miércoles, 9 de marzo de 2011

Manning y Walker, el traidor y el héroe

Borges imaginó muchas veces la historia del hombre que lucha de noche para derribar el sistema que defiende de día; soñó un sultán que para conocer mejor a su pueblo recorre las calles de incógnito hasta que termina encabezando una rebelión contra los abusos que les infringe; pero el más conocido es su cuento Tema del traidor y el héroe en el que un rebelde irlandés, que lidera el alzamiento contra los invasores británicos es descubierto como colaborador del enemigo por sus compañeros y optan por ejecutarlo de manera que parezca una víctima de la opresión y no un vendido.



¿Qué pena merece un traidor? Para Estados Unidos depende. Pocos recuerdan ya el caso de John Walker Lindh, más conocido como el talibán americano; capturado en Afganistán en 2001 luchando junto a las tropas islamistas. Walker Lindh cumple una pena de prisión de 20 años. Bush llegó a referirse a él como "un pobre tipo", aunque no quiero decir que fueran clementes con él. Esta foto fue hecha pública por su defensa para mostrar el trato, la tortura, a la que somete el ejército de EEUU a sus cautivos, aunque sean compatriotas:



Walker Lindh sufre una pena amarga; pero ya definitiva y sentenciada. Hoy EEUU se ceba en otro "traidor": Bradley Manning, el soldado que se sospecha pueda estar detrás de buena parte de las filtraciones de Wikileaks. De ser así sabemos mucho, gracias a él, de lo revelando en los cables diplomáticos que se van conociendo poco a poco; también de los vídeos que muestran ataques a civiles en la Guerra de Irak. Manning, que no empuñó ningún arma contra su país, no sabe aún cuál será su pena, pero es probable que termine en el cadalso, se le ha acusado oficialmente de cargos de "colaboración con el enemigo" que implican la pena de muerte.






Walker Lindh colaboró con el enemigo a base de plomo, pero le espera una larga prisión y no la ejecución. Además, a Manning, se le ha sometido a un trato cuando menos denigrante; obligado a permanecer desnudo en su celda durante 7 horas y en completo aislamiento.

No por Wikileaks, sino directamente de los calabozos de Egipto pronto podremos conocer más de las torturas subcontratadas por EEUU a países árabes durante la denominada Guerra contra el terror. Pero qué es traidor y qué es héroe, mejor que no intente contárnoslo ellos. Aunque traten de aparentar ese doble papel que imaginó Borges; solo cumplen el primero.

No hay comentarios: