domingo, 6 de junio de 2010

Dubidubi

De todo lo que pone los pelos de punta al facherío español, sin duda el sexo es lo más divertido. Lo es, desde luego a la hora de hacerlo, pero a falta de práctica siempre nos podemos echar unas risas con los brincos de saltimbanqui que les empuja a los carcas el oír hablar de este tema. En esta ocasión, el espectáculo ha llegado de la mano de esta web que a la felonía de tratar sobre los mejores modos de atemperar la lujuria une en su vileza el hecho de estar diseñada en Cataluña, ya saben antesala del infierno.

Los hay que tiran por el condón y la masturbación, que ya les parece mucho; otros, los más radicales directamente han optado por llamar "zorra" y "guarra" a la consejera responsable del departamento.

Ya tengo dicho que para dar una buena educación sexual hay que hablar de pollas, mamadas y condones, porque en eso consiste la práctica del sexo. Se trata de enseñar todo lo que se puede hacer, que no tiene otro límite que todo lo que le apetezca hacer voluntariamente a los implicados en el asunto. Lo demás, tratar de reducir la educación sexual a clases de anatomía, o directamente no enseñar nada, sólo conduce al desastre, a los embarazos no deseados, a las infecciones, a los dramas, al dolor, a la angustia y a la vergüenza. Lo que quieren estos oscurantistas que todo lo reducen al amén, amen lo menos posible:

1 comentario:

piezas dijo...

Que a estas alturas un tema tan blanco como el de Les Luthiers pueda ofender (y lo hace: gente que molesta a toda la fila para largarse airada de la sala) nos da una idea de todo lo que se ha retrocedido en poco tiempo.

La libertad hay que seguir luchándosela. Se ve.