jueves, 2 de junio de 2011

Tortas por pan


Parece que no habrá acuerdo sobre los convenios colectivos porque a la patronal no le conviene el acuerdo ahora, y espera que el próximo gobierno del PP legisle de forma más favorable a sus intereses el año que viene.

Lo cierto es que es una estrategia que les ha salido muy bien. En el lejano 2009, ya se paró una negociación en la Mesa de Diálogo Social cuando el entonces presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, llegó con una petición de despido libre que gobierno y sindicatos rechazaron indignados. Casi un año después, en mayo de 2010, la presión de los mercados y Bruselas llevaba a Zapatero a anunciar en el Congreso su plan de recortes y una reforma laboral y de las pensiones que por fin cumplían las anheladas fantasías de la patronal.

Los empresarios españoles han aprendido una valiosa lección de esta crisis; no merece la pena ceder ni un ápice en ninguna negociación porque con un poco de paciencia sus tesis acabarán siendo impuestas por el terrorismo financiero de los mercados de deuda o (lo dicen ellos) por el PP.

Se trata de la enésima muestra del fracaso de la política (que es sucia y llena de ineptos, pero con la legitimidad de las urnas) frente al aplastante poder de unos especuladores a quienes no ha elegido nadie. El ZP de 2009 se plantó ante la patronal un tiempo; pero el de ahora, vemos viva su carne pero es otro hombre el que la habita. Resignado, a falta de pan recibe tortas de los mismos a quienes se perdona mantener la cuarta parte del PIB en la economía sumergida.


1 comentario:

Anónimo dijo...

MECOASTUR dice:
Cuando se va de bueno por la vida es lo que suele pasar , que se te caguen en cima.