jueves, 30 de diciembre de 2010

Por qué no viene Cascos


Los militantes y simpatizantes del PP asturiano van a tener dos días para rumiarlo, Cascos no será el candidato popular a las próximas elecciones autonómicas, en su lugar irá la apuesta del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, su concejala Isabel Pérez Espinosa. Serán dos días porque el 1 de enero no hay periódico y son 48 horas para releer la edición de mañana.

Pero, ¿por qué? ¿por qué quienes a comienzos de 2010 llamaban "galáctico de la política" al ex secretario general del partido emprendieron en verano una feroz campaña en su contra que ha llevado al borde de la división al partido conservador en el Principado? El año que viene, que queda muy poco, prometo un análisis extenso; de momento, ahí van unas pocas claves.

Después de la ruptura del PP asturiano en 1998 con el nacimiento de URAS, el partido quedó de facto en manos del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, aunque la cabeza visible fuera el actual presidente Ovidio Sánchez. De Lorenzo intentó hacerse con el poder efectivo del partido en las últimas elecciones generales, cuando concurrió como candidato a diputado del Congreso, pero su fracaso fue estrepitoso. A comienzos del 2010, De Lorenzo era un firme partidario del regreso de Cascos, pero todo se torció en una comida privada en Madrid (LNE recoge el punto de vista del alcalde).

En ese relato se habla de purgas contra las juntas locales asturianas, y muchas de las reticencias de los actuales dirigentes del PP asturiano se deben a ese temor (la célebre motosierra con la que les amenazaban los fans casquistas, muy activos en su grupo en Facebook). No se recoge ahí una de las causas fundamentales de la ruptura entre Cascos y De Lorenzo, el asunto de Villa Magdalena (que precisamente hoy sigue de actualidad en los tribunales). Un breve resumen, el Ayuntamiento de Oviedo expropió esta villa por un valor mucho más bajo del real; los anteriores propietarios le ganaron en los tribunales y la demora y la desidia municipal llevaron la deuda con intereses a cifras astronómicas. La solución del alcalde fue ofrecer a los propietarios el subsuelo del centro de la ciudad, con un plan de párking subterráneo que supone levantar medio Parque de San Francisco (el pulmón verde de la ciudad) y, lo más importante en este caso, quitar la concesión del actual párking existente bajo la plaza de la Escandalera a la familia Masaveu, ¿no les suena? Es el segundo apellido de Alicia Castro, antigua diputada del PP, una de las apuntaladoras principales de la teoría de la conspiración del 11M en la pasada legislatura y aliada fidelísima de Cascos desde siempre. Cuando Alicia Castro, que dejó la política para ocuparse de los negocios familiares, vio peligrar precisamente éstos, acudió veloz a pedir ayuda a Cascos. El ex secretario general le expresó al alcalde que no apoyaría el párking ni sus millonadas. Ahí se desató la guerra.

Una trama colateral ha sido el apoyo explícito de Esperanza Aguirre a la candidatura de Cascos; que ha podido verse como una amenaza evidente al liderazgo de Rajoy. De hecho, así se ha tratado de vender desde el sector anticasquista del PP asturiano a lo largo de esta crisis.

Hay, claro está, una lucha de poder en la cúpula del PP nacional, pero antes de nada, como casi todo en esta vida, se trata de una cuestión de dinero, de muchísimo dinero, que está en juego en una mastodóntica operación inmobilaria en el centro de Oviedo.


miércoles, 29 de diciembre de 2010

Resumen del año


He tratado de ponerlo todo en un imagen, pero no estoy seguro del resultado. Por si fuera poco, ahí va una selección de entradas mes a mes.

Enero: Sucio y bueno. Así debe ser el sexo

Febrero: Dedo para un joven español. La peineta de Aznar en Oviedo.

Marzo: 10 propuestas para salir de la crisis. Sigo pensando que las mías son las mejores.

Abril: Desvelando el futuro. Mejor una escuela laica.

Mayo: ¡Arriba Wall Street!. De cómo perdimos otra guerra.

Junio: ¿Y la reforma empresarial? Por qué los recortes se quedan cojos.

Julio: Cascos for the lulz. Aunque, ya veremos...

Agosto: ¿Por qué lo llaman sexo cuando quieren decir moral? No teníamos bastante con los curas...

Septiembre: Los gitanos en Wall Street. La propuesta conservadora a la crisis es el racismo.

Octubre: Anonymous. Previsor que es uno.

Noviembre: Finde irlandes, o cómo clavársela a un economista neocon. (Y una propina, El hobbit como metáfora de la crisis)

Diciembre: El niño muerto. El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones.

Feliz año, y recordad que, aunque creais que 2011 no puede ser peor, seguramente sí que puede. O no. Depende de ti.

martes, 28 de diciembre de 2010

Orgullo de pelaje lobuno


Como la actualidad ha sido especialmente frenética en el último mes del año hay asuntos bastante relevantes que han pasado algo inadvertidos. Uno de ellos ha sido el fracaso del llamado Permiso Único que iba a aprobar el Parlamento Europeo con el apoyo de conservadores y liberales pero del que se descolgaron estos últimos porque el texto final les parecía demasiado burocrático. El Permiso Único pretendía que los trabajadores de países extracomunitarios que fueran trasladados a la Unión conservaran los (escasos o nulos) derechos laborales de sus países de origen aunque vinieran a trabajar aquí. Pongamos el ejemplo de la fábrica de Loza de San Claudio, aquí al lado de Oviedo, y que cerró después de más de cien años de historia porque sus propietarios decidieron trasladar su producción a Marruecos. Si se hubiera aprobado el Permiso Único (y no descarten que vuelvan a la carga en un par de meses); los dueños podrían ahora trasladar a los trabajadores marroquíes a las instalaciones asturianas pero pagándoles sueldos marroquíes y con sus (escasos o nulos) derechos de asociación sindical. ¿Se imaginan la aparición de esa remesa de trabajadores inmigrantes llegando a la misma población donde aún viven muchos de los trabajadores nacionales despedidos sólo dos años atrás y ocupando sus puestos por una décima parte de lo que ellos cobraban? ¿Se imaginan teniendo que competir por un trabajo al lado de su casa ya no por sueldos mileuristas, que serían un sueño, sino tres-o-cuatro-euristas porque los empresarios puedan importar directamente esclavos del tercer mundo? Pues eso es lo que ha estado defendiendo, junto a los liberales, el Grupo Popular Europeo; con la oposición de los grupos de izquierdas. Para que luego digan que todos son iguales. Pues no, hay gente que es muy floja con los usureros; pero otros es que están sacudiéndole el polvo al látigo de los negreros.

El caso es que, una propuesta así sería casi inimaginable sólo hace unos pocos años. Pero ya pasó el tiempo en el que los lobos vestían pieles de cordero para colarse en el rebaño. Hoy lucen con orgullo su oscuro pelaje de depredador, y aúllan todas las noches, haya luna nueva o llena. De esta crisis, después de saquear las arcas públicas para evitar el colapso del sistema; quieren llevarse ahora un buen recorte de salarios; más facilidades de despido y, de paso, una buena tajada de las pensiones de jubilación. ¿Por qué no iban a hacerlo? ¿queda alguien que les plante cara? Lo cierto es que los grandes debates económicos, las decisiones que realmente afectan al trabajo, ya no se toman en los parlamentos nacionales, sino en Bruselas; pero la izquierda tradicional sigue enfangada en divisiones administrativas que ya están obsoletas en la economía global; y solo la articulación de un discurso a escala continental podría resultar útil para desarrollar políticas sociales. Todavía hay gente que piensa que lo que se vota en las elecciones al Parlamento Europeo le afecta poco o nada; y no se da cuenta de que, en realidad, cada vez le afectarán poco o nada en cuestiones trascendentes los comicios nacionales. La derrota del Permiso Único ha sido la primera victoria en mucho tiempo de la izquierda europea en un asunto importante, ¿han oído a alguien reivindicar ese éxito? ¿No saben lo efectivo que es, a veces, que un cordero se vista de lobo?


lunes, 27 de diciembre de 2010

Propósito de año nuevo


El 30 de octubre de 1938, Orson Wells radió La Guerra de los mundos en formato de informativo y mucha gente se creyó que de verdad les estaban invadiendo los marcianos.

¿Qué pasaría si planeamos algo parecido en la era digital? Hagámosle un buen homenaje a Orson Wells el 30 de octubre de 2011. Llenemos nuestros blogs, facebook, twitter, etc... de noticias sobre el inesperado estallido de una Apocalipsis Zombie. Podrían publicarse fotos de lugares reales infestados de zombies, dramáticos relatos en tiempo real de lo que está sucediendo en el metro, vídeos en tu barrio, en las autopistas, los zombies lo invaden todo.

Esta es solo una idea básica, si os resulta interesante me gustaría escuchar todas vuestras aportaciones.


Actualizado: Únete a la página en Facebook.



jueves, 23 de diciembre de 2010

Banco de pruebas


En 1936 el fascismo decidió elegir a España como banco de pruebas para la guerra más grande que preparaba unos años más tarde. Para eso llegó la Legión Cóndor aquí, para probar qué tal funcionaba la aviación alemana en una guerra de verdad y, de paso, a ver qué tal sentaba al enemigo bombardear objetivos civiles.


Salvando todas las distancias hoy también sufrimos a gente que nos ha elegido como banco de pruebas para sus guerras particulares. Uno es el papa, Benedicto XVI, quien ha decido que España sea su campo de batalla para la recuperación de la religiosidad en las descreídas sociedades europeas. Por eso cuando llega aquí, uno de los lugares del mundo donde mejor se trata a la Iglesia Católica (con subvenciones públicas y privilegios en la educación) tiene el cuajo de decir que llega a un país atenazado por un anticlericalismo como el de los años 30.

El otro asunto es el de la piratería de productos audiovisuales; el asunto que tanto nos ha ocupado esta semana al hilo del fracaso de la Ley Sinde. Ya se sabe que la dichosa ley nació por presiones de la industria norteamericana en la embaja de EEUU, pero ¿era para tanto la cuestión de la piratería en España? Los números no cuadran; más bien se trata de una especie de prueba, de una experiencia-piloto, según algunos interesados. ¿Por qué?

En mi opinión pesan muchos factores, pero sólo voy a destacar uno. España tiene la particularidad de que, a los defensores tradicionales de la nueva cultura de la web 2.0, gente que apuesta por el intercambio y la colaboración como una herramienta fundamental de una nueva época; a estos se les han sumado unos aliados inesperados. La carcundia nacional que aborrece a cantantes y cineastas; no olvidan el No a la Guerra de la gala de entrega de los Goya; tiene más de vendetta política que de auténtico interés por la causa. Por eso tantas veces el PP ha dicho una cosa en el parlamento español y la contraria en el europeo, donde se oye menos.

Lo peor de todo es que ya se sabe como acaba un lugar, por fértil que sea, cuando se usa de campo de batalla: hecho un erial.

Actualizado: Resulta imprescindible también leer este artículo de Escolar.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ampliación del campo de batalla


Vale no se aprobó la Ley Sinde. Eso es bueno, lo es porque se trataba de un texto de oscuros orígenes (diseñado por la industria del entretenimiento norteamericana e impulsada desde la embajada de EEUU en Madrid) y porque atacaba cuestiones de garantías jurídicas fundamentales, al tratar de evitar la labor de los jueces sustituyéndolos por un lobby interesado. Bien, pero, ¿victoria? Muchos internautas celebraban anoche el fracaso de la ley en el congreso como si fuera una hazaña.

Escuchemos a Yoda al terminar Episodio II: ¿Victoria?, ¿victoria dices?..., maestro Obi-Wan nada de victoria..., del lado oscuro el velo ha caido..., la guerra clon empezado ya ha.

Primero, la ley falló no tanto por la presión ciudadana (que también) como por el oportunismo de los partidos con representación en esa comisión, en especial CiU, que cotizó muy caro el kilo de principios irrenunciables. Ya se abaratará.

Segundo, Aldo Olcese lo ha dejado muy claro; ahora el objetivo serán los usuarios. Van a tratar de empapelar a la gente que se le resista. Y vistos los precedentes, no se paran con nada.

Tercero, aquí no ha ganado nadie, si acaso, la figura de Alex de la Iglesia, que se defendió con tolerancia y apertura de miras. Si hay esperanza de entendimiento será con personas como él. Todo lo que se dijo ayer de Alejandro Sanz es poco. Si se trata de un tipo que, presuntamente, evade impuestos en paraísos fiscales, ya estamos hablando de otro tema. Aunque en realidad muy relacionado. Se acusa a la gente de no movilizarse por asuntos más relevantes como los recortes que sufrimos en el estado del bienestar. Recortes que vienen de una crisis financiera. Crisis que han promovido quienes especulan y mueven el dinero al margen de la ley. En paraísos fiscales, por ejemplo.

Claro, ayer pasaron muchas cosas más. También se eligió al nuevo presidente de la patronal. Joan Rosell, que ha empezado por pedir que se despida a funcionarios por centenas de miles, para quitarle "grasa" al Estado. Podríamos empezar por quitarle todas las subvenciones a la CEOE, que no son pocas.

Hoy se juega la lotería. Y a eso dice que jugó el antecesor de Rosell, Gerardo Díaz Ferrán. Que se fue criticando a todo el mundo y sin reconocer ni un error. Dijo que sus problemas de mala gestión y pufos empresariales, fueron mala suerte, no le tocó buen número en el sorteo. Esta es nuestra clase empresarial, cuando las cosas van bien, son grandes emprendedores y creadores de riqueza. Cuando las cosas van mal, sólo es que tuvieron mala suerte, no es su culpa, la culpa es de los parados y de la gente que no quiere trabajar hasta los 67 años. Y esto, lo de echar balones fuera, también vale para los promotores de la ley antidescargas.

martes, 21 de diciembre de 2010

Mi república de Weimar


Cada vez con más frecuencia oigo a gente que se pregunta cómo es que, ante la que está cayendo, no hay más revueltas sociales, más protestas para oponerse a los recortes, a las imposiciones de todo tipo que están minando nuestro estado de bienestar y también nuestras libertades. Son muchas las razones (sobre todo, la economía sumergida), pero en todo caso a mí no me extraña esa aparente indolencia. Lo cierto es que el paso de regímenes parlamentarios hacia monstruos totalitarios siempre ha ocurrido poco a poco, como una gota malaya; los barrotes se van poniendo uno a uno hasta que se cierra la jaula y sólo entonces es cuando los prisioneros se preguntan cómo es que no encuentran la salida. Podría tirar de citas de Bertolt Brecht u otros intelectuales de los años 30, pero dado cómo está el páramo, casi mejor recurrir a la Guerra de las Galaxias, cuando la reina Amidala asiste al pleno en el que la República entrega gustosa todos sus poderes al Imperio y dice: así es como muere la democracia, con un gran aplauso.

Vivimos una especie de los últimos días de la República de Weimar, en los que asistimos al desguace de esta frágil prosperidad occidental que apenas duró medio siglo. Tendremos que explicarles a nuestros hijos por qué ellos tendrán menos derechos laborales que nosotros, por qué tienen que trabajar más años que sus padres o sus abuelos, cómo es que les dejamos en herencia un mundo peor que el que nos encontramos. Supongo que todos los gobiernos tienen su cuota de arbitrariedades y barrabasadas; pero es llamativo cómo los ha concentrado últimamente el nuestro.

Si nada lo remedia, hoy se aprobará de extranjis la denominada Ley Sinde, la ley que permitirá cerrar páginas webs que le parezcan mal a la industria del entretenimiento sin que medie un juez en el proceso. Se da la circunstancia de que una de las revelaciones de los cables filtrados por Wikileaks en lo que atañe a España nos ha descubierto que los entresijos de esta ley, que permite saltarse las molestas sentencias judiciales que sistemáticamente daban la razón a las páginas web que se limitaban a enlazar contenidos de P2P (el intercambio de archivos), se fraguaron en la embajada de EEUU en Madrid, entre presiones constantes de las grandes empresas norteamericanas del gremio. Esto puede ser una anécdota al lado del abaratamiento del despido o de la prolongación de la edad de jubilación, pero resulta ejemplar para ver cómo se invierten los valores y se prostituyen las palabras. Se llama defensa de la cultura a lo que en realidad es un blindaje de los privilegios de un oligopolio industrial que teme al progreso y sus intereses económicos son capaces de arrollar a nuestro sistema parlamentario y judicial. En realidad, toda esta crisis se reduce a lo mismo.

Más que una crisis es una gran estafa; una en la que tahúres y cuatreros campan a sus anchas después de que les salváramos los pufos del casino porque los gobiernos son incapaces de plantarles cara o colaboran directamente en sus expolios. Seguro que hay que reformar nuestro mercado de trabajo y muchas cosas más por este lado que nos toca, pero todo serán parches mientras no reformen de verdad a los causantes de esta crisis; y ya no es solo una cuestión de justicia, es que esto no se va a arreglar hasta que les paremos los pies porque para ellos no hay límite hasta que perezca el mundo.


domingo, 19 de diciembre de 2010

La guerra zombie




He disfrutado horrores de la lectura de Guerra Mundial Z, una historia oral de la guerra zombie, que es obra de Max Brooks, el hijo de Mel, con el que tanto me he reído. El libro tiene varias virtudes; es un relato que se inicia después de la guerra, en el lejano futuro en el que la humanidad ha alcanzado su precaria victoria y parte de un informe descartado por lo que queda de la ONU porque, en vez de ceñirse a los datos, cae en la sensiblería de recrearse en las historias personales.

Así es; a través de los recuerdos de un médico en China, de un buceador norteamericano, de un astronauta australiano; de un otaku japonés... se reconstruye el inicio de la infección zombie; las primeras y falsas tentativas de vacuna, el gran pánico que desata huídas masivas, las derrotas de los ejércitos pensados para la Guerra Fría; el reagrupamiento de los supervivientes y la ofensiva final.

Por una vez, y sin que sirva de referencia, diré que me gustó más el artículo de la Wikipedia española antes que la inglesa. Más bien son complementarios, el primero recoge mejor las partes en las que está divido el libro; y el segundo profundiza más en los temas que se tratan. Conviene también visitar la página web del libro en Ramdom House, con entrevistas y un útil mapa de las zonas del mundo por las que busca sus entrevistas el narrador.




Lo que a mí me gustó especialmente del libro, además de la trama zombie, es el fiel reflejo que presenta de la situación internacional y geoestratégica de nuestro presente real. La guerra zombie es una magnífica metáfora para mostrarnos las miserias de un oriente medio que se arma con peligrosas cabezas nucleares; la vileza del tráfico de órganos de ejecutados en China; el segregracionismo de Sudáfrica e Israel, el aislacionismo político de EEUU...

Dice Brooks que lo que le aterra de los zombies es que son incansables y estúpidos, no sienten ningún temor, no siguen ninguna estrategia, sólo seguirán adelante hasta cazarte, aún sin piernas, arrastándose en una especie de instinto devorador. El libro recoge actos de valentía (para mí es glorioso el episodio de la llamada Batalla de las cinco facultades, en la que unos estudiantes resisten fortificando el campus mientras una de ellas canta Avalon de Roxy Music), también de cobardía, de canibalismo; estúpido afán de riqueza hasta el punto de estafar a millones de personas; o la banalidad de emitir una especie de Gran Hermano de supervivientes ricos en una mansión blindada. Son cosas que te imaginas que realmente pudieran ocurrir.

Tiene defectos; por supuesto los americanos han tenido la suerte de tener un presidente providencial que antepone los valores correctos y la altura de miras al temor generalizado. Cuba acaba siendo la primera potencia del planeta, y aunque la historia tiene gracia, me parece un poco ingenuo el desarrollo; lo mismo que en el caso de Corea del Norte, donde todos sus habitantes desaparecen bajo tierra. En todo caso el relato es más que veraz, y salvo los zombies, todo lo que se describe (armas, tácticas, vehículos, tecnología) existe de verdad.

Pero insisto, la gracia es ver nuestro mundo presente, el que padecemos todos los días, bastante bien descrito en una situación de emergencia total, cuando estalla un problema contra el que jamás pensarías que tendrías que enfrentarte. Más o menos lo que hay, ¿no?

Hace una semana que la UE rechazó por sorpresa el llamado Permiso Único, que permitiría que a trabajadores extranjeros que llegaran a la Unión se les aplicaran las normas laborales de sus países de origen. Un caso de discriminación tan flagrante que asusta pensar que sólo se parara porque discutieron a última hora los liberales y populares que lo auspiciaban. Seguro que volverán a intentarlo, ¿no los oyes? son como los zombies que arañan tu puerta.

sábado, 18 de diciembre de 2010

El niño muerto


Hay una leyenda literaria sobre la capacidad sintética de la narración de Ernest Hemingway (en Snopes no acaban de determinar si es cierta) que afirma que al escritor le plantearon escribir una historia con solo 6 palabras y lo logró con la siguiente: "For sale. Baby shoes. Never worn" (Se venden zapatos de bebé. Sin usar) Funciona porque es horriblemente conmovedora.

Hay pocas cosas más terribles que la muerte de un niño, muchas menos cuando quien les han traído la muerte han sido sus propios padres. Esta semana la cerramos con una de esas historias terribles; la de un hombre que disparó a su hijo de 4 años antes de suicidarse. Un comentario de la periodista Carme Chaparro en Twitter y la nota de documentación de EFE sobre asesinatos de menores a manos de sus progenitores este año me han animado a escribir esta entrada.

Chaparro condenó este asesinato en los siguientes términos: Y + violencia contra las mujeres, + terrorismo machista. Un niño de 4 años asesinado por su padre para q la madre no tuviera la custodia.

¿Es cierto? ¿Es este un caso de violencia contra las mujeres, de terrorismo machista? Yo creo que no, y lo digo porque me tomo muy en serio los casos de violencia de género, es un asunto con el que no caben frivolidades, ni para minusvalorarlo ni tampoco para exagerarlo.

Según EFE ha habido 16 casos de menores asesinados por sus progenitores este 2010 en España. Son los siguientes:

-14 febrero 2010.- Una mujer de 36 años mata a su madre y a su hija de 4 años y después se ahorca, en Almería.
-24 marzo 2010.- El cadáver de un bebé con el cordón umbilical es encontrado en una planta de reciclaje de basura, en Barcelona.

-28 marzo 2010.- Mueren una mujer y su bebé de siete días, tras lanzarse la mujer al vacío con su hijo en brazos, en Sevilla.
-2 abril 2010.- Encuentran el cadáver de un bebé recién nacido, asfixiado por su madre tras dar a luz, en Zaragoza.
-12 abril 2010.- Un hombre dominicano mata a su mujer y a su hija de cuatro meses en Zaragoza y luego se suicida.

-18 mayo 2010.- Detenida en Girona una mujer británica por matar a dos de sus cuatro hijos por miedo a que le quitaran la custodia de los niños.
-4 Junio 2010.- Un hombre mata a puñaladas a su mujer y a su hijo de 4 años e intenta quitarse la vida, en Almería.
-24 agosto 2010.- Una mujer es detenida por haber matado a sus gemelos tras dar a luz en su casa, en Barcelona.
-21 septiembre 2010.- Una mujer mata supuestamente a su hijo recién nacido, en Málaga.
-2 octubre 2010.- Un bebé es hallado carbonizado dentro de un vehículo en Betanzos, y su padre es acusado de homicidio. Había amenazado a su mujer con no volver a ver con vida a su hijo.

-7 octubre 2010.- Un hombre marroquí, con antecedentes por violencia de género, ahoga en el mar, supuestamente, a su hija de 18 meses en Guipúzcoa.
-17 octubre 2010.- La policía busca a un marroquí, con orden de alejamiento, por el asesinato de su mujer y de dos hijos, de 2 y 6 años, en Tarragona.
-6 Noviembre 2010.- Una mujer con patología mental degüella a su bebé recién nacido, en Madrid.

-23 noviembre 2010.- Una mujer es detenida en Menorca por haber ahogado a su hijo en la bañera en 2008 y esconder sus restos en una maleta.

-9 diciembre de 2010.- Una mujer es detenida por matar a sus dos hijos. Los padres de los niños se habían divorciado hace un año y, al parecer, el padre reclamaba la custodia de los niños.

-18 diciembre.- Un hombre mata, a tiros, a su hijo, en Denia (Alicante) y luego se suicida.



Según mis cuentas me salen 10 casos en los que la asesina es la madre, frente a 6 en los que el padre es el asesino. Es una proporción tan equilibrada que resulta falaz hablar en este caso de violencia de género; es más, resulta un aprovechamiento pernicioso para la causa que se supone que se quiere apoyar.

Las violencia doméstica es un asunto muy grave, uno que requiere muchísima atención y que resulta muy difícil de atajar. No ayuda en nada que todo tipo de violencia dentro de las familias se achaque al "terrorismo machista". El primer paso para solucionar un problema es acotarlo bien, saber de qué estamos hablando. Me consta que las falsas denuncias por malos tratos, las que se usan de forma fraudulenta en un proceso de divorcio para conseguir ventajas en la separación, son pocas. Pero es absurdo negar que existen, aunque sea para señalar que son minoritarias. Es esa negación de la realidad la que luego se aprovecha para poner en cuestión toda política contra la violencia de género. Creo que hay sectores del feminismo que no se dan cuenta de que están trabajando para el enemigo por querer ser más papistas que el papa.

Y me temo que ocurre también en casos de parejas ancianas que se han contado como violencia de género cuando lo más probable es que se tratara de un suicido pactado ante una situación de abandono familiar, o de enfermedad irreversible, o de que ya no se aguanta más esta vida. Qué terrible es llegar a ver a la persona que amas totalmente destruida, atreverse después de mucho pensarlo a darle una muerte dulce, y después suicidarte tu para acompañarla el mismo día. Y luego que te cuenten en las estadisticas como un maltratador.

Roma paga a traidores


Es una constante de esta crisis. Directivos, ejecutivos, presidentes de consejos de administración puedne haber llevado a la ruina a sus empresas, pueden haber contado por miles o decenas de miles los despidos de sus plantillas; pueden haber terminado solicitando la ayuda del Estado, ya sea por una intervención o un resacte, pero todos siguen ahí. Ninguno ha recibido castigo por su mala gestión.

La iglesia católica tampoco es diferente. Hoy el papa B-16 ha nombrado como nuevo obispo auxiliar de Sevilla a Santiago Gómez Sierra; quien fuera presidente de Cajasur desde 2007 hasta la intervención del Banco de España. Una intervención, por cierto, que se tuvo que hacer después de enormes resistencias por parte de la jerarquía católica a la cesión de la entidad y en plena avalancha de presiones de los mercados hacia el país cuando se comenzada a poner en duda la fortaleza de nuestro sistema financiero. No se puede calcular cuánto supuso ese golpe en pérdidas paar empresas o de empleos. Pero Roma sabe pagar a sus traidores.

El caso es que la intervención de la católica entidad ha abierto la caja de los truenos. El Banco de España imputa faltas muy graves a sus consejeros y también a Gómez Sierra. Hasta la intervención Cajasur acumuló pérdidas por más de 800 millones de euros, y se han descubierto arriesgadas opereaciones inmobiliarias.

Luego dirán que su reino no es de este mundo. La pasta, al parecer, sí.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Cómo es una lapidación

Me ha sorprendido, me ha parecido de algún modo malsanamente morboso y también, a la vez, lo suficientemente llamativo e informativo como para reproducirlo. Es un gráfico para prensa de cómo es una lapidación de acuerdo a las leyes de la república islámica de Irán. Lo ha publicado el National Post de Canadá.







Hay varios casos de lapidaciones pendientes que tienen en vilo al mundo. El de Sakineh Ashtiani, además, con una especie de regodeo en la crueldad de jugar a la posibilidad de liberarla para luego negarlo. En todo caso, como ha recordado una buena amiga, son muchas las mujeres asesinadas por esos lares con métodos menos exóticos como el ahorcamiento. Pero no por eso hay que olvidarlas.

martes, 14 de diciembre de 2010

Palos y moros


La semana pasada apalearon a dos menores inmigrantes en Oviedo en plena madrugada en una razzia motorizada desde un Peugeot gris que terminó con los heridos en el hospital con lesiones graves. Lo que vino después merece más de un comentario. La policía abrió una investigación pero el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, se esforzó en recalcarnos que, hasta que no se aclaren todos los detalles de este caso, no se podía hablar de un incidente racista porque, dijo, que no estaba claro el móvil del ataque; como si la lluvia de madera en las madrugadas fuera un fenómeno meteorológico típico de estas fechas invernales.

En los comentarios anónimos de las noticias en las ediciones digitales de los diarios lo tenían muy claro; estos moros medio salvajes que ni estudian ni trabajan pero que visten a la última y tienen teléfono móvil son unos delincuentes habituales que han asentado su reino del terror en las inmediaciones del Parque de Invierno y esta tempestad de palos que les ha caído es fruto de su siembra de vientos criminales en la vecindad ante el pasotismo de las autoridades. Vamos que se lo tenían merecido y que se vuelvan a su país.

El cliché establece que, después de oír estos argumentos, se despachen diciendo que no merecen más comentarios; pero sí que se los merecen, siquiera para dejar constancia de que las normas que prohiben publicar comentarios racistas en las webs de los periódicos son un adorno sin ningún valor que los administradores se pasan por el arco del triunfo. No se puede tolerar que se criminalice a un colectivo en su conjunto porque algunos individuos de ese grupo hayan cometido un delito.

Si alguien nos roba o nos agrede, exigimos que se le persiga por esas acciones, y es totalmente irrelevante que sea marroquí, asturiano, tailandés o esquimal. Ese es uno de los valores fundamentales de nuestra civilización, y quienes predican tomarse la justicia por su mano y el linchamiento nocturno son los bárbaros; aunque tengan DNI, aunque les guste escuchar lírica en el Campoamor.

Y lo cierto es que nadie niega que se hayan podido producir problemas, y alguna vez graves, con chicos que hayan pasado por los centros de acogida. Y ese es un dato relevante porque no todos los jóvenes que se reúnen en el Parque de Invierno son usuarios actuales del Centro del Materno.

Cabría discutir la forma en la que se gestiona la atención a los menores inmigrantes, algunos criados directamente en la calle. Seguro que existen muchos modelos de educación que se pueden debatir, seguro también que ninguno se basa en las palizas y el abandono, como pide la turba. Es bastante discutible que exista un problema de inseguridad sistemático en esa zona de Oviedo, pero si lo hay lo que se requiere es que un cuerpo organizado con autoridad se ocupe de perseguir a los individuos que delinquen. Creo que ya existe, suele vestir de azul y se llama policía.

Resulta curioso que los responsables municipales hayan dispuesto que muchos de sus miembros se desplieguen no en el extrarradio sino por las calles del centro de la ciudad para combatir peligrosísimos elementos como los mendigos que extienden la palma de la mano rogando una moneda, o los vendedores ambulantes de discos y bolsos falsificados, algo que preocupa sobre todo a Alejandro Sanz y a Cartier. Seguramente a usted mucho menos.


domingo, 12 de diciembre de 2010

La mula y el buey


Como las navidades empiezan ahora a finales de noviembre, ya llevamos unas cuantas semanas de luces de colores, regalos de atrezzo y nieve de spray sobre nosotros. Finalmente nos han alcanzado los belenes. Primero en Madrid, donde Esperanza Aguirre llegó en plan de recalificadora de terrenos indicando a los artesanos lo que era edificable y lo que no. Es una deformación profesional, no se lo tengan en cuenta.

Esa es la mula. El buey es otro alcalde, el de Oviedo, que en la inauguración del belén de la plaza de la Catedral aprovechó para criticar a los diez colegios de la capital asturiana que no han querido celebrar esa tradición particular. Voy a enlazar la nota de LNE porque, otra cosa no, pero ese periódico se ocupa con cuidado exquisito en reproducir siempre con alta fidelidad las palabras de Gabino de Lorenzo, ahí va.

Dice el alcalde que "lamenta" que no hay belenes en diez escuelas por la presión "de una minoría". Dice que el belén es una tradición de una "mayoría silenciosa" y que "es esa mayoría la que tiene que mandar".

Pues no, no son las cosas así. Convendría que de una vez los autodenominados liberales españoles se decidieran a leer Sobre la libertad de John Stuart Mill; para que pudieran opinar con propiedad sobre los derechos de minorías y mayorías desde una postura liberal. Aunque no tengo muchas esperanzas.

Probemos otro camino. Personalmente debo confesar que me gusta llevar a mi hijo a ver el belén de la catedral, le encanta ver las figuritas, sobre todo los animales. Lo cierto es que lo mismo disfrutaría si cada navidad montaran un diorama de Star Wars, o la aldea de los pitufos. Quiero decir que el significado religioso de la instalación nos importa un bledo a los dos. El caso es que la escuela es un lugar al que se va a aprender materias útiles y diversas para que los pequeños, independientemente de su origen social, económico o cultural, reciban una formación amplia y universal antes de optar, más mayores, por una educación especializada que les lleve a un oficio. La escuela debe ser neutral, especialmente en los asuntos políticos y religiosos, porque debe ser para todo el mundo. No cabe ni los belenes, ni el Yom Kipur, ni el Ramadán. Cada uno en su casa.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Terror privado


Es un chiste ruso que ya se ha hecho viejo; dos ciudadanos de las antiguas repúblicas soviéticas se encuentran años después de la Perestroika y la caída del Telón de Acero, comentando la situación uno dice "lo peor del comunismo es que todo era mentira" y el otro le responde "pero lo malo es que todo lo que decían del capitalismo era verdad".

Hoy a recibido el premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, sin que haya podido acudir a recogerlo, y con las ausencias notables de varios países que no han podido resistir las presiones de China. Ya sabemos las mentiras del régimen totalitario del gigante asiático, pero ¿no es terrible que sea verdad todo lo que sospechábamos de las vilezas de las multinacionales de occidente?

Las revelaciones de los cables de Wikileaks sobre las maniobras de Pfizer para eludir la justicia después de causar la muerte de 11 niños en experimentos superan el guión de una película de terror. ¿Y quienes son los que están tratando por todos los medios de cerrar el paso a Wikileaks? Empresas, Amazon, PayPal, bancos de suiza, corporaciones de tarjetas de crédito. El terrorismo de Estado es uno de los mayores peligros de este mundo; pero el terrorismo privado, que empresas que solo rinden cuentas para su junta de accionistas (y a veces, ni eso) decidan quién puede hablar o no, a quién podemos escuchar o no, nos adentra en un mundo de arbitrariedades abismales. Más en una época en que las grandes corporaciones superan en riqueza a muchos países; en la que hemos visto la privatización de la guerra en Irak con empresas de mercenarios como Black Water. Lo más parecido que conocemos a ese futuro es el feudalismo; uno con satélites y fusiles de repetición. Sólo es una anécdota al lado de lo que hoy tratamos, pero a Alaska le retiraron los discos de las tiendas porque no gustaron unas declaraciones suyas sobre la piratería.


Y en estas llegó la Operation Payback de Anonymous como represalia y muchos no saben que decir. Los medios tradicionales se debaten entre la fascinación por un fenómeno que no entienden (hoy en El País a 4Chan lo definen como "un popular foro de entusiastas de la seguridad informática") y también las criticas a acciones masivas de algo que llaman vandalismo. Me apunto más bien a la visión de The Guardian al respecto. Y de Anonymous sigo pensando lo mismo.

Los ataques que hemos visto son equivalentes a los boicots; por cierto unos en los que no se usa ninguna violencia física, en la que nadie resulta herido. Serán lícitos o no en función de la legitimidad de sus reivindicaciones. Promover que no se compre cava catalán en Navidad por odio ideológico está mal; pedir que no se compren productos de empresas que podrían haber colaborado en el asesinato de líderes sindicales en países en desarrollo está bien. Sobre todo es la respuesta que mucha gente ha encontrado en un momento en que las instituciones convencionales parecen paralizadas, incapaces de actuar cuando no son cómplices de los depredadores de este mundo.



La foto pertenece a Stian Eikeland.

jueves, 9 de diciembre de 2010

No se plantan


Lo curioso del asedio a Wikileaks por parte de empresas privadas, desde Amazon a Paypal, pasando por Visa, Mastercard; o la filantrópica banza suiza; es que se produce --se supone-- por presiones del gobierno de EEUU, que busca la manera de castigar las revelaciones sobre su diplomacia. Es curioso, digo, porque precisamente llevamos viendo que desde hace dos años los estados (y el norteamericano incluido) parecían rendidos, derrotados, ante el empuje de iniciativa privada. Después de apoyarla con rescates en la crisis, se veían ahora sometidos a sus dictados, ya sea a través de ataques especulativos o por su capacidad para escapar a las leyes huyendo a paraísos fiscales.

