lunes, 20 de septiembre de 2010

Quién es Leo Wieland


Andan hoy los ánimos revueltos por el artículo del corresponsal del Frankfurter Allgemeine sobre las "socialistas fashionistas" del gobierno español. Obra de Leo Wieland, el artículo, de tono bastante faltoso, sería un opinión más sino fuera por dos menciones concretas: la primera, el jocoso cambio del apellido de la vicepresidenta (de De la Vega a De la Vogue) y, segunda, la alusión a Bibiana Aído como "papá quiero ser ministra". Son llamativas porque cualquiera que deambule un poco por los páramos del internet local sabe que son dos clásicos del facherío nacional, a la altura de zETAp, Zetaparo, o el ministro "desatinos", por Moratinos. No parece muy fino para un corresponsal del FAZ.

¿Quién es Leo Wieland? Corresponsal primero en Washington, luego en Rusia y, finalmente en España (bueno, y Portugal y El Magreb, también), desde 2002. Un breve repaso en el buscador nos muestra a un periodista preocupado por "la balcanización" del Estado de las Autonomías debido a los nacionalismos; y muy crítico con la política económica del gobierno socialista; lo cual también entra dentro de lo normal. Pero, lo siento, últimamente nada es normal en lo referente al trato hacia España desde la prensa alemana. No desde los falsos rumores interesados de quiebra inminente del país (que favorecían al Deutsche Bank), y menos desde que, tras la exhibición de test bancarios españoles y la exigencia de que todos mostraran los suyos (España examinó a la práctica totalidad de su sistema financiero mientras Alemania nos enseñó al 60% más conveniente) parte del sistema bancario germano se quedara en bragas, si eran fashion o no que nos lo diga Wieland. Pero esas cosas escuecen.

Sobre la visión de las cosas de Wieland lo más descriptivo que he encontrado es esta entrevista con estas perlas:

--If there is no money in the State coffers and the deficit is above 10%, it’s not time to implement new social measures. All of these debates about inalienable “rights” sound good, but have no basis in reality.
Si no hay dinero en las arcas del Estado y el déficit supera el 10% no el momento de desarrollar nuevas medidas sociales. Todos esos debates sobre derechos inalienables suenan bien, pero no tienen los pies en la realidad.

Es decir, ¿Quieres derechos? ¿Puedes pagarlos?

--It has taken many years for German students to realize that what was needed was not more sociologists or specialists in Egyptian archeology, but rather economists or engineers, and also plumbers who are able to read and write. The market, with its rules of supply and demand, has already corrected many absurdities
Ha llevado muchos años que los estudiantes alemanes se den cuenta de que no hay necesidad de más sociólogos ni especialistas en Arqueología Egipcia, sino de más economistas e ingenieros, y también fontaneros que sepan leer y escribir. El mercado, con sus reglas de oferta y demanda, ha corregido muchos absurdos.

En fin, es de agradecer que no le gusten los fontaneros analfabetos, y está bien lo de los ingenieros. Pero, de verdad a estas alturas, ¿alguien serio se cree eso de el mercado y sus reglas de oferta y demanda? ¿Con la que está cayendo? Hay que ser ingenuo o vil para decir eso, y no sé qué es peor en un periodista. Pero me parece que todo esto explica el reportaje de hoy.

1 comentario:

Fet dijo...

A mí me entran a veces unas ganas locas de patear testículos.
No puedo evitarlo.