jueves, 7 de abril de 2011

Los comunistas nórdicos


Una de las cosas más interesante del caso de la resistencia de buen parte de los eurodiputados españoles a volar en clase turista; la campaña espontánea de indignación ciudadana del #eurodiputadoscaraduras y la consiguiente rectificación; son las excusas que han ido desgranando a lo largo del día para explicar esta infamia.

El PSOE se vio muy pronto pillado por el carrito de los helados y comenzó a dar marcha atrás al filo de la medianoche de ayer; primero porque decían que salía más barato, al final, volar en primera clase por los descuentos; también que esta no era una votación definitiva y luego ya se vería; esta tarde el asturiano Antonio Masip ha dicho en RPA que la propuesta se presentó en portugués y no la entendieron bien.

UPyD, trató de aguantar el chorreo con un anuncio de rectificación y explicaciones que llegaron por la mañana; no sin que antes algunos simpatizantes recurrieran al absurdo de replicar que los que critican el caso de los eurodiputados no condenan que "en Cuba no se pueda votar" y que esta polémica era un "un ataque de histeria progre colectiva". No se trata de la primera metedura de pata de Francisco Sosa Wagner, el único eurodiputado de Rosa Díez; en 2009 se negó a rechazar una ley homófoba de Lituana y, tras el escándalo, rectificó. Parece que no saben votar. Que si se discuten propuestas en idiomas raros, que si nos hacen descuentos 2x1, que si es que lo vamos a votar otro día distinto. El caso es que son tantas justificaciones variadas y vacuas que nos demuestran que la pillada era en bragas.

¿Y el PP? El PP nunca se equivoca amigos, por eso no tienen que rectificar. Soraya Sainz de Santamaría explicó perfectamente esta mañana que todo este asunto era una cosa de "comunistas nórdicos", y además que lo presentaron "de cara a la galería" (vídeo, minuto 19). Lo de los comunistas nórdicos da mucho juego porque suena vikingos sanguinarios pero todavía nos quedaba por escuchar al mejor, a Vidal Cuadras, explicando que él vuela mucho todo el año y que esto "es una necesidad objetiva y no un lujo".




Con muy buen criterio Ramón Lobo apunta hoy al enorme desprestigio que supone todo este tema para la Eurocámara, más con todos los casos recientes de eurodiputados que fichan el viernes y se van o los que se dejan comprar por los lobbies. Y es grave porque, legislatura a legislatura, los eurodiputados se quejan de la abstención con la que se acogen los comicios en los que se les elige; y que la importancia que tiene Europa no se valora como debiera. Cierto, pero todos estos casos demuestran que son ellos los principales culpables ya no solo del pasotismo, sino aún peor, del descrédito de la política.

Si vivimos un tiempo en que el poder político ha quedado absolutamente supeditado al económico y la crisis es una muestra de este golpe de estado contra la democracia por parte de los especuladores financieros, precisamente lo que nos hacen falta son políticos ejemplarizantes. Los partidos españoles deberían dejar de ver Bruselas como la jubilación dorada donde enviar a sus veteranos si quieren que los demás nos lo tomemos en serio. Y un aviso, esto es lo que abre las puertas al populismo y a los totalitarismos antiparlamentarios. Luego no lloréis.

2 comentarios:

piezas dijo...

Maese Lordo: simpatizantes de UPyD no, cofundadores. Carlos Martínez Gorriarán es responsable de Programa y Acción Política.

Lordo dijo...

Es verdad, pero lo de Cuba era un retuit de un tal JMiguel Durán que, por lo que dice, solo es palentino.