martes, 30 de noviembre de 2010

¡Comed democracia!


Dicen que durante el Bienio Negro, cuando los jornaleros iban a buscar trabajo en época de escasez, los terratenientes les echaban con un despectivo ¡comed república!; porque ellos debían de tener un empacho de libertades y, al poco tiempo, se afanaron porque el cambio de menú fuera definitivo y hubo taza y media, cuarenta años de dictadura. Esta semana comenzó antes de tiempo, con una reunión en La Moncloa entre el presidente y directivos de 37 de las 39 empresas más importantes del país con la vista en qué fuera a pasar ayer, lunes, cuando reabrieran las bolsas internacionales para ver si se aplacaba el furor especulador contra la deuda española. Desde entonces se repite un único mensaje, “urge” tomar las medidas “necesarias”, hay que “hacer los deberes”; sólo hay un camino, hay que emprenderlo con “decisión” sin que nos “tiemble el pulso”. Todo se resume en que, antes de diciembre, debe aprobarse la reforma de las pensiones, jubilarse a los 67 años; erradicar los convenios sectoriales en el ámbito laboral y también reformar las cajas de ahorros. Son asuntos que, normalmente, no trataría un presidente con los potentados del país, sino con el Parlamento; y que deberían ser fruto de un debate abierto en la sociedad; no fruto de la presión de los mercados. Pero ese tiempo ya quedó atrás, vivimos en la era del “lo tomas o lo dejas”, o eso o la ruina. ¿No os gusta? ¡comed democracia! Pero lo cierto es que todas estas medidas son, como suele decirse, pan para hoy, y hambre para mañana. Los famosos “deberes”, las medidas “necesarias” que se deben asumir, todos esos recortes, fueron una de las banderas que exhibió Irlanda en los comienzos de la crisis, y de hecho, fue alabada por los economistas de rigor que antes la elogiaban como “el tigre celta”. Nada de eso pudo evitar su debacle y el consiguiente rescate. No se puede apaciguar a un dragón con un poco de sangre de vez en cuando; o se le corta la cabeza o volverá a por más. No digo que no sea necesario cambiar muchas cosas de la economía española, pero ninguno de esos cambios será útil sino se cambia primero la estrategia del sálvese quien pueda que rige hoy en Europa. No puede haber una moneda única sin una política fiscal común, sin una economía realmente integrada y verdadero gobierno europeo que evite que los lobos puedan separar a los corderos más débiles del rebaño.

California está en la bancarrota, pero nadie se plantea que haya que rescatarla, ni sufre ningún ataque especulativo; está integrada en Estados Unidos y no se puede ir contra el dólar estado a estado. Claro, con esa política común no se podría a jugar difundir rumores en la prensa económica sobre un país para que las inversiones se acumulen en tu deuda segura; y así sí se podría exigir que los inversores privados acaben pagando con su dinero las quiebras, sin rescates del Estado; porque no tendrían la opción de abandonar un país cuando se sugiriera esa medida, no tendrían escapatoria en una Europa común.

Ese día, cuando exista un verdadero embrión de los Estados Unidos de Europa, podremos recuperar una nutritiva democracia que nos defienda de esta dictadura implacable de los mercados, que pueda imponerse con leyes aprobadas por ciudadanos frente a “deberes necesarios”. Los Estados-Nación de ahora no pueden, han sido devorados por una economía global que se les ha ido de sus pequeñas manos.


martes, 23 de noviembre de 2010

Huevos de eurodiputado


Los pasajeros de avión de Estados Unidos se están rebelando, han sentido que se estaban cruzando demasiados límites en los controles de seguridad, literalmente se han quejado, con perdón, de que les estaban tocando los huevos. “Si toca mis partes voy a hacer que le detengan”, le dijo un pasajero a uno de los agentes de seguridad del aeropuerto de San Diego, en California, mientras lo grababa todo en un vídeo que la semana pasada fue un éxito de audiencia en internet. Le habían obligado a un cacheo extremo porque no había querido pasar por el instrumento de tortura alternativo, el escáner corporal que, además de sospecharse que puede tener efectos nocivos para la salud, toma imágenes algo impúdicas de los pasajeros. Imágenes que se supone son destruidas de forma automática pero que también la semana pasada se ha descubierto que eran almacenadas de forma ilegal por cuerpos policiales. El hecho de que el cacheo se cebe en los genitales de quien no quiera pasar el escáner corporal es una medida consciente, establecida a propósito, con el objetivo dicen, de poner de manifiesto que quienes se nieguen rotundamente a los manoseos son terroristas que tienen algo que ocultar. Las autoridades saben que los ciudadanos de bien están dispuestos a descalzarse, a enseñar media nalga con los cinturones en la mano y, ahora también a dejase palpar la entrepierna sin rechistar.

En EEUU se ha iniciado una campaña para boicotear a las compañías aéreas proponiendo que los traslados en las fiestas de Acción de Gracias se hagan en medios alternativos, como en tren o en coche, y no sé que éxito lograrán pero al menos es una iniciativa ciudadana contra la arbitrariedad del poder. En Europa hizo falta que alguien le tocara las narices a un eurodiputado, a Ignacio Guardans, para que se conociera el texto de la normativa europea de esos controles, que era secreta. Miles de ciudadanos anónimos sufrieron en silencio las exigencias de quitarse los zapatos (que no es obligatorio) o de vaciar recipientes de líquidos (cuando está permitido llevarlos en bolsas transparentes y la norma no afecta a medicamentos); sólo cuando alguien con asiento en Estrasburgo se sintió molesto se empezaron a tomar medidas. Al fin al cabo, ¿cuál es el objetivo de los terroristas? ¿no es sembrar el terror, hacer que vivamos en un estado de miedo constante, recelosos del prójimo y dispuestos a sacrificar nuestra dignidad por la supervivencia? Pues lo están consiguiendo, pero con la ayuda de los gobiernos que les combaten. En realidad no le auguro mucho éxito al boicot de los aviones en Acción de Gracias porque las cenas familiares en vísperas de navidad son otro de los poderes fácticos verdaderamente temibles de este mundo y no se les puede amenazar con retrasos a la ligera; pero por algo se empieza.

Quizás en un futuro no muy lejano la gente también se canse de verdad de los atropellos económicos del sector financiero al que llevamos unos cuantos años rescatando con fondos públicos, esta semana en Irlanda. Los mismos que en unos días especularán con la deuda de los estados para que accedamos a tomar las medidas que los apacigüen, menos pensiones o menos derechos sociales. Algo habrá que hacer, porque no parece posible que ningún banco vaya a desahuciar a un eurodiputado a medio plazo; que parece que es la única manera de que por aquí se tomen medidas.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Finde irlandés


La canción más famosa de Irlanda es Molly Malone, que hasta tiene una estatua en Dublín. Trata de una joven pescadera que arrastra su carro por las calles vendiendo berberechos y mejillones hasta que un día muere de fiebre. Las malas lenguas decían que Molly llevaba una vida desordenada por las noches y ejercía la prostitución, de ahí su fiebre, pero eso son habladurías. Todos querían a la buena Molly.

Hoy se ha confirmado ya el rescate de Irlanda por la UE y el FMI y cada cual trata de hacer sus análisis. Como Molly se nos ha desplomado en mitad de la calle, y aunque todos queríamos a la buena Irlanda (para mí es un lugar muy especial en mi vida, por muchas razones, hasta mi película favorita es Quiet Man) no sabemos si tendremos que hacer caso a los rumores de que estaba llevando una vida licenciosa en materia económica. Tan ligera de cascos en sus exenciones fiscales, paradigma de las políticas neocon. Muchos de sus proxenetas ahora reniegan de ella.

Quien más quien menos publica estos días los halagos pasados de líderes conservadores al modelo irlandés que hoy suenan ridículos. Yo voy a contar mi experiencia de este fin de semana.

Comienza en Menéame, en la lista de candidatas a llegar a portada, topé este artículo (a esta hora aún no ha llegado y no creo que lo haga). ¡Caray!, uno lo lee y no podría más que suscribirlo, hasta empieza diciendo que esto es "Socialismo para ricos: Privatizar Beneficios, Nacionalizar Pérdidas". Extraña porque el blog Nada es gratis no es precisamente un antro del rojerío, y tampoco es heterodoxo su autor, Luis Garicano. De hecho, quien costea este blog, Fedea, tiene un patronazgo de esos que rezuman independencia, compuesto por organizaciones sin ánimo de lucro (algunas de ellas, por cierto, empresas que han tenido que recurrir a los rescates del gobierno en el caso de las autopistas radiales de Madrid). Lo digo irónicamente.



