miércoles, 18 de agosto de 2010

España-Marruecos, la guerra que no fue


Al hilo del último conflicto bobo en la frontera con Marruecos, y dado que nadie hace caso de mi propuesta de legalizar la marihuana para plantar cara de la manera más honesta posible a la tiranía de Mohamed VI --es la forma más patriótica de boicotear al principal producto de exportación marroquí; además de ser una forma de ampliar derechos civiles, y dar un empujón al turismo y la agricultura nacionales--; y como ya se han hecho todo tipo de análisis sobre los motivos ocultos o no de esta mini crisis, voy a recomendar algo diferente y más entretenido.

Remontémonos al año 2002, cuando se produjo el conflicto de la isla de Perejil que se resolvió de forma incruenta. ¿Y si no hubiese sido así?, ¿y si todo hubiera acabado rematadamente mal, hasta el punto de desencadenar una guerra entre España y Marruecos?

Pues de eso se ocupan en el foro Alternate History, donde hace tiempo se escribió la historia paralela de la Guerra del Estrecho del año 2002, obra del Dr. Strangelove, alias de un brillante español, aunque todo está escrito en inglés. Quienes podáis leer en ese idioma disfrutaréis de un vibrante relato de lo que pudo haber sido y, afortunadamente, no fue. Para los que no hablen inglés, aquí va un pequeño y muy breve resumen:

"Los primeros encontronazos entre los gendarmes marroquíes y las fuerzas españolas acaban con muertos. La tensión se dispara y el reino Alauita invade Ceuta y Melilla (además de Chafarinas y el resto de pedruscos de posesión española en el lugar). Aznar dimite y se forma un gobierno de concentración con Rajoy de presidente y Zapatero de vicepresidente que planea el contraataque. Con muchas dificultades, España logra el apoyo de la UE para el abastecimiento de munición, mientras sus diplomáticos alargan y se resisten a todo tipo de mediación internacional, ¿por qué? El plan oculto es que, mientras España vuelve a ocupar Ceuta, Melilla y parte de la costa norte de Marruecos hasta Tanger, despliega una misión secreta en Argelia para rearmar al Frente Polisario y reabrir un nuevo frente en el sur. El relato termina con la formación de una República Saharaui, un golpe de estado en Marruecos para detener la guerra, y la ocupación permanente del área norte de país vecino hasta llegar a convertirse en una comunidad autónoma en un futuro lejano". Mi resumen no hace justicia al relato original, muy bien escrito y que se cuida en detallar cómo se desatarían incidentes racistas, ataques a mezquitas, atentados terroristas y el día a día --de forma muy realista-- de los episodios militares.

Tiene cosas bien elaboradas y otras mucho más discutibles, pero es una historia currada, entretenida y original, hecha historia-ficción. Adjetivos todos con lo que no se puede calificar la triste realidad de lo que pasa hoy en Melilla.

3 comentarios:

franjo dijo...

Estimado colega interesante su entrada y curioso el relato, pero....conociendo al sr. ZP dudo mucho eso de un gobierno de concentración y además con sr. Rajoy. Estupendo su blog del que soy admirador.

Dr. Strangelove dijo...

Coñe, las cosas que se encuentra uno. Me alegro de que le haya gustado; aunque releyéndola tras tres años tiene algunos errores bastante sonrojantes.

Aprovecho para hacer vil spam de mi siguiente contribución, que considero bastante superior: http://alternatehistory.com/discussion/showthread.php?t=86718

Es una historia alternativa en la que la Guerra Civil se evitó en el último momento. Si quiere ver a Buenaventura Durruti convirtiéndose en presidente de la República Española contra su voluntad, a Papuchi en el Día D o a Chiquito de la Calzada sirviéndole un fino a Ernest Jünger en la Málaga ocupada ya sabe.

Lordo dijo...

También he leído la historia alternativa de España sin Guerra Civil, Dr. Strangelove, y me encantó. La recomiendo encarecidamente.