viernes, 16 de abril de 2010

Pederastas sin fronteras

La de hoy --parece que cada día tiene su terrible revelación-- es que un cardenal felicitó a un obispo hace solo 9 años por haber librado de la justicia a un sacerdote pederasta. Parece evidente para todos menos para la propia iglesia que el problema aquí no es que hayan tenido unas cuantas ovejas descarriadas sino que el rebaño entero puso todo su empeño en proteger a los violadores.

Tanto es así que en la agencia AP han publicado este magnífico mapa interactivo que muestra el despliegue internacional que la iglesia usó para trasladar a los curas pederastas de un país a otro para eludir los tribunales.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Menuda panda de sinvergüenzas, que asco dan, lo mismo que la iglesia que los ampara...