jueves, 30 de diciembre de 2010

Por qué no viene Cascos


Los militantes y simpatizantes del PP asturiano van a tener dos días para rumiarlo, Cascos no será el candidato popular a las próximas elecciones autonómicas, en su lugar irá la apuesta del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, su concejala Isabel Pérez Espinosa. Serán dos días porque el 1 de enero no hay periódico y son 48 horas para releer la edición de mañana.

Pero, ¿por qué? ¿por qué quienes a comienzos de 2010 llamaban "galáctico de la política" al ex secretario general del partido emprendieron en verano una feroz campaña en su contra que ha llevado al borde de la división al partido conservador en el Principado? El año que viene, que queda muy poco, prometo un análisis extenso; de momento, ahí van unas pocas claves.

Después de la ruptura del PP asturiano en 1998 con el nacimiento de URAS, el partido quedó de facto en manos del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, aunque la cabeza visible fuera el actual presidente Ovidio Sánchez. De Lorenzo intentó hacerse con el poder efectivo del partido en las últimas elecciones generales, cuando concurrió como candidato a diputado del Congreso, pero su fracaso fue estrepitoso. A comienzos del 2010, De Lorenzo era un firme partidario del regreso de Cascos, pero todo se torció en una comida privada en Madrid (LNE recoge el punto de vista del alcalde).

En ese relato se habla de purgas contra las juntas locales asturianas, y muchas de las reticencias de los actuales dirigentes del PP asturiano se deben a ese temor (la célebre motosierra con la que les amenazaban los fans casquistas, muy activos en su grupo en Facebook). No se recoge ahí una de las causas fundamentales de la ruptura entre Cascos y De Lorenzo, el asunto de Villa Magdalena (que precisamente hoy sigue de actualidad en los tribunales). Un breve resumen, el Ayuntamiento de Oviedo expropió esta villa por un valor mucho más bajo del real; los anteriores propietarios le ganaron en los tribunales y la demora y la desidia municipal llevaron la deuda con intereses a cifras astronómicas. La solución del alcalde fue ofrecer a los propietarios el subsuelo del centro de la ciudad, con un plan de párking subterráneo que supone levantar medio Parque de San Francisco (el pulmón verde de la ciudad) y, lo más importante en este caso, quitar la concesión del actual párking existente bajo la plaza de la Escandalera a la familia Masaveu, ¿no les suena? Es el segundo apellido de Alicia Castro, antigua diputada del PP, una de las apuntaladoras principales de la teoría de la conspiración del 11M en la pasada legislatura y aliada fidelísima de Cascos desde siempre. Cuando Alicia Castro, que dejó la política para ocuparse de los negocios familiares, vio peligrar precisamente éstos, acudió veloz a pedir ayuda a Cascos. El ex secretario general le expresó al alcalde que no apoyaría el párking ni sus millonadas. Ahí se desató la guerra.

Una trama colateral ha sido el apoyo explícito de Esperanza Aguirre a la candidatura de Cascos; que ha podido verse como una amenaza evidente al liderazgo de Rajoy. De hecho, así se ha tratado de vender desde el sector anticasquista del PP asturiano a lo largo de esta crisis.

Hay, claro está, una lucha de poder en la cúpula del PP nacional, pero antes de nada, como casi todo en esta vida, se trata de una cuestión de dinero, de muchísimo dinero, que está en juego en una mastodóntica operación inmobilaria en el centro de Oviedo.


2 comentarios:

Observador dijo...

Yo también estoy enganchado a los "cascosflautas". ¿Se sabe si las personas de la página de facebook son reales?
En

Observador dijo...

Sacado de la página de facebook: Encuesta en la COPE y todavía se puede votar. CREE QUE EL SR. RAJOY HA TOMADO LA MEJOR DECISIÓN PARA ASTURIAS? A estas horas: el 77% dice NO y el 33% SI.

No saben ni sumar.