martes, 15 de marzo de 2011

Gabinoleaks


Sin duda, dos de los acontecimientos más relevantes de la comunicación contemporánea han sido la irrupción de las revelaciones de Wikileaks y el salto desde el furor por la pura gamberrada al ciberactivismo de Anonymous. Son dos sucesos de trascendencia mundial, seguidos por millones de personas a lo largo de todo el planeta; así que no es extraño que en Oviedo, donde el gobierno municipal ha hecho del provincianismo uno de los elementos fundamentales de su idiosincrasia, quisieran contar con su propia versión de este novedoso asunto. Eso sí, en una adaptación reducida y autóctona, tal que a la zarzuela se la llama género chico de la ópera; y está claro que en el consistorio hay elenco con experiencia en esta materia.

Sucede que, ante la creciente evidencia de irregularidades en la expropiación de Villa Magdalena, el equipo de gobierno ha recurrido a la conspiración y las filtraciones. Alguien, un hacker que se hace llamar Voxpopuli, robó de la cuenta de la ex secretaria general de la Sindicatura de Cuentas, Rosa Zapico, 54 correos sobre este caso; e-mails que hizo públicos a bombo y platillo el concejal Jaime Reinares como prueba, en su opinión, de que se les había fabricado una trama con todo este asuntos.

La historia tiene todos los elementos de la era 2.0 pero en plan cutre y paleto. Así, mientras que las filtraciones de Wikileaks desnudan la diplomacia de realpolitik de EEUU sin dejar títere con cabeza en centenares de miles de documentos, los Gabinoleaks de Villa Magdalena son una cuidada selección de 54 correos que no aportan nada relevante más que servir de espectáculo para distraer la atención del fraude de 30 millones de euros a las arcas municipales.

Y si Anonymous basa su fuerza en el número -- “somos legión”, dice uno de sus lemas en recuerdo del nombre que se daban los demonios cuando los quería exorcizar Jesucristo-- el autor del robo de los correos de Oviedo es uno solo y con ínfulas divinas, porque Voxpopuli es vox dei .

Puede que pronto este hacker deje de ser anónimo y queda por saber si hay relación entre ese caso y el asalto a la sede del PSOE de la capital asturiana en la que se robó el ordenador personal de su secretario general. Entonces se detuvo a un toxicómano que había vendido el portátil para comprar cocaína.

O quizá no tengan ninguna relación, porque lo cierto es que el propio PP está muy descoordinado en este asunto y así, a la misma hora que en Oviedo se denunciaba a la Sindicatura de Cuentas y se pedía su disolución, en Gijón su grupo municipal pedía explicaciones al ayuntamiento por informes desaprobatorios del mismo organismo fiscalizador. La Sindicatura ha estudiado las cuentas de Oviedo, Gijón, Avilés, o Llanes; pero en la capital están dispuestos a llevárselo todo por delante con tal de que se olvide lo suyo.

Poco a poco el devenir municipal de Vetusta se ha ido convirtiendo en un guión de Los Soprano , de la cuarta temporada; una de las series más descargadas, que es algo también muy de la era 2.0, por seguir el hilo.

El caso es que la inviolabilidad de la correspondencia es uno de los pilares básicos de la democracia; tanto como que cuando te despiertan de madrugada sea el lechero y no la policía secreta; pero en su descarada inversión de los valores, en Oviedo el gobierno municipal ha llamado héroe al ladrón, igual que llaman ordenación urbana a lo que solo son negocios.

No hay comentarios: