. Es una artista que usa dobles de famosos --muchos de la familia real británica-- para retratarlos en situaciones cotidianas o maniqueístas. Tiene gracia porque el efecto está muy logrado. Sin duda la reina de Inglaterra se sienta para mear como el resto de los mortales, es probable que George W. Bush atragantado con un pretzel tuviera la misma pinta que en sus fotos, sin duda el príncipe Harry disfrazado de nazi hace el gilipollas así con sus amigos.

Lo interesante es que nos haga pensar sobre qué realidad nos ofrecen las fotos oficiales. ¿Son una manipulación en sí? ¿Por qué nos escandalizan menos que los recortes o los montajes?

No hay comentarios: