domingo, 17 de octubre de 2010

Star y Star

No soy muy trekkie, nada en realidad; y además suelo disfrutar chinchando a los que sí lo son con el tema de qué es mejor si lo suyo o Star Wars. Me parece obvio, por muchas razones:






En todo caso aclararé algo, tengo el mayor de los respetos a los trekkies estadounidenses. Los que crecieron viendo la serie original de niños, y luego llenaron las salas de cine para ver las películas. Ellos me parecen gente auténtica, un ejemplo para los fans de cualquier tipo. Los europeos en general, y los españoles en particular, me parece unos advenedizos que, salvo honrosas excepciones, se apuntan al sol que más calienta porque, ahora que existe internet y somos globales, esto mola. Diré además que me encantó la película Star Trek 2009, de lo más entretenido que me encontré en mucho tiempo; no sé si los verdaderos trekkies comparten esta visión. Me gustó sobre todo por su descarado plagio en todo tipo de escenas de El Señor de los Anillos (como cuando llega el joven Spock a rescatar al consejo vulcano de la destrucción, que parece que va a tirar el Anillo Único al Monte del Destino) o a los episodios de batallas en los capítulos I, II, y III de Star Wars. Pero han copiado bien, como debe hacerse.


Toda esta parrafada sólo es para acompañar la publicación de este hermoso mapa del universo Star Trek, que el de Star Wars lo sacamos hace poco:



Larga vida y prosperidad en este domingo.

No hay comentarios: