domingo, 3 de octubre de 2010

Madrid y el indio gorrón


El chiste del indio gorrón es así: Un vaquero, forastero, llega a este poblado del oeste y entra en el saloon. A su llegada todos le advierte, ¡cuidado con el indio gorrón!, pero el vaquero sigue impertérrito hacia la barra. Y allí se lo topa. El indio gorrón le mira y le pregunta; forastero, ¿de dónde eres? De Wisconsin, le responde. ¿De Wisconsin? --dice el indio-- ¿Conoces a ¿Thomas? ¿Qué Thomas? pregunta el vaquero; y el indio grita: ¡Un whisky doble!

Claro que el Tomás del que hoy hablamos es palabra aguda, y no llana. El secretario general del PSM será el candidato socialista para presidir la Comunidad de Madrid. No entraré en los entresijos de poder que han llevado a estas primarias, ni a cómo quedará la situación de ZP que apostó por Trinidad Jimenéz. No sé nada de eso. Sí que somos un país patético si unas primarias, que deberían ser la normalidad de la vida política, nos parecen lo extraño, lo raro y fuente de división.

Gómez ha ganado porque se ha ganado justamente la etiqueta de rebelde, y nosotros, los hombres y mujeres de este tiempo, amamos a los rebeldes, todos nuestros héroes lo son. Gómez ha logrado con su rebeldía el apoyo del 51% de sus militantes, y también de todos los que dentro y fuera de su partido quieren darle un bofetada a ZP. También con la rebeldía ha superado su mayor obstáculo que era el no ser muy conocido. Ya no nos pillará el indio con la pregunta, todo el mundo conoce a Thomas.

Ahora tiene una popularidad y un barniz de rebeldía; pero tendrá que rebelarse ahora contra quienes quieran usarlo como ariete contra ZP y amigos de ayer, serán mañana acérrimos enemigos. De cómo sepa llevar a los que hasta ayer eran rivales a su alianza dependerá que el PP no logre tomarse en mayo en Madrid su whisky doble, en la alcaldía y la comunidad.

No hay comentarios: