jueves, 30 de septiembre de 2010

El disputado origen de Chewbacca

¿He oído la palabra plagio? No corran tan rápido. Este extenso y documentado artículo de The Binary Bonsai de lo que trata más bien es de las verdaderas fuentes de inspiración de George Lucas a la hora de crear al gigante peludo. El creador de Star Wars siempre sostuvo que su perro Indiana (que, desde luego, le inspiró otra saga) había sido la primera musa. Quizá sí, lo cierto es que el artículo indaga en los primeros bocetos, los primeros esquemas de guión, el desarrollo del diseño gráfico, hasta dar con la portada de una revista de ciencia ficción de la época (los 70) sobre un relato de George R. R. Martin, ésta:



¿He oído George R. R. Martin? Sí, pero pasaba por allí, junto a muchos otros cambios y diseños; incluso el origen de la palabra Wookie en THX 1138. La conclusión del artículo es que Lucas no hizo surgir a Chewbacca de la nada, o al menos no de su perro, pero que un buen artista siempre toma prestado y un gran artista roba directamente.

Al fin y al cabo, el autor se pregunta, ¿qué aporta Chewbacca a la serie? Poca cosa, de un príncipe Wookie en el primer bosquejo del guión, pasa a ser un secundario de Han Solo sin mucha intervención y, realmente un limitado diálogo:


Pero sin Chewie nada sería igual. Es un jugoso elemento de la cultura popular. Ejemplos, el de arriba, o estos otros:

Un clásico de las tomas del making of, o las bromas del rodaje.
Che Bacca, por supuesto.

Sin hablar de la Defensa Chewbacca, un clásico de la jurisprudencia estadounidense.

martes, 28 de septiembre de 2010

Los 29 decentes


Mañana hay huelga general y llevamos unos cuantos días escuchando cuentos de terror de los piquetes. Ya saben, esos monstruos legendarios que deambulan por las calles los días de paro para atemorizar a la gente honrada que sólo quería ir a trabajar en paz. Hacen cosas terribles, llevan palos y pistolas de silicona para sellar las cerraduras. Esos ojos tan grandes que tienen, son para verte mejor, ¡buu! Y no digo yo que no haya elementos así en ocasiones, porque estos malos de cuento, como las brujas, haberlos haylos. Pero como ya somos mayorcitos, extraña que se hable mucho menos de otros quebrantadores de voluntades en las huelgas, otros que atemorizan a la gente honrada que, en paz, había decido no ir a trabajar. Sólo que estos no aparecen el día del paro, sino que extienden sus artimañas muchos días o meses antes de esa jornada.

Los antipiquetes, claro, no llevan palos ni nada semejante. Visten impecables y, a veces incluso, sonríen. No gritan (o es muy raro que lo hagan) sino que más bien susurran veladas amenazas: que a ver si te vas a marcar demasiado, fíjate que dentro de muy poco vamos a revisar los contratos (o, cada vez con más frecuencia, así no te vas a ganar el contrato); que la empresa sabrá bien valorar quién le es leal; que todos tenemos que remar en este barco (aunque no hayan cogido jamás un remo sino que nacieron con el timón en la mano, para poder virar a la deriva por muchos años, que para eso es suyo). No, estos monstruos que no salen en los cuentos sino que son los que van recalificando las parcelas de la realidad a su gusto, viven de atemorizar con el peso de la precariedad en los puestos de trabajo. Si se les pregunta por esos ojos tan grandes, te contestan: tu verás...

Hay mucha gente que dice que no irá a la huelga como una manera de protestar contra los sindicatos. Y hacen bien, porque a los sindicatos se les pueden reprochar muchísimas cosas y, seguramente, el día en el que más daño puede hacérseles es en una convocatoria de paro general. Lo que ya no tengo tan claro es qué día será el más correcto para reprocharles cosas a la patronal, que también tiene las suyas.

Emprendedores, como los buenos de los cuentos, haberlos haylos; pero los empresarios españoles han elegido y mantenido como presidente a un tipo que solo suma quiebras y no paga salarios. Y sí que debe ser representativo porque cada vez son más los que se apuntan a este modelo económico de no pagar los sueldos por el trabajo realizado, primero en la minería y ahora entre los barrenderos de Madrid. Total, no les pasa nada. En tiempos de bonanza, los empresarios se llamaban a sí mismos, ufanos, “creadores de empleo”. Pero en época de crisis se resisten a que se les reproche su destrucción. Ahora no va con ellos, son las circunstancias. Toda una economía de castillo de naipes basada en el mileurismo y los contratos temporales, en la que no se invierte en tecnología ni diversificación sino en la especulación urbanística, no tiene nada que ver con la patronal. La culpa es sin duda de los convenios colectivos, de las indemnizaciones de 45 días y de los liberados sindicales. Para protestar contra los sindicatos, está claro, que el mejor día es mañana, 29 de septiembre. Para protestarle a la patronal, lo decente debe ser otro 29, el de febrero, de esos que salen en el calendario solo de vez en cuando.


domingo, 26 de septiembre de 2010

La patria es la infancia

No hay una sensación igual al momento en que, muchos, muchos años después, nos topamos de pronto con un objeto, una canción, algo que amamos en la infancia y en lo que no habíamos vuelto a pensar en muchos años. Gracias a Internet yo ya lo he vivido un par de veces.

La primera al toparme con los volúmenes escaneados de esta colección de la serie Cómo hacer, que leí y releí durante muchos años.

La segunda, gracias a Refo, compañero de facultad y brillante cineasta, cuando me descubrió que habían subido a Youtube la colección completa de Cuenta Cuentos de Salvat.




Y yo también lo comparto por si alguno se emociona conmigo.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Camino recto

Este vistoso calzoncillo se exhibe, con maniquí giratorio, en una céntrica tienda de Oviedo. Ésta es la parte delantera:



Y ésta, es la parte posterior:


Me ha llamado la atención por el implacable mensaje de orientación sexual que lleva implícito. Dos flechas nos marcan el camino hasta la bolsa de la bragueta, destino final en el que hay que detenerse. Stop. Detrás hay un lugar de acceso vedado, no pasar, el camino recto al que no deben ir (ni dejar que les vayan) los hombres rectos.

Curioso y ambiguo, pese a que quizá esa no sea la intención del diseñador. Porque ¿es un calzoncillo que, dentro de la comunidad gay, sólo pudieran vestir los varones activos? Sería, la verdad, una pretensión basada más en tópicos sobre las prácticas homosexuales que, en la realidad; al menos la de aquí. Y, en todo caso, ¿quién dice que entre los heterosexuales no hay amantes de los senderos que se bifurcan?

Tanto poner el culo estrecho y lo que tienen así de angosto es la mente.

martes, 21 de septiembre de 2010

Los gitanos en Wall Street


Quizás usted recuerde otra versión, pero eso debe ser porque no está bien informado. La crisis que aún hoy nos atenaza comenzó hace dos años cuando un campamento de gitanos rumanos se instaló ilegalmente en Wall Street provocando graves desórdenes e inseguridad ciudadana en las cercanías de la bolsa neoyorkina. Fue así, no me lo discuta. Los gitanos rumanos que no se quieren integrar acabaron degradando tanto el entorno del centro financiero mundial que, una a una, las principales empresas y bancos internacionales fueron perdiendo la confianza entre ellos, quebraron y hoy estamos como estamos. Esto pasa por no cuidar que el tránsito de las personas se desarrolle con orden y respeto a las leyes, no como el flujo de capitales, que aún hoy circula saltándose fronteras que es un primor. Los ejecutivos de estas empresas y bancos lo pasaron tan mal que tuvimos que cubrirles los gastos y pagarles una indemnización para que repartieran dividendos, ¡qué disgusto, pobrecitos! Quizá piense que ante los problemas de delincuencia lo lógico es que se envíe a la policía a perseguir a los delincuentes, que suelen ser, por lo normal, personas individuales, cada una con sus dos brazos y dos dos piernas; pero eso es porque no debe estar bien informado. Todo eso nos costaría un pastizal invirtiendo los recursos públicos en el bien público, y tenemos otras prioridades. Lo que hay que hacer es coger a grupos enteros bien clasificados por su etnia y expulsarlos en masa, familias enteras; que ya sabrá distinguir dios a los suyos de los pecadores. Este método funcionó muy bien en las cruzadas y si no le parece correcto, llévese a los gitanos a su casa, ya que tanto le gustan.

Lo cierto es que, antes de la invasión romaní de Wall Street, aquí en España ya teníamos nuestros propios problemas y es que la economía iba mal, muy mal, porque todo nuestro crecimiento se lo llevaban los trabajadores que es que vivían en un lujo desmedido, con unos sueldos millonarios y aferrados sin remedio a sus puestos de trabajo. Y, tal era así, que cuando empezó la crisis internacional se disparó el desempleo porque las empresas tenían enormes dificultades para despedir a la gente. Así que es necesario que reformemos la ley para que nuestros emprendedores puedan empezar a despedir con más facilidades a mucha más gente todavía; sólo así se podrá recuperar el empleo, es totalmente lógico. Habrá quien trate de convencerle de que lo que hay que hacer es perseguir el fraude fiscal y la economía sumergida, y le dirán que sólo los trabajadores están pagando impuestos en este país y que por eso las cosas no se sostienen, pero eso son maledicencias de desinformados que no saben nada de economía. Porque el dinero sí que pertenece a personas individuales, cada una con sus dos brazos y sus dos piernas, y no se les puede molestar. Porque si empezamos a pedir que paguen impuestos como todo el mundo, igual se marchan con su dinero, que es suyo y sólo suyo por lo siglos de los siglos, a otro país. En una especie de repatriaciones voluntarias del capital, que como no tiene patria, va y viene por donde le da la gana y no se quiere integrar en ningún sitio.

Quizá no lo entienda, pero eso será porque no está bien informado o porque quizás es usted un gitano rumano y no conoce nuestras costumbres. Y recuerde, no estamos en el año 2010, todavía es 1984.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Quién es Leo Wieland


Andan hoy los ánimos revueltos por el artículo del corresponsal del Frankfurter Allgemeine sobre las "socialistas fashionistas" del gobierno español. Obra de Leo Wieland, el artículo, de tono bastante faltoso, sería un opinión más sino fuera por dos menciones concretas: la primera, el jocoso cambio del apellido de la vicepresidenta (de De la Vega a De la Vogue) y, segunda, la alusión a Bibiana Aído como "papá quiero ser ministra". Son llamativas porque cualquiera que deambule un poco por los páramos del internet local sabe que son dos clásicos del facherío nacional, a la altura de zETAp, Zetaparo, o el ministro "desatinos", por Moratinos. No parece muy fino para un corresponsal del FAZ.

¿Quién es Leo Wieland? Corresponsal primero en Washington, luego en Rusia y, finalmente en España (bueno, y Portugal y El Magreb, también), desde 2002. Un breve repaso en el buscador nos muestra a un periodista preocupado por "la balcanización" del Estado de las Autonomías debido a los nacionalismos; y muy crítico con la política económica del gobierno socialista; lo cual también entra dentro de lo normal. Pero, lo siento, últimamente nada es normal en lo referente al trato hacia España desde la prensa alemana. No desde los falsos rumores interesados de quiebra inminente del país (que favorecían al Deutsche Bank), y menos desde que, tras la exhibición de test bancarios españoles y la exigencia de que todos mostraran los suyos (España examinó a la práctica totalidad de su sistema financiero mientras Alemania nos enseñó al 60% más conveniente) parte del sistema bancario germano se quedara en bragas, si eran fashion o no que nos lo diga Wieland. Pero esas cosas escuecen.

Sobre la visión de las cosas de Wieland lo más descriptivo que he encontrado es esta entrevista con estas perlas:

--If there is no money in the State coffers and the deficit is above 10%, it’s not time to implement new social measures. All of these debates about inalienable “rights” sound good, but have no basis in reality.
Si no hay dinero en las arcas del Estado y el déficit supera el 10% no el momento de desarrollar nuevas medidas sociales. Todos esos debates sobre derechos inalienables suenan bien, pero no tienen los pies en la realidad.

Es decir, ¿Quieres derechos? ¿Puedes pagarlos?

--It has taken many years for German students to realize that what was needed was not more sociologists or specialists in Egyptian archeology, but rather economists or engineers, and also plumbers who are able to read and write. The market, with its rules of supply and demand, has already corrected many absurdities
Ha llevado muchos años que los estudiantes alemanes se den cuenta de que no hay necesidad de más sociólogos ni especialistas en Arqueología Egipcia, sino de más economistas e ingenieros, y también fontaneros que sepan leer y escribir. El mercado, con sus reglas de oferta y demanda, ha corregido muchos absurdos.

En fin, es de agradecer que no le gusten los fontaneros analfabetos, y está bien lo de los ingenieros. Pero, de verdad a estas alturas, ¿alguien serio se cree eso de el mercado y sus reglas de oferta y demanda? ¿Con la que está cayendo? Hay que ser ingenuo o vil para decir eso, y no sé qué es peor en un periodista. Pero me parece que todo esto explica el reportaje de hoy.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Joven Gandalf


Gracias a El Fenómeno me entero de que Ian McKellen anda diciendo que, probablemente, El Hobbit comience a rodarse en enero. A ver si es verdad, mientras tanto ¿qué tal sienta ver al actor que encarnó a Gandalf sin canas? Todos fuimos jóvenes.



Actualizado (20-09-10). Lo de la camiseta protesta en la visita del Papa tenía mucha gracia. Claro que era un montaje.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Puta gracia

La alcaldesa de Gijón hoy ha sentido que descendía sobre ella la justicia poética. Con "sonrisa prodifent" (así lo ha dicho) ha recibido la noticia de la denuncia de que parte de los folletos de las fiestas de San Mateo de Oviedo llevan en su contraportada la publicidad de un club de alterne.

La ironía de la alcaldesa le sabe a gloria después de la poco graciosa carta del alcalde Oviedo sobre el festival erótico que acogerá Gijón en noviembre, que a él le parecía muy risible y hasta se ofrecía de extra para un cameo o lo que cuadre en un hipotética película porno que se fuera a rodar, pero sin especificar qué genero, que no sé si le irá más el gang-bang, el gonzo, o algún fetiche concreto.

Aquí siempre he defendido las posturas que abogan por la regulación de la prostitución y no por la abolición; pero no deja de llamarme la atención en el conservadurismo de una cierta visión pacata y cínica a la vez del sexo, que abomina del sano erotismo (como si fuese algo sucio o, en todo caso, algo que se acoge con risitas cómplices); mientras que el puterío sí es lícito, aunque sea nocturno y algo clandestino, de compadreo varonil para culminar una noche de farra.

Dicho todo esto, llevamos un verano en tórrido en Asturias en el que lo mismo a la izquierda que a la derecha les ha dado por ponerse especialmente puritanos. Empezamos con la polémica por el cartel del Festival de la Cerveza de Avilés, que a la concejala de la mujer le pareció sexista. Es este:


Por cierto, que también se celebra un festival de la cerveza en el San Mateo de Oviedo con inspiración similar, pero nadie ha dicho nada.


Pues a mí los dos me parecen, cada cual a su manera, muy sugerentes y muy sanos. Lo mismo que me parece excelente que se celebre un festival de cine erótico en Gijón. Y estoy a favor de que quien voluntariamente quiera dedicarse a la prostitución reciba toda la ayuda posible para hacerlo en las mejores condiciones laborales y sanitarias. Y, a la vez que todo eso, aborrezco la esclavitud sexual a la que se condena a muchas y muchos de quienes tienen que prostituirse en este país; y especialmente aborrezco, a quienes dicen que tienen un local de copas o un hostal pero en realidad son proxenetas y a los que, encima, les ríen la puta gracia.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Porraimos

No sé a qué viene tanto cogérsela con papel de fumar porque Viviane Reading haya comparado las expulsiones de gitanos de Francia con el Holocausto Nazi. A algunos les parece una sobrada, otros que no viene a cuento, no sé si alguno ya habrá sacado a relucir la Ley de Godwin.

Bueno, el caso es que hubo realmente un genocidio gitano a manos de los nazis. El Porraimos, así lo llaman, que terminó con la vida de alrededor de medio millón de personas de esta etnia. Así que quizá sea una comparación que viene muy a cuento.

A los gitanos en los campos de exterminio les hacían vestir un brazalete con un triángulo marrón, como este:


Organizados que eran los nazis, que tenían triángulos para todos.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Ser legal

Gracias a Felipe González, que se ha sumado al grupo de ex estadistas que se han caído de la burra últimamente, vamos a pasarnos unos días discutiendo la legalización de las drogas. Medida que, en mi opinión, ya está tardando mucho.

No voy a repetir aquí los argumentos a favor de la legalización que, en mi opinión, son evidentes y facilitarían la resolución de muchos de nuestros problemas. Más bien quiero llamar la atención sobre el nuevo contra argumento que puede salir al paso en el caso de que mucha gente comenzara a tomarse en serio esta necesidad. Y es el de que la legalización --de la marihuana, o de las drogas en general-- podría ser en realidad un intento de resolver con atajos la crisis, en el mejor de los casos, tratando de sacar una gran cantidad de dinero negro a la superficie; o, en el peor de los casos, como una forma de anestesia social. Es la tesis de Santiago Niño Becerra, economista del Apocalipsis y astrólogo de la Era de Acuario (que yo no sé por qué a tanta gente le resulta llamativo cuando, seguramente, son dos oficios que funcionan exactamente igual).

Vamos a aclarar unas cosas:

La legalización de las drogas es, ante todo y en primer lugar, una cuestión de derechos civiles porque ninguna autoridad puede decirnos que podemos o no podemos meternos en el cuerpo a los adultos. Es, en segundo lugar, el medio más eficaz para tratar de ayudar a los adictos a cualquier sustancia porque se les puede tratar con la sustancia de verdad, no una mierda que es polvos de talco o boñiga de burro. Es, en tercer lugar, la única manera de acabar con el gigantesco negocio del crimen organizado que está a punto de poner en jaque a muchos estados (y con el crimen organizado de los especuladores financieros ya tenemos bastante, ¿no?) y, en último lugar es también un método muy saludable y lícito de ayudar a recuperar la economía.

Los detractores creen que si se legalizan las drogas se dispararía el consumo a límites insospechados. Algo así:


Lo que pasa es que eso es exactamente lo que ya está ocurriendo, otra cosa es que no lo quieran ver, los muy hipócritas.

martes, 14 de septiembre de 2010

Al Corán que más calienta


Todo el mundo se congratula de que el pastor Terry Jones haya dado macha atrás en su decisión de quemar ejemplares del Corán para conmemorar el 11-S. Todo este asunto nos habla de la responsabilidad de los medios por dar cancha a los desvaríos de un exaltado con 50 feligreses que acaban poniendo en alerta a las tropas internacionales en Afganistán, también de los resbaladizos límites entre la libertad de expresión y la ofensa gratuita pero, con los nervios, se ha hablado menos de otras cosas.

Las intenciones de Terry Jones me parecen despreciables pero, paso a paso, casos como este nos llevan a tratar de forma especial la delicada capacidad de ofensa de las gentes de toda fe frente al resto. Ocurrió, en el caso de las caricaturas danesas de Mahoma, cuando entre la ira musulmana y al Corán que más calienta, el Vaticano aprovechó para solicitar leyes especiales contra la blasfemia, leyes que hoy castigan en Irlanda con 25.000 euros de multa expresiones que un creyente considere insultantes. Conviene recordar que en el episodio de las caricaturas sí se trataba de caso inequívoco de defensa de la libertad de expresión, mientras que la quema de un libro sagrado es un acto que busca directamente el conflicto, sin ingenio, un puro insulto. Y, sin embargo, ¿quién es Terry Jones sino un hombre devoto que cree a pie juntillas lo que le dicta su libro sagrado? Lo cierto es que, pese a las proclamas contra el laicismo y el relativismo moral --que en España suelen ser la preocupación principal de los obispos-- este tipo de crisis que empiezan con una hoguera de papel y terminan con muertos de carne y hueso suelen ser obra de unos religiosos contra otros, todos convencidos de que poseen la verdad absoluta.

En vano trato de pensar en qué objeto podría tener yo en tan alto concepto que me lanzara furibundo a las calles si alguien tratara de prenderle fuego. Desde luego nada de lo que pudieran seguir existiendo copias exactas después de la destrucción de uno o muchos de sus ejemplares; quizá me indignaría por el ataque a una obra peculiar, única por sus cualidades artísticas o históricas.

Algo como los budas milenarios que dinamitaron los talibanes en el año 2001 y que no volverán a ser vistos por nadie jamás. Pero ni yo, ni siquiera los budistas, pensaron que esa barbaridad era suficiente como para lanzar turbas a la calle o amenazas de muerte. Sólo los monoteísmos están haciendo cosas semejantes poniendo a objetos o dogmas por encima de las personas; y, paradójicamente, encima son ellos quienes constantemente reclaman que se les proteja de forma especial.

Y lo curioso es que son las religiones las que, mientras nos hacen perder el tiempo con la defensa de la dignidad de los objetos inanimados, con más ahínco se dedican a promover el desprecio a los seres humanos.

En determinados países musulmanes las mujeres son parias sin derechos que no pueden recibir educación o ni conducir un coche; para muchos cristianos los homosexuales son enfermos que deben ser tratados con electroshock; para los ultraortodoxos de Israel es lícito arrojar ácido a la cara de quien deambule por sus calles sin cumplir sus estrictas medidas de recato. Bien está que se respeten las creencias de todo el mundo, pero ¿es que son respetables las creencias que denigran a otros seres humanos en nombre de la fe?

lunes, 13 de septiembre de 2010

Carteles para el PP asturiano

Conste que a mí todas las imitaciones de la campaña de Obama para otros comicios, o como están haciendo en las primarias de Madrid, me parecen una horterada. Pero, para entretenernos en Asturias, mientras Cascos no aclare sus intenciones, Rajoy se lo piensa y se lo piensa, y el PP oficial asturiano deja caer su terna de candidatos, les propongo estos carteles:

Para Joaquín Aréstegui:




Para Isabel Pérez Espinosa:


Para Pilar Fernández Pardo:

Y, por supuesto, para el único e inimitable, Francisco Álvarez Cascos:

domingo, 12 de septiembre de 2010

Una galaxia muy cercana

En este Dies Dominucus, y dado que pienso que Stephen Hawking tiene toda la razón, nada mejor que deleitarse con este mapa (muy grande) de nuestra galaxia que nos ofrece la revista National Geographic:



Pero como hay mucha gente que aún prefiere el fruto de la imaginación a la realidad, tengo otra opción:



También nos habla de una historia de redención, de la lucha del bien contra el mal y todo eso. Pero con estilo.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Acertar dos veces


No sé cuál de las dos versiones será cierta, si la de que Fidel Castro dijo que el modelo cubano ya no funcionaba; o la que en realidad, se trataba de indicar que es el capitalismo lo que está obsoleto. Yo pienso, en todo caso, que habría acertado de pleno las dos veces, se acabó la diversión.



Ha dicho Cristobal Montoro que el tope de un 75% de deuda exigido por el gobierno para que los ayuntamientos puedan recurrir a nuevos créditos para haberse establecido para fastidiar expresamente a los municipios gobernados por el PP, ¿está Montoro reconociendo que su partido es más despilfarrador que el resto? Podría rectificar dentro de un rato, como Castro, pero las cifras ya dicen que sí.


Y es que últimamente se está poniendo dificil distinguir la realidad de la ficción. En un caso por manipulación, en otro porque parece que no saben diferenciarlas muy bien.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Reforma coja


Finalmente hoy se ha aprobado la reforma laboral que abaratará el despido para, dicen, tratar de frenar el desempleo.

Reforma para un país donde 2000 mineros no cobran sus nóminas porque el empresario supedita la retribución del trabajo a que se aprueben unas ayudas a la industria, mientras que el presidente de la patronal dice que el pago de las nóminas a sus empleados sólo era un compromiso moral.

¿Seguro que lo que hace falta reformar aquí son los derechos laborales? Es una reforma que se ha quedado coja.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Fabes y almejes


En su sermón del Día de Asturias, el arzobispo de Oviedo ha hecho un discurso en defensa del modelo católico tradicional de familia que ha escogido unas metáforas algo equivocadas.

Ha equiparado la "prepotencia machista" a la "demagogia feminista" como grandes males de la situación de la mujer; y aunque yo a la segunda suelo atacarla mucho por aquí, la verdad es que no creo que pueda compararse con las muertes de la primera. Pero lo mejor ha sido su referencia a Covadonga que es, en su opinión, "como nuestros mejores caldos, las fabes y la sidrina tiene una denominación de origen, que es la cristiana".

Y la verdad es que no. Los historiadores debaten sobre el origen de la sidra, que podría haber tenido a su zumo antepasado en el Zhytos, en todo caso, romano o prerromano, pero bien pagano. La propia Covadonga debió haber sido un lugar de culto astur, consagrado al agua. Así lo sugiere la etimología del nombre del río Deva (diosa) que fluye en cascada bajo el santuario. Hasta la fabada, pese a ser muy popular, sólo puede remontar sus orígenes al siglo XIX.

Pero como estamos mezclando las cosas del comer con los discursos, ¿por qué no honrar también al muy asturiano plato de fabes con almejes? Quizá una mezcla así, del mar a la huerta, le parezca algo herética al arzobispo, como lo de las peras y las manzanas en la familia, pero se lo aseguro, está delicioso.

La Voz estrena diseño

El periódico La Voz de Asturias cambia hoy de diseño, para ver el papel hay que acercarse al kiosko; pero si andas por aquí no te cuesta nada pinchar este enlace para echarle un ojo a la nueva web. Mucho más fresca y a todo color, es un paso pequeñito, pero importante para el periodismo digital asturiano. Vamos a ver de qué habla su portada usando una nube de palabras:



La portada permite por primera vez acceso a blogs, uno el mío, y el otro --mucho más nutritivo-- el de Pergamino Raspado, una bitácora que se ocupa de todo lo relacionado con la web 2.0; con la comunicación, con la ciencia ficción, con la formación y el entretenimiento. No se lo pierdan.

Día de Asturias

Me paso casi todo el año defendiendo lo interesante que tiene la cultura asturiana, su literatura y su lengua. Por eso, en este 8 de septiembre, Día de Asturias, más bien recomiendo escuchar La mala reputación, de Paco Ibáñez.





