martes, 10 de mayo de 2011

Los mundos de MAFO





La semana pasada PP y PSOE se enzarzaron por atribuirse la parte más grande de los orígenes de la crisis económica en España. Los conservadores, con razón, le recordaron a Zapatero todas las veces que renegó de que fuera a haber una recesión; y le exigieron cuentas por no haber tomado muchas más medidas desde un principio. Los socialistas destacaron que la espectacular especulación inmobiliaria que explica la crisis particular del país y que se haya doblado la tasa de paro desde 2007 se gestó con las dos legislaturas de Aznar.

Y es cierto. Era el entonces ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos el que se mofaba de quienes alertaban sobre las subidas de precios de la vivienda diciendo que si se encarecía es porque había demanda de sobra. El espejismo del crecimiento español, ese castillo de naipes que se desmoronó al primer soplido, fue obra de un Rodrigo Rato dos veces ministro de Economía que además lleva en su currículo haber pasado por el FMI en vísperas de la hecatombe de la economía financiera mundial. Rato es a las finanzas lo que los caballos de Atila a la hierba.

Es decir que, a la hora de buscar culpables, hay para repartir a ambos lados; y es tentador recurrir al refrán que dice que mal de muchos consuelo de tontos, si no fuera porque no llegó a terminar la semana sin que apareciera un tonto nuevo a tratar de repartir el mal entre muchos más. La economía española está estancanda con un crecimiento muy débil, con una tasa de paro alarmante y sin que fluya el crédito. PP y PSOE nunca se pondrán de acuerdo sobre la responsabilidad última de la recesión, pero ya ha llegado el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a ofrecer un nuevo culpable: los trabajadores, que cobran demasiado. Dice el gobernador que ha habido un “excesivo” incremento de salarios durante el primer trimestre del año; y eso que ha sido un periodo en el que ha crecido la inflación y el BCE anunció subidas de tipos que encarecerán más la vida. En el mundo de MAFO, España es un país sometido a una curiosa dictadura del proletariado en la que los jóvenes que terminan sus estudios se topan al día siguiente con un contrato fijo indefinido y sueldos de 3.000 euros para arriba; en el que lo primero que preguntan en el curro es cuándo empiezan las vacaciones y en el que la gente se apalanca en el trabajo sabedora de que es imposible que la despidan. En el mundo de MAFO hay una excesiva rigidez en el mercado laboral español pero la cuestión es que si ya rozamos los 5 millones de parados ¿a quién más hace falta despedir y en qué ayudaría al empleo que se den más facilidades para mandar al paro a la gente? Dada la precariedad y los niveles de miseria y explotación que definen la realidad del panorama laboral del país parece obvio que MAFO lo desconoce todo sobre este asunto. Pero no habla de otro. Se echa de menos en cambio que se ocupe de lo que se supone que es por lo que se le paga y es que bancos y cajas siguen sin facilitar crédito; es más, el gobernador ha fomentado integraciones de cajas en las que no todos los números estaban claros, como ocurrió en la fallida unión de Cajastur y otras con la CAM. Quizá MAFO sí que tenga que ocuparse de salarios altos pero de los de los directivos de entidades financieras como los de La Caixa que se han blindado antes de la entrada del FROB por si acaso. Eso sí es rigidez laboral y de los mundos de MAFO.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy te pongo un cinco, mira tu. Aunque normalmente despues de leerte te pongo unos, hoy repartes a diestra y siniestra, con lo cual te mereces la máxima puntuación. Hoy no eres el sectario que yo pensé que eras

fermorser dijo...

Gran post. Pero es solo el primero que lo dice. Machaconamente lo repetiran hasta la saciedad y al final pensaremos todos que es verdad. Que los salarios desbocados ¿? son los culpables.

The Doll dijo...

Seriamos muy hipocritas, si no dijeramos que lo que ha ocurrido es la cronica de una muerte anunciada.
¿Culpables?, muchos, entre ellos nososotros. La famosa Ley de liberacizacion del suelo, en lugar de abaratar disparo el precio de al tierra, de la vivienda y permitio construir en parajes maravillosos, costa de Pielagos, y todos los gobiernos han seguido explotando el tema.
Cuantas veces hemos oido, no te preocuopes, pide un credito que para eso estan los bancos, pido para la casa y de paso para el coche y las vacaciones.
Un amigo me decia el otro dia, en un pais, en un pais, en el que el obrero va a trabajar en un mercedes, algo raro pasa, y no por que no se lo merezca.
En fin, hemos vivico por encima de nuestras posibilidades, al menos que esto sirva para algo.
saludos

BlueLady dijo...

Algo muy parecido escribía yo (tú lo haces mejor, sin duda alguna)en contestación a unas declaraciones de Rajoy diciéndo a sus posibles votantes que no tiren las papeletas a la basura, que le voten para obtener la mayoria absoluta. Por cierto, me pongo mala solo de pensarlo.
En pocas lineas intenté explicar qué el PP gobernó en la cresta de la ola de la economía y el gobierno actual se ha comido el marrón de la crisis que ya se venía gestando desde hacia tiempo, y qué es consecuencia de la practica salvaje de la economía especulativa.
También es cierto qué somos un país con poca previsión y menos planificación y qué lo de invertir para que las generaciones venideras recojan los frutos nos suena a chino. Así qué no se sabe ni cuando ni como vamos a salir de ésta.
Me ha gustado tú post qué lo sepas, vendré por aqui a leerte de vez en cuando.
Ah! si te molesta alguna de mis opiniones, borra directamente; al fin y al cabo es tu Blog.