jueves, 27 de mayo de 2010

Mein

Dado que, ante el previsible acorralamiento de los tribunales, al presidente de la Comunidad Valenciana le ha dado por envolverse en la bandera, con proclamas al pueblo, y hasta se rumorea que podría crear su propio partido regionalista, he pensado en diseñarle un libro de cabecera:




De nada.

1 comentario:

Fet dijo...

Pues tó pá sie.