Por llevar la contraria.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Capital y fascismo


El pasado mes de julio, un empresario escudado en un fondo financiero compró todo el cacao de Europa, disparando su precio, con el único propósito de especular. La semana pasada se conocía que, en EEUU, las empresas que en 2009 habían registrado un mayor número de despidos eran las mismas en las que sus consejeros directivos más habían elevado sus primas y compensaciones en el mismo año. Quizá mucha gente quiera seguir viviendo como si no se hubieran enterado, pero este sistema en el que vivimos ya no es capitalismo; o, al menos, no en el sentido clásico de un sistema económico que distribuye la riqueza en función de la oferta y la demanda según las necesidades de la sociedad. No, vivimos bajo una (eso sí) lustrosa tiranía de piratas, una pura mafia de cuello blanco para la que no existe la ley. Hay casos de empresas saneadas con dinero público en la que el coste de las primas de estos ejecutivos supera o iguala el supuesto gasto que se ahorra la empresa despidiendo trabajadores de mil en mil. Ya no es que se trate de una evidente inmoralidad, es que no tiene la menor lógica económica.
En los dos últimos años se ha hablado mucho, y con razón, de la crisis de la izquierda incapaz aún en el gobierno (como es nuestro caso) de plantear sus propuestas ante la recesión. Pero, lo cierto es que también la derecha está en crisis porque, ¿de verdad es esto lo que defienden?, ¿un sistema irracional en que se premia a los malos gestores, la ineficacia de que los peores acumulen todos los caudales, también los públicos, mientras los mejores se arruinan por falta de oportunidades? ¿de verdad? Otro clásico es que se ha abusado del término fascista en el debate político últimamente, pero, ¿qué es esto sino un puro fascismo que, en vez de poner a una raza en el centro de su loca ideología, corona a quien logra más dinero, ya sea por las buenas o por las malas?


No para cualquiera (06-09-10)

sábado, 4 de septiembre de 2010

Viajes espaciales

El sábado es uno de los mejores días de la semana para disfrutar de un buen gráfico. Este es uno de los mejores que he visto últimamente.


Un ejemplo de como mostrar de forma muy hermosa un concepto que puede ser tan complejo como la extensión de los viajes espaciales; el número de veces que se ha ido a la Luna (con o sin tripulació), frente a las sondas que aún están de camino más allá de Saturno. Y en la parte baja de la imagen, los objetos surgidos de la mano del hombre que más lejos han llegado, como la Voyager 1, al borde del espacio interestelar.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Lunnis y etnias

No es mi propósito criticar a Los Lunnis, un espacio que hace disfrutar tanto a tantos niños y que también ha sabido proporcionar momentos de hilaridad a los adultos, al menos a los que tienen dos dedos de frente, eso sí, a costa de los que no.

Pero me ha llamado la atención que, en su espacio patrocinado por Unifec, en el que se une a los protagonistas un superhéroe llamado Lunicef que promueve los derechos de la infancia, se da uno de esos casos en los que las mejores intenciones pueden terminar con un resultado peculiar, cuando menos, y que en países más encorsetados por el rigor de lo políticamente correcto, podrían haber despertado más de una queja.

En uno de los vídeos en que Lunicef canta junto al resto de marionetas a los derechos de los niños se junta un coro internacional, que busca retratar la rica y diversa variedad étnica y cultural de la infancia, ¿cuál es el problema? Que los Lunnis originales no buscaban un reflejo antropomórfico veraz; es decir, los muñecos son de color violeta, gris, amarillo, naranja o azul. Pero para tratar de representar a niños del mundo con marionetas semejantes hay que recurrir a los estereotipos:


Ya veis, tenemos a una niña oriental con gafas y un indio con un bindi en la frente.



En esta otra, la chica oriental ya es directamente amarilla, tenemos lunnis de piel oscura que lucen rastas o pelos afro; y aunque el resto parezca representar a caucásicos más bien tienen la piel rosa. Lunicef no, el superhéroe es quien mejor refleja las características de un blanco, en la tez y en el color de los ojos. Menos mal que tiene el pelo azul.