lunes, 1 de febrero de 2010

Espejo del alma

Hace mucho tiempo comentamos aquí una web que publicaba promedios de rostros tomando en distintas ciudades una serie de retratos para componer la cara más común del lugar. En esta otra imagen han tomado las fotografías de varios atletas de distintos países europeos para componer la faz media de cada estado.



Pero esta idea no tiene nada de nuevo. De hecho, cien años atrás el periódico New York Tribune ya se atrevía a especular con el futuro de las caras de América tomando como medida los rasgos --bastante estereotipados-- de los inmigrantes que llegaban al país.

Nada de negros, nada de asiáticos, nada de chicanos. Era demasiado suponer en aquellos tiempos lo mestizos que llegarían a ser los estadounidenses del presente. Pero lo inquietante de esta imagen es a quién me recuerda el rostro del americano del futuro imaginado por el Tribune. Ponedle el pelo más largo y el bigote más recortado, apenas hay que tocar los ojos o las cejas. Sí, es él.




Oh, my god!

2 comentarios:

(*4*)trazos dijo...

¿Entonces es un americano del siglo XIX?

¡Ah... un zombi! Ahora lo entiendo todo.

Anónimo dijo...

Porque espero a que quede cocido por los rayos de sol para zampármelo.

Saludos.