Algo no encaja aquí. Quizá en el caso de Visa y Mastercard haya una explicación bien mundana y que cuentan los propios cables filtrados. Quizá. O puede que, para determinados intereses (Wikileaks ha anunciado que su próxima filtración se va a referir a la banca privada) los poderes del capital y los estados se entiendan de maravilla.

O puede, y yo creo que es eso, que a los estados, o quienes están al frente de ellos ahora mismo, no les de la la gana de plantar cara a quien tienen que plantarla.

martes, 7 de diciembre de 2010

Otro cartel para el PP asturiano

Bueno, ya les hice una propuesta de carteles en septiembre que, me consta que fue valorada en la calle Génova. Ahora, cuando Rajoy ya ha dado un paso al frente para aplazar con firmeza su resolución aplazada sobre el candidato del PP asturiano hasta enero (cinco meses antes de las elecciones), les propongo este otro cartel:



Ya que no van a optar por la opción que más me gusta para dirimir la candidatura (un combate a muerte entre Gabino de Lorenzo y Álvarez Cascos en la plaza de toros de Gijón con armas de gladiadores); pueden optar por presentarse sin candidato, como una sorpresa que se revelará el día después de los comicios. Toda una novedad en el márketing electoral.

ZPapa Americano


No creo en las conspiraciones, salvo en una que sostiene que hay un plan para destrozar el legado de Kurt Kobain permitiendo que cualquier mindudi pueda grabar versiones de Nirvana. Lo ha hecho Pitingo, Ramoncín y ahora Ainhoa Arteta, es evidente que esto es un complot y yo me lo tomo muy en serio. Pero sólo ese. Lástima que últimamente todo el mundo parece que vive en un estado de cierta paranoia, viendo oscuros intereses en todo lo que pasa, desesperados porque un trama de marañas pringa toda la realidad. No me extraña, vivimos tiempos de muchísima incertidumbre, en el que presiones de lejanos especuladores financieros deciden sobre la edad a la que nos jubilaremos; en el que el movimiento de millones de millones de euros se lleva por delante a países enteros sin que los ciudadanos puedan hacer nada más que mirar estupefactos.

Y en estas llegó la crisis de los controladores aéreos y la primera declaración de Estado de Alarma de la democracia, y muy pocos pudieron resistirse. Unos se lanzaron a insinuar que el Gobierno lo tenía todo planeado desde el principio para ganarse el favor de una opinión pública enfurecida y distraer al personal de la privatización de Aena; y otros han sugerido que la oposición participó en un contubernio con los controladores para crear el caos y forzar así un adelanto electoral. Que los controladores, un colectivo que se sentía muy fuerte por su capacidad de presión, decidiera por su cuenta y riesgo plantarse en el primer día del puente porque pensaban que el farol iba a colar parece que les resulta inconcebible. Y la verdad es que es lo más lógico, porque no estaban escaldados y siempre les había salido bien.

Tampoco culpo al respetable por caer tan fácilmente en la irracionalidad de las explicaciones esotéricas; son tiempos muy propicios en plena resaca de las revelaciones de Wikileaks. Pero hay que mantener la cabeza fría. En lo que estrictamente se refiere a España lo más grave ha sido descubrir que el fiscal general del Estado colaboró con EEUU para entorpecer la investigación del caso Couso y que el fiscal jefe de la Audiencia Nacional hacía lo mismo en el caso de las torturas de Guantánamo porque además le tenía rabia al juez Garzón. Lo demás; que Aznar es un ególatra, que medio PP piensa que Rajoy es un panoli o que Esperanza Aguirre es hiperambiciosa, ya lo sabíamos.

Bueno, es verdad, también está la infame condescendencia del gobierno socialista con el lado más oscuro de la política exterior norteamericana, desde los vuelos de la CIA a las presiones para aprobar la ley antidescargas de internet; pero lo cierto es que la conspiración de estas dos legislaturas lo que sostenía es que Zapatero participaba del eje del mal sudaca con Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales. Y resulta que no, que va. Era ZPapa Americano Ma Si Nato In Italy, sometido como un lacayo a las exigencias del imperio. Lo de toda la vida. Así que, conspiradores elijan; o ZP bolivariano o ZP yanqui. Las dos no pueden ser.

No está todo perdido, hoy es 7 de diciembre, el día fijado para que la gente saque masivamente el dinero de los bancos y así ahogar en falta de liquidez a los plutócratas culpables de la crisis. Si sale bien, usted puede ser parte de una nueva conspiración en directo. Decídase a participar pronto, mañana la vida va a seguir tan normal como siempre. Es decir, nada.


lunes, 6 de diciembre de 2010

Spain cheats


Vale que a los americanos el rey Juan Carlos les había parecido suficientemente inspirador como para ponerle percha a Magneto; él y otros miembros de la familia real pasados por Marvel. Pero las últimas revelaciones de Wikilealks parece un truco de vídeojuego, consejos para pasar a la siguiente pantalla:

"En las reuniones" --dice el embajador de EEUU-- "el Rey intentará cautivar a sus interlocutores rebajando el nivel de formalidad y protocolo para hacerles sentirse cómodos, para así tratar de llevar las riendas de la relación. Lo mejor es ponerse a la altura de la jovialidad y el tono de broma y no sentirse intimidado por su aura. Si le replicas con jovialidad y algún juego de palabras, te ganarás su respeto".

Es una especie de manual del buen diplomático en el reino olvidado de Hispania. He jugado demasiado D&D.

Al hilo de todo esto, ¿cuántas vidas le quedan a Assange y a Wikileaks? Amazon, servidores, Paypal, y bancos en Suiza van retirando soporte a la página porque no pueden soportar las presiones del poder amenazado. A Wikileaks la quieren tumbar en un asedio en el que la iniciativa privada, las empresas, tienden todos los puentes levadizos. ¿Cómo era eso de que el capitalismo es el sistema económico que mejor garantiza las libertades civiles?

sábado, 4 de diciembre de 2010

Elegí un mal día para dejar de pensar


Vivimos tiempos extraordinarios, unos en los que día a día vemos que las instituciones democráticas son incapaces de plantar cara al mercado global, monstruo sin cabeza ni rostro que sí puede imponer las medidas económicas que más le convienen; y anoche la primera declaración de Estado de Alarma en la historia de la democracia española por el caos desatado por los controladores aéreos. En tiempos así de agitados lo mejor es recordar el consejo de Gandalf, que no por ser personaje de ficción es menos acertado, cuando dice que uno no puede elegir el tiempo que le ha tocado vivir, pero sí puede elegir qué hacer en ese tiempo.

Todos los oficios me merecen respeto; y no sé si los controladores aéreos tienen sueldos excesivos; en general más bien creo que en España en casi todos los trabajos se paga menos de lo que se merece. No sé si las causas de la protesta se deben a la privatización de parte de AENA, a una nueva regulación de horarios, o a reclamaciones salariales. Aún en el caso de que considerara del todo justas y correctas las reivindicaciones de los controladores (aquí es donde mejor las explican), no podría más que condenar su protesta.

Entiendo que una parte de la izquierda aún sienta que se le ponen los pelos de punta cuando oye que se militariza algo; o tiene el instinto de ponerse del lado del que reclama reivindicaciones laborales, pero no es el caso. Es un insulto para quienes de verdad han hecho alguna vez una huelga que se compare con esto. No ha habido un aviso previo; no se pierde el jornal por no trabajar en el día (o días) de paro; no hay nada. La protesta de los controladores ha sido primero una pantomima que ensucia el derecho a una baja por enfermedad y un abandono masivo de los puestos de trabajo en una demostración de chulería sin límite. Se podría haber anunciado una huelga para los días de Navidad y se hubieran provocado las molestias que tiene que provocar una protesta para que se tome en serio; esto sólo ha sido una macarrada.

Por supuesto, el caos favorece la conspiración. Entre los clásicos de la carcundia anoche abundaba la doble especie de que el gobierno es, a la vez, un nido de estúpidos retardados y también una cueva de maléficos genios maquiavélicos que lo tenían todo calculado. O eran tan torpes que anunciaron su decreto en vísperas del puente sin medir que podría estallar la protesta o lo hicieron a propósito, contando con que la opinión pública se lanzaría contra los controladores y poder justificar así todo tipo de medidas draconianas. Me parece muy bien, pero hay que elegir; o una cosa o la otra.

Malo que a la conspiración se hayan sumado los propios partidos. El PP insinúa que el Gobierno sabía lo que iba a pasar y, a su vez, el PSOE insinúa que el PP se reunió con los controladores antes de que ocurriera todo.

Visto el percal y el resultado, ¿por qué los controladores decidieron tomar una medida tan drástica, una que era previsible que terminara convirtiéndolos en el colectivo más odiado del país? Por que se sabían imprescindibles, porque se sintieron fuertes y poderosos, capaces de plantar cara a lo que fuera (hasta que llegó la militarización) y con la sartén por el mango.

Los controladores y muchas personas (unas de buena fe y otras no) han pretendido vestir esta historia como un conflicto laboral en la que son la parte débil. No lo son, precisamente por su fortaleza se marcaron al chulería de que el 70% de ellos dejara el puesto de trabajo por mareos y ataques de pánico fraudulentos para luego recluírse en una sala de hotel a esperar qué pasaba. Los controladores se han portado como se están portando los especuladores de los mercados financieros, como chantajistas poderosos que pueden imponer su ley por la fuerza de los hechos.

Lástima que los estados no sean capaces de declarar el estado de alarma en la economía global. Ese es un asunto que definitivamente sí se les ha ido de las manos hace tiempo.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cínicos y mezquinos



Pues menos mal que Zapatero había abandonado el espíritu atlantista occidental de la gente de orden de toda la vida y poco menos que formaba parte de un eje del mal de medio pelo y sudaca compuesto por la Cuba castrista, la Venezuela de Chávez y la Bolivia de Evo. Eso es lo que repetían una y otra vez los carcas con escaño o con columna de opinión.

Y mira, no. Resulta que nuestro gobierno era casi igual de lacayo que el de Aznar con EEUU. Son demoledoras las revelaciones sobre el caso Couso que se han dado a conocer con los papeles de Wikileaks entre ayer y hoy en El País. Dejan en muy mal lugar a María Teresa Fernández de la Vega, a Moratinos, y algunos altos cargos de Exteriores. Pero por encima de todo al fiscal general del Estado, Cándido Gómez-Pumpido, que debería haber dimitido ayer. Es una vergüenza porque, además, el gobierno socialista apoyó en público antes de llegar al gobierno y después las reivindicaciones justísimas de la familia de Couso y se han comportado de forma absolutamente hipócrita y cínica.



Pero, en todo caso y aún reconociendo esa infamia; el asunto de Couso deja un lugar a la esperanza. El proceso siguió adelante y, en general, los magistrados se comportaron con independencia. Otra cosa es el asunto de la persecución internacional de los crímenes de Guantánamo en la que las presiones para que no salga adelante provienen de un fiscal de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, no hay presiones políticas de oscuros tejemanejes por los intereses de las relaciones entre España y EEUU. Zaragoza se ofrece motu proprio a obstaculizar la investigación y, sobre todo, evitar que caiga en manos de Baltasar Garzón. Esto es muy relevante, Zaragoza será quien encabece después el ataque contra Garzón por la investigación de los crímenes del franquismo; un asunto que, en un triple asalto (sumando causas por las escuchas a abogados del caso Gürtel y supuestos cobros del Banco Santander) terminaron con la suspensión del juez y su marcha a la Corte Penal Internacional.


El primer caso nos habla del cinismo político, de la utilización de las personas con fines electoralistas para luego ceder a la realpolitik de los intereses de Estado. El segundo asunto, nos revela la profunda corrupción de autoridades que no son elegidas y sobre las que no pesa la amenaza de perder en unos comicios el puesto de responsabilidad que ocupan. Nos enseñan, otra vez, que la judicatura española es mezquina, arrogante y muy poco democrática. Y puede que este no sea uno de los menores problemas de España a la hora de regenerarse y cambiar, no todo es economía.