martes, 7 de diciembre de 2010

ZPapa Americano


No creo en las conspiraciones, salvo en una que sostiene que hay un plan para destrozar el legado de Kurt Kobain permitiendo que cualquier mindudi pueda grabar versiones de Nirvana. Lo ha hecho Pitingo, Ramoncín y ahora Ainhoa Arteta, es evidente que esto es un complot y yo me lo tomo muy en serio. Pero sólo ese. Lástima que últimamente todo el mundo parece que vive en un estado de cierta paranoia, viendo oscuros intereses en todo lo que pasa, desesperados porque un trama de marañas pringa toda la realidad. No me extraña, vivimos tiempos de muchísima incertidumbre, en el que presiones de lejanos especuladores financieros deciden sobre la edad a la que nos jubilaremos; en el que el movimiento de millones de millones de euros se lleva por delante a países enteros sin que los ciudadanos puedan hacer nada más que mirar estupefactos.

Y en estas llegó la crisis de los controladores aéreos y la primera declaración de Estado de Alarma de la democracia, y muy pocos pudieron resistirse. Unos se lanzaron a insinuar que el Gobierno lo tenía todo planeado desde el principio para ganarse el favor de una opinión pública enfurecida y distraer al personal de la privatización de Aena; y otros han sugerido que la oposición participó en un contubernio con los controladores para crear el caos y forzar así un adelanto electoral. Que los controladores, un colectivo que se sentía muy fuerte por su capacidad de presión, decidiera por su cuenta y riesgo plantarse en el primer día del puente porque pensaban que el farol iba a colar parece que les resulta inconcebible. Y la verdad es que es lo más lógico, porque no estaban escaldados y siempre les había salido bien.

Tampoco culpo al respetable por caer tan fácilmente en la irracionalidad de las explicaciones esotéricas; son tiempos muy propicios en plena resaca de las revelaciones de Wikileaks. Pero hay que mantener la cabeza fría. En lo que estrictamente se refiere a España lo más grave ha sido descubrir que el fiscal general del Estado colaboró con EEUU para entorpecer la investigación del caso Couso y que el fiscal jefe de la Audiencia Nacional hacía lo mismo en el caso de las torturas de Guantánamo porque además le tenía rabia al juez Garzón. Lo demás; que Aznar es un ególatra, que medio PP piensa que Rajoy es un panoli o que Esperanza Aguirre es hiperambiciosa, ya lo sabíamos.

Bueno, es verdad, también está la infame condescendencia del gobierno socialista con el lado más oscuro de la política exterior norteamericana, desde los vuelos de la CIA a las presiones para aprobar la ley antidescargas de internet; pero lo cierto es que la conspiración de estas dos legislaturas lo que sostenía es que Zapatero participaba del eje del mal sudaca con Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales. Y resulta que no, que va. Era ZPapa Americano Ma Si Nato In Italy, sometido como un lacayo a las exigencias del imperio. Lo de toda la vida. Así que, conspiradores elijan; o ZP bolivariano o ZP yanqui. Las dos no pueden ser.

No está todo perdido, hoy es 7 de diciembre, el día fijado para que la gente saque masivamente el dinero de los bancos y así ahogar en falta de liquidez a los plutócratas culpables de la crisis. Si sale bien, usted puede ser parte de una nueva conspiración en directo. Decídase a participar pronto, mañana la vida va a seguir tan normal como siempre. Es decir, nada.


2 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

Qué poco fashion eres: no es paranoia, es pensamiento crítico, que no estás a lo que estás.

Javi dijo...

Ojalá ZP fuese bolivariano e introdujese aunque fuese un poco de esta filosofía en la Unión Europea, ¿pero en qué mundo vivo? Eso es imposible.

No debe extrañarnos que cuajen y se difundan todas estas historias de OVNIS. Vivimos en un país cuyas Universidades ofrecen Masters en Homeopatía. La gente va en coche, tiene internet y usa iPhone, pero el pensamiento sigue siendo el de la danza de la lluvia.

Saludos.