El caso es que leyendo ese artículo, me puse a rebuscar en el propio blog Nada es gratis y me topé dos artículos más que me interesaron. Este, en el que se hace una denodada defensa de las reformas de pensiones y se exponen las, en su opinión, injustas críticas que se suelen (suelo) hacer por la ineptitud de los economistas a la hora de prevenir esta crisis y también a la hora de proponer soluciones. Claro que luego me topé con este otro. Se llama Envidia sana de Irlanda. Lo leí y dejé este comentario en el hilo de Menéame:

"Artículo del mismo autor, en el mismo blog, fecha abril de este año, título "Envidia sana de Irlanda", ahí va:


Perlas:

"(...) el plan es transparente, claro, y decidido, y permite a Irlanda resolver de una vez el problema del sector financiero"

"Un contraste similar entre Irlanda y España se produce en las medidas de consolidación fiscal. (...) El mercado ha considerado los planes presupuestarios irlandeses creíbles, y esto ha reducido su prima de riesgo"

"En definitiva, en Irlanda se han adoptado medidas drásticas de forma decisiva, rápida y transparente, y sin mucha resistencia popular. En España, no se ha tomado prácticamente aún ninguna medida impopular (la subida del IVA será la primera). Como consecuencia, mientras que Irlanda tenía, de partida, una situación mucho peor que la española, es muy probable que la salida de la crisis sea mucho más rápida en Irlanda, cuyo gobierno parece decidido a acabar con la crisis de inmediato."

"cuando la crisis vuelva a arreciar (recordemos que pasaron 6 meses entre Bear y Lehman), los que hayan hecho sus deberes, como Irlanda, respirarán tranquilos; los que no, nos encontraremos, de nuevo, en el ojo del huracán".

Es un línce el Garicano, qué tío, qué hacha."

Me parece bastante descriptivo porque no hablamos de declaraciones de hace unos años sino que Garicano, que ahora se escandaliza del rescate de los bancos irlandeses, defendía sólo hace meses en abril, las maravillas del plan de reajuste irlandés, la seriedad de sus medidas, en comparación con las de España. Si Garicano critica hoy el rescate bancario lo hace con la hipocresia del capitán Louis Renault, el gendarme de la Francia colaboracionista de Casablanca, que recogía sus fichas en el casino del Rick Café mientras lo cerraba escandalizado al descubrir que allí se jugaba. Pero Garicano y sus colegas no han hecho críticas al capitalismo de casino. Alguien dejó un comentario en su blog enlazando mi comentario en Menéame y ésta fue su respuesta:

"(...) ese post al que te refieres ya decía que Irlanda tenia un problema bancario mas serio que España; segundo creo que las dos cosas son compatibles, el hacer el banco malo y tratar de limpiar de una vez los balances bancarios, como defendía en la entrada a la que te refieres y sigo defendiendo para España; y el criticar el que Irlanda haya garantizado y rescatado a todos los bancos. Creo que en todos mis posts desde el principio he defendido el tener las tres palancas (1) decidir que insituticiones son solventes y cuales no; (2)a las que no son solventes, dejarlo caer- los acreedores (excluyendo a no los depositantes) deben pagar—recordemos que EEUU lleva 150 quiebras bancarias este año y no ha pasado nada; (3) los que son solventes deben ser saneados con ayudas públicas en forma de inyecciones de capital (para compartir la subida y la bajada) – no podemos dejar esto en manos de los propios bancos, porque el peligro es que se conviertan en “bancos zombi” que estrangulen la economía. Sobre si Irlanda o España son mas viables a medio o largo plazo, creo que “the jury is still out” y es bastante probable que Irlanda tenga mejores perspectivas a medio plazo, si consiguen no ser ahogados por el rescate Europeo."

Creo que son malas excusas de perdedor. Como le contesté en Menéame, es cierto que ya advertía de que los problemas bancarios de irlanda eran mayores que los españoles, pero era él quien trataba de hacer una comparación constante entre los dos países para cargar las tintas contra España. Y presumía de que ya estaba en la buena senda, libre de las presiones especulatorias de los mercados, frente a las rigideces del modelo nuestro.

Realmente yo no tengo ni mucha ni ninguna idea de economía. Cursé dos asignaturas de esa materia en la universidad y las aprobé con muchos apuros. Pero pese a las quejas de su blog sigo insistiendo en que los economistas, aunque sean catedráticos, se está comportando como videntes echadores de cartas. Y lo hacen por un prejuicio ideológico. Llevan décadas defendiendo la superstición de las virtudes de una mano invisible que opera en los mercados y que lo arregla todo por arte de magia. Cuando todo se ha ido al traste, insisten en que es necesario más descontrol y más ley de la selva. Creo que no lo hacen inocentemente ni por ingenuidad, sino porque precisamente reciben el patrocinio de los depredadores.

Y sí, creo que hay que hacer muchas reformas en España y Europa, algunas en el mercado laboral, o donde sea; pero para arreglar la crisis la primera reforma, la única eficaz, es poner coto a una economía financiera que no tiene ninguna relación con la producción real, que se basa en la especulación y en la estafa piramidal. Y creo que son los mercados los que deben someterse a los ciudadanos y sus instituciones. Y no al revés.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Modelo andrógino



Me ha llamado la atención la historia de Andrej Pejin, (más fotos aquí, página NSFW) el modelo bosnio que triunfa como modelo femenina gracias a sus rasgos andróginos. Llama la atención porque lo ambiguo siempre es fascinante; pero además porque sugiere que realmente el suyo es el canon de belleza que buscan los diseñadores de moda. Tanto es así que hace tres años la pasarela Cibeles despertó una amplia polémica por la extrema delgadez de algunas de sus modelos y, tras muchas presiones de diversos sectores y administraciones, terminaron por excluir a algunas de ellas.

Pero todo eso se hace a regañadientes. Quizá el caso del modelo Pejin sirva de modelo para todo el sector de la moda. Si hubo un tiempo en que los prejuicios religiosos impedían a las mujeres ser actrices y los varones tenían que interpretar en los teatros los papeles femeninos, ¿por qué no caminar a una nueva era del diseño en el que rectos efebos luzcan los vestidos que deben comprar luego las mujeres?

Esto es lo que The Gap considera curvy, curvilíneo, voluptuoso:



Y es que, al fin y al cabo, en el mundo de la moda ¿a quién le importa cómo son las mujeres de verdad?

jueves, 18 de noviembre de 2010

Del flash al plomo

¿Y si el juego mata-inmigrantes del PP catalán no fuera un error? ¿Y si se tratara más bien de una prueba? La respuesta a la polémica que ha despertado el Alicia Croft ha sido vacilante. Primero se dijo que se retiraba el juego, luego que no, que ahí seguía pero que no se podía acceder porque el servidor estaba saturado; después se reconoció que el juego no era muy buena idea pero, en todo caso, era de otros, de la empresa que lo desarrolló.

La verdad, con los antecedentes del PP catalán --con sus carteles equiparando a rumanos con delicuentes, con el sus racist-tour de eurodiputadas de Sarkozy para desmantelar campamentos, y demás-- es difícil no creer que, más que un error, se trata de una estrategia destinada a ganarse al posible electorado xenófobo de Anglada aunque sea con iniciativas que se anuncian y se retiran pero que son guiños descarados al racismo descarado.

Suena a tópico decir que quien juega con fuego se acaba quemando, pero visto como está el panorama internacional, y ya que el conservadurismo ha elegido a los inmigrantes como su chivo expiatorio para la crisis --mientras que el chivo de verdad, (los cabrones quiero decir, que son los bancos), reciben rescates indirectos-- se corre un grave peligro de que de los disparos en flash se pase a los de plomo de verdad.

¿Que no? Miren lo que pasó en EEUU cuando se debatía la polémica ley de Arizona que convertía a la inmigración irregular en delito:



Se trata de un concurso puesto en marcha por una radio ultra de Ohio el pasado mes de mayo, los ganadores conseguían un fin de semana en la frontera del desierto cazando inmigrantes, con el hotel pagado y algunos pesos en metálico.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Juego


Los jóvenes cachorros del PP catalán han ideado un juego en su página web en el que se puede disparar a "inmigrantes ilegales" que se tiran en paracaídas sobre Cataluña. El juego ya no funciona, pero en el PP dicen que no lo retiran que es que está saturado el servidor. Te lo vas a poder bajar a tu iphone, ¡qué chachi!

Les han llovido ya unas cuentas críticas porque, lo cierto, es que es un juego bastante nazi. Pero, seguramente, mientras se ultima la versión para móvil, en el PP ya estarán preparando una nueva revisión del juego, con algún parche o actualización que lo haga más complicado. Puedes disparar contra los inmigrantes ilegales pero, si alguno es saharaui, te resta puntos, que ahora somos amigos.


Todo lo que está ocurriendo sobre el Sáhara es triste. Lo más triste de todo son las componendas del gobierno socialista con las excusas de la tiranía en Marruecos. Pueden decir lo que quieran, mostrar nuevos vídeos, contarnos que un señor que fue sacado de un autobús y atropellado dos veces murió un accidente de tráfico. Lo cierto es que el hecho de que no hayan permitido acercarse a periodistas demuestra que tienen algo que ocultar. Es así de sencillo.

Pero sí que hay algo más triste aún, que las noticias sobre el Sáhara no han tenido la menor repercusión internacional, no se ha hablado de este asunto ni en EEUU ni en Europa ni en ningún otro lugar donde se parta el bacalao mundial. Sólo en España. Algunos tertulianos, y parte del gobierno, se preguntan ¿qué hemos hecho para merecer eso?, ¿por qué nos estamos comiendo este marrón?

Pues porque, durante estas semanas, para los saharauis España está siendo el mundo, el único lugar donde se les escucha.

martes, 16 de noviembre de 2010

El PER de los ejecutivos


La semana pasada se aprobó una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado con una extraña unanimidad. PSOE, PP y CiU votaron juntos el rescate de las empresas concesionarias de las autopistas radiales de Madrid, vías de peaje, que por no cumplir el tráfico previsto, ahora presentan pérdidas. Pero no por mucho tiempo, las empresas participantes en las concesionarias -- Abertis, Acciona, ACS, Ferrovial, FCC, OHL, e Itínere-- recibirán créditos de hasta 250 millones de euros para solucionar sus problemas. Es un escándalo. Claro que la alternativa de dejarlas quebrar también era mala, habría que nacionalizar las autopistas asumiendo costes mucho mayores, hasta 5.000 millones de euros.

Es otro ejemplo perfecto de cómo se ha desarrollado la presente crisis. La iniciativa privada falla estrepitosamente y acude a solicitar ayuda al Estado --que se sostiene, no lo olvidemos, con los impuestos de los curritos, los directivos de esas empresas apenas tributan o lo hacen en paraísos fiscales-- se les rescata y después se dedican a dar conferencias exigiendo austeridad en el gasto público y recortes sociales y laborales. Literalmente los grandes directivos de España escupen a la mano que les da de comer.

Y ese es el problema, si la opción de dejarlas quebrar es peor que el rescate que se las ayude, pero ¿no se puede exigir algo a cambio? ¿Quizá la dimisión de tan inútiles cúpulas directivas? ¿Un compromiso de sostenibilidad en el empleo a cambio de las ayudas? ¿Siquiera la garantía de que no acudirán en los próximos meses a foros de nueva economía para elogiar las maravillas de la libertad de mercado que acaban de despreciar como pedigüeños? Nada, supongo que es cómodo ser liberal cuando sabes que el Estado cubrirá todas sus pérdidas. Si dejamos caer un banco o dos, o alguna constructora, los del Ibex 35 se nos van a hacer troskistas.

Pero las autopistas de peaje deficitarias no nacen como los hongos en los días de lluvia. Tienen alguien que las planifica y las pone en marcha. En este caso no es otro que el ex ministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos a quien, definitivamente, este asunto no se le da nada bien. Primero, en Asturias, prorrogó hasta el año 2050 el peaje de la autopista del Huerna, la única vía hacia la meseta que, además, queda en manos de unos gestores incapaces de hacer previsiones ante una nevada. Ahora la broma de las radiales de Madrid nos va a costar una millonada para el erario público gracias a una dogmática visión de la economía. La crisis se prolonga ya dos años y no acaba de arreglarse, ¿cómo va hacerlo? Los responsables de la depresión siguen tan campantes recogiendo beneficios. Podemos recortar salarios, abaratar el despido, alargar la edad de jubilación y no habremos resuelto nada. No podremos tener una economía productiva ni eficaz mientras los improductivos y los ineficaces sigan dirigiendo el cotarro. Hay toda una leyenda negra (y falsa) sobre el PER de los jornaleros andaluces, que se supone que cobran por no hacer nada cuando no hay cosecha. Pero, ¿no estamos pagando aquí un PER multimillonario a los ejecutivos de empresas que salvamos con dinero de todos? ¿empresas en las que se despide a la mitad de la plantilla pero siguen con los mismos holgazanes al frente? Un poco de capitalismo salvaje y darwinismo social para sus defensores, hagan el favor. Que hay que predicar con el ejemplo.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Gurtel y Dragó, la película






Cuando la realidad supera a la parodia. El ejército secreto de karatekas inmobiliarios se prepara para el salto final a la economía española. Es cierto.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Rap de la guerra de divisas

Después de el fracaso de la cumbre del G-20 en Seúl todavía oiremos hablar mucho de la guerra de divisas. Habrá aportaciones mejores y peores, pero pocas tan cachondas como esta:






Seguimos dos años después tratando de calmar a los mercados, con tantas medidas --recortes sociales y laborales-- sobre la mesa y no se calman. ¿Por qué no prueban con darles una buena bofetada? Suele ser lo mejor en estos casos.



sábado, 13 de noviembre de 2010

Para los disidentes

Sin palabras, así se queda uno cuando lee que Bush se dice un "disidente" de la decisión de atacar Irak, frente a las presiones de Dick Cheney. Lo peor es que quizá haya parte de verdad en esa historia y este tipo está confesando lo que siempre sospechamos, que era una marioneta de los intereses de las grandes compañías petroleras. A este paso, sólo Aznar va a defender esa infame guerra.

Para valorar esa infamia sin palabras (o con unas pocas solamente) está bien echarle un ojo a este cuadro. Obra de Kamel Makhloufi, usa las cifras reveladas por Wikileaks sobre las víctimas de ese conflicto para hacer este cuadro:


Cada pixel es un muerto. Los azules son de las fuerzas de ocupación, los EEUU y sus aliados internacionales; los verdes son miembros del gobierno iraquí; los amarillos son los civiles (lo voy a decir otra vez, los amarillos son civiles); y los grises son los insurgentes.

El cuadro de la izquierda refleja el total de muertos; el de la derecha la distribución a través del tiempo.


jueves, 11 de noviembre de 2010

Sólo es una palabra


Ha dicho la candidata del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, que ella se opone al matrimonio homosexual, a que se le llame así, porque defiende un modelo de familia tradicional, en el que el matrimonio es de hombre y mujer. Sólo es una palabra.

El caso es que Sánchez Camacho es madre soltera, madre por inseminación artificial, ella misma se define como familia monoparental lo cual es muy correcto. Pero, lo cierto, es que en ese modelo de familia tradicional, el de toda la vida, de gente de bien, de orden y tal; a las mujeres que han tenido un hijo solteras no se les llamaba monoparentales, sino zorras. Sólo es una palabra. Supongo que a Sánchez Camacho no le importará.



Actualizado: El primer comentario de Franjo, me ha recordado esto, la pareja heterosexual que quiere una unión civil y no un matrimonio. Porque el absurdo se combate con el absurdo.

martes, 9 de noviembre de 2010

Mejilla de cara dura


Llegó Benedicto, mandó parar, se acabó la diversión. Antes de pisar suelo español --y tampoco es que luego pisara mucho, porque en Santiago de Compostela le entregaron temporalmente cinco plazas al estado Vaticano en una cesión de soberanía inaudita--, el Papa desde el avión, marcaba ya territorio y definía el tono de la visita.

Dijo Ratzinger que en España se vivía un “laicismo agresivo”, parecido al que se vivió en los años treinta, en la Segunda República. Tiempo habrá para meditar si, en todo caso, no habremos padecido aquí últimamente un clericalismo ultramontano similar al de aquella época con llamadas a no obedecer a leyes aprobadas por el Parlamento y manifestaciones contra el sentido común.

Pero no deja de ser curioso lo que el Sumo Pontífice entiende por agresivo. En un fin de semana en el que su visita ha sido retransmitida horas y horas en directo por la televisión pública, en la que, pese a ser una visita pastoral, ha recibido honores de jefe de Estado, en la que se han permitido exenciones fiscales a las empresas que colaboran con este peculiar evento y, encima, en la que se ha sableado a las arcas públicas con casi 30 millones de euros para pagar el tour papal, oír de Benedicto que llega a un lugar adverso, poco menos que a un territorio comanche, suena de verdad raro. Que el Papa se queje con tal cúmulo de prebendas viene a ser como si nos riñera porque le golpeamos la palma de la mano con la mejilla. Él, que supuestamente predica que hay que poner la otra cuando te golpeen una. Lo cierto es que, en España, cuando apenas hemos palpado una mejilla de la Iglesia Católica solo nos ha servido para comprobar que topábamos con una superficie muy dura, un rostro de cemento armado.

Y es que cuando la Iglesia dice que se siente atacada se refiere más bien a que no puede atacar a los demás. Benedicto XVI habló en Barcelona de defender a la familia, ¿defenderla de qué? ¿hay alguna traba para que los católicos españoles puedan casarse por sus ritos, tener los hijos que les plazca y educarlos conforme a sus creencias? Ninguna, incluso reciben subvenciones del Estado para pagar profesores de su religión. ¿No será más bien que les molesta que otras personas puedan casarse según sus propias convicciones y orientación? Que los homosexuales puedan casarse o adoptar niños no ha perjudicado a nadie, al contrario, hoy hay parejas más felices y menos huérfanos. Es un deseo común de toda la sociedad que todos los hijos sean deseados y que todos los embarazos lleguen a buen término; pero la cruda realidad es que no siempre es así, por muchísimas razones, y la ley debe garantizar que quien decida abortar lo haga en las mejores condiciones médicas.

La ley no obliga a nada a quienes sus creencias les dictan que el aborto debe evitarse en cualquier circunstancia, solo trata de asegurar unas condiciones dignas para quienes no lo creen así. De vez en cuando, los católicos sacan el espantajo de la eutanasia, que ni siquiera se ha planteado aún. Y ojalá se haga pronto. Con una ley que permita, a quien lo desee, morir como mejor le parezca. Una ley que sea como todas las anteriores, que abra posibilidades y opciones para elegir, sin imponer ninguna a nadie. Si a alguien esto le parece agresivo, o una imposición, con quien tiene problemas es con el diccionario. Porque no entienden el significado de las palabras.




viernes, 5 de noviembre de 2010

Ubi caritas...

"El hombre que inventó la caridad inventó al pobre y le dio pan"; así lo cantaba Víctor Manuel y aunque sin llegar a tanto, yo he terminado por pensar algo muy parecido. No soy el único, en este vídeo de RSA Comment, donde convierten diversos discursos en preciosas animaciones, algunas verdaderas obras de arte, se toma un análisis de Zizek sobre la labor de los filántropos y para replantearnos si realmente su actividad es digna de elogio.





Los que sepan inglés se divertirán con el marcado acento de Zizek en este discurso. Los que no lo sepan tendrán que conformarse con mi breve resumen. Zizek nos habla de un nuevo capitalismo, un "capitalismo cultural" que nace con el 68 y que rompe con sus esquemas tradicionales porque busca asociarse con valores que hasta entonces se le suponían opuestos. Así habrá empresas que se preocupan por el medioambiente o por las condiciones de vida de los países de los que extrae sus materias primas. Pone de ejemplo Starbucks donde no te tomas sólo un café, sino que te lo tomas allí; pagas por bebértelo en un determinado entorno, cómodo y moderno, toda una experiencia que, nos aseguran, incluye en su precio ayudas a programas de desarrollo. En este capitalismo cultural, nos dice Zizek, no compramos una manzana orgánica porque sepa mejor o sea un producto mejor (aunque más caro) sino porque nos hace sentir mejor. Colaboramos al comprarla. Pero este sentido de la caridad no deja de ser hipócrita y Zizek acude a Oscar Wilde para citar "es más fácil sentir simpatía hacia el sufrimiento, que sentir simpatía por el pensamiento". De nada vale elogiar actitudes como las de George Soros, que ayuda a reconstruir por la tarde con sus donanciones lo que se ha empeñado en destruir por la mañana con sus especulaciones. Lo que hay que cambiar es el sistema en el que se producen todas estas injusticias.


El vídeo apunta un par de veces a George Soros, uno de los mayores filántropos y, a la vez, uno de los mayores (si no el más) depredadores financieros del planeta. En esta entrada de Factor Humano analizan muy bien esa contradicción.

Manual para defender a B-16


Mañana llega a España el papa Benedicto 16, a Santiago de Compostela y la Barcelona. En Gijón, hay un festival erótico, mucho más recomendable para pasar el fin de semana; pero si ha optado por lo duro, misas multitudinarias, báculos y mitras, aquí le ofrecemos unos consejos para sobrevivir a tanto fervor.

Como en esta ocasión se han desatado las protestas laicistas (que si se sufraga con millonarios fondos públicos, que si es un teócrata que ataca constantemente los derechos civiles mientras no se toma en serio el problema de los pederastas...) por la llegada del pontífice los tertulianos carcas han tenido que sacar un arsenal de argumentos para defender este viaje tan interesante; vamos a verlos:

Vale, el viaje del Papa nos sale caro, muy caro, ¿pero y los beneficios que vamos a sacar? ¿La de bocadillos, banderines, rosarios y demás parafernalia que vamos a mercar? Dijo una tertuliana ayer en CNN+ que si no quieren que se pague el viaje del Papa con el dinero de todos, que los beneficios de todas esas ventas se repartan sólo entre los católicos. Eso, eso, a ver si todos esos ateazos renuncian fácilmente a todo eso, no sé cuánto, lo que sea. Por no hablar de los beneficios inmateriales del evento; porque eso de mirarse el bolsillo cuando hablamos de enriquecer el alma es de una gran pobreza de espíritu. El dinero no nos importa nada, por eso queremos el de los demás.

Vale, el Papa no viene esta vez como jefe de Estado, pero ¿es eso razón para que no sea recibido con toda pompa por nuestros representantes políticos? ¿No recibieron todos a Michelle Obama cuando vino de vacaciones a Marbella el pasado verano y no es jefa de Estado ni nada? Bueno, lo cierto es que, aunque no tenga rango oficial, el de Primera Dama es un puesto con una tradición muy arraigada en EEUU, se remonta a los tiempos de la guerra de Independencia y cuenta con su propia oficina en La Casa Blanca. No es oficial del todo, pero un poco sí. Digamos entonces que el pontífice también tiene glamour, que B-16 más que ninguno de sus antecesores es un fashion victim pendiente de todos los detalles y que si no es Michelle, es Susan. Su Santidad.

Y vale (este es el argumento definitivo cuando falla todo los demás), ¿por qué no os meteis con los moros tanto que criticais a los católicos? No hay huevos, que teneis miedo de que os pongan una bomba, porque criticar a los cristianos es mucho más barato, ¿no?

Y es verdad, fuera hipocresías. Si mañana se le ocurre venir a España al Rey de Marruecos, no como monarca, sino como Comendador de los Creyentes, que también lo es, y nos dice que va a visitar un par de mezquitas señeras y dirigir algunas admoniciones a los musulmanes aquí residentes y, de paso, criticar algunas de las medidas aprobadas por el Parlamento Español que no le gusten; seguro que todos los españoles de bien saldrán en masa como un solo hombre a defender su derecho a hacerlo y a que se dé unas cuentas exenciones fiscales a las empresas que colaboren. Seguro.

martes, 2 de noviembre de 2010

Para atarnos en las tinieblas


Como soy un fan confeso de Tolkien, y en mi opinión El Señor de los Anillos es junto a las catedrales una de las escasas aportaciones positivas del catolicismo a la humanidad, me llevé una gran alegría cuando se confirmó que Peter Jackson rodará El Hobbit en Nueva Zelanda. Ocurre, sin embargo, que soy mucho más fan de los derechos laborales, por eso me ha decepcionado la manera en la que se ha logrado. Para que la película se quede en Nueva Zelanda el primer ministro del país ha modificado ad hoc la ley laboral, sin pasar por el Parlamento, y ha aprobado una reducción de impuestos por valor de 15 millones de dólares en unas negociaciones directas con representantes de la productora Warner Bros. Se trata de un caso ejemplar de nuestro tiempo, de manera que en Nueva Zelanda una compañía privada influye para cambiar la legislación social a su conveniencia, mientras en Europa (y particularmente en España) cambiamos nuestras leyes laborales y sistemas de pensiones para "dar confianza" a los mercados.
Pero que el episodio de esta nueva cesión de la democracia ante la voracidad del capital esté relacionada con la historia de El Hobbit nos ofrece unas cuantas metáforas muy ilustrativas. En este cuento, el acomodado Bilbo Bolsón se verá empujado a una aventura épica con muchos sinsabores porque el mago Gandalf se lo sugiere a la compañía de enanos que buscan un gran tesoro jugando a un equívoco de palabras sobre su oficio, como un saqueador (burglar) cuando más bien se trata de un burgués (bourgeois); y esto es muy pertinente porque en esta crisis ha quedado claro que hay un grupo de acomodados financieros que se mantienen a flote gracias a haber saqueado los fondos públicos para cubrir sus agujeros contables y, ahora, como no son medianos, aspiran a saquear un poco más de lo que quede, ya sea en salarios o en jubilaciones.
El tesoro que buscan lo guarda un dragón, por supuesto, Smaug. Y es uno muy especial. Smaug lleva siglos durmiendo sobre su botín de tal manera que las monedas y joyas que acumula se han ido incrustando en su piel cubriéndole todo el vientre (que como todo el mundo sabe, es la única parte del cuerpo vulnerable de los dragones) de manera que resulta casi imposible dañarle con las armas. Y dormidos estábamos nosotros en las últimas décadas, dejando toda decisión económica en manos de los mercados, de modo que, cuando se han revuelto contra nosotros con ataques especulativos los estados ya estaban desarmados para hacerles frente. Ese capitalismo incontrolado que íbamos a refundar hace dos años nos está refundando el Estado del Bienestar porque ninguna institución elegida por los votos puede traspasar su invencible coraza multimillonaria. Smaug es sibilino y puede hipnotizarnos con los ojos para hacernos creer lo que a él le resulte más conveniente; y aunque su fuerza es portentosa su principal baza consiste en sembrar la discordia entre sus adversarios. Se puede aprender más de la crisis actual leyendo El Hobbit que el Wall Street Journal. Porque, al final, ¿a dónde nos llevan tantos recortes, tantas cesiones sin que se toque un pelo a los responsables? A un páramo social, donde seremos esclavos sometidos por el miedo a perder nuestro trabajo, plegados a los caprichos de algún señor oscuro que desde su paraíso fiscal habrá convertido nuestra tierra en un paisaje de ceniza.




No para cualquiera (02-11-10)

La de arriba es una ilustración original de Tolkien, hay más aquí.