martes, 15 de junio de 2010

Hasta la vista, Jesus

Pasaba por ser la mayor estatua de Jesucristo construída por el hombre, el King of kings (Rey de reyes) de Ohio, gigantesco esperpento de dudosa (por no decir nula) cualidad estética, ha sido fulminado por un rayo y, tras el incendio, sólo ha quedado el armazón metálico.

Estaría bien escuchar lo que dicen quienes suelen culpar a los huracanes, terremotos o al sida, de los pecados de los hombres, a ver cómo explican esto.

O podrían decir que a dios no le gusta la idolatría. O mejor, como dicen aquí abajo, que Cristo-Terminator volverá


No hay comentarios: