sábado, 21 de mayo de 2011

Descolocados, al loro


En el 15M no hay jerarquías pero no es cierto que sus propuestas sean confusas. Se pide una reforma electoral más representativa, que se separen efectivamente los poderes judicial y ejecutivo y que el Senado sea una cámara territorial. También más transparencia a los partidos en financiación y las cuentas de sus miembros. Todo el mundo se ha quedado muy descolocado con las protestas sobre todo los que insisten en poner a internet en el horizonte del futuro cuando hace tiempo que es algo cotidiano para los jóvenes.

La generación de la Transición deberá asumir que dejó mucho por hacer, quizá no tuvo otro remedio, pero ha llegado la hora de terminar el trabajo. Y lo va a hacer esa nueva hornada de consentidos que vivió siempre en libertad, mimados y nobles, refalfiados y formados como nunca. Los que llamaban carrozas a sus antecesores se han convertido en puretas.

La experiencia dicta que el PSOE sería el más perjudicado y, sin embargo, es el PP ultra movilizado el que se ha lanzado a acusar con pavor a los manifestantes, preparando los mimbres de una nueva conspiración. Álvarez-Cascos, que se dice renovador pero aún se confunde en su mítines con el PP, destaca entre los acusadores. El camaleón no se ha camuflado lo suficiente.

Punto de vista. Análisis en La Voz de Asturias.

No hay comentarios: