jueves, 14 de julio de 2011

Consuelo de tontos


Mal de muchos consuelo de tontos, le decía la ministra Salgado al comisario europeo de Economía el día en el que la prima de riesgo española alcanzaba máximos históricos. Claro que ese día también se disparaba la de Italia, crecía la belga, se doblaba la francesa, las de Portugal y Grecia eran hundidas por las agencias de calificación, está claro que el mal era para muchos, queda por saber quién es el tonto que así se consuela. Todo el mundo ya asume que la única solución para acotar una crisis que se extiende salvajemente por la impunidad del terrorismo financiero pasa por la consolidación de la unidad europea, lo dice hasta George Soros que de terrorismo financiero sabe un rato. Pero el PP insiste en que la única causa de todos los males es Zapatero y que se vaya, la solución; y lo que dice, pero sobre todo lo que no dice, el PP en esta materia es de suma importancia.

Que Rajoy vaya a ser el próximo presidente del Gobierno parece tan inevitable como a agosto le siga septiembre; la crisis desbocada le llevará al Ejecutivo por desgaste del adversario y seguro que ha sido muy divertido, pero va siendo hora de que se tome el asunto en serio; y no lo parece visto que algunas de propuestas que deja caer de vez en cuando sugieren recuperar la burbuja inmobiliaria. Tampoco parece muy útil la estrategia del no hay un puto duro que, según la autonomía, se dice a micrófono abierto o cerrado. A no ser que lo que se trate es de justificar más recortes, inevitables como que a septiembre le sigue octubre.

No hay comentarios: