sábado, 5 de junio de 2010

SK8

Con la polémica del Corpus de Toledo debería haber urdido un artículo sobre la importancia de que las instituciones del Estado mantengan su neutralidad religiosa, defendiendo que todos puedan identificarse con ellas independientemente de sus creencias, ya que españoles somos todos, los católicos, los protestantes, los musulmanes, los budistas, o los ateos.

Pero con determinada gente, que defiende sin darse cuenta (o peor, ¿se darán cuenta?) el nacionalcatolicismo, no hay nada que hacer. Es imposible razonar con ellos, todo lo consideran ofensivo, así que nada de subterfugios: ¡Hala, ahí va!, El skate, como Jesucristo, never dies...



1 comentario:

Oh.Magnolia dijo...

Asi como llegue, comente...


imposible discutir con un ortodoxo...


Open mind...

and live in peace...






adios!


paz&amor



(soy nueva en blogs!
espero no cometer locuras)