jueves, 15 de septiembre de 2011

Memento Mori ®


Dice el tópico que los viejos rockeros nunca mueren, pero vaya que si lo hacen; y algunos míticos con solo 27 años. Lo que parece que nunca muere son los derechos de propiedad intelectual, que cuando se acerca el plazo de cumplir logran una oportuna reforma de la legislación para extenderlos. La última se aprobó esta semana en la UE para alargarla de los 50 a los 70 años; menos que los 95 que ofrece la de EEUU y que dicen que crece a la par que envejece Mickey Mouse de Disney.

Resulta muy indicativo de esta época que se haya aprobado a la vez que nuestras sociedades ceden a la presión para retardar la edad de jubilación porque crece la esperanza de vida. Cualquier vida, la de las personas pero también la de los imperios, es un instante en un sentido cósmico; pero mientras dura cunde y nadie la quiere ver mermada. Lo que hace distinto nuestro presente es que a la gente se le alargue el tiempo que tiene que trabajar para ganarse el pan mientras que a las corporaciones se le alarga para que vivan de las rentas. Y es que para hacer un camino de rosas otro tiene que cruzar un valle de lágrimas. En Roma, a los césares triunfantes les acompañaba un esclavo subido a su carro que le susurraba de vez en cuando “recuerda que vas a morir”, memento mori, para rebajar la soberbia. En la actualidad, a nosotros nos exhiben con orgullo desmedido atados de una correa al desfile victorioso de las corporaciones y son ellas las que nos recuerdan que vamos a morir, pero en una pausa; después de la publicidad.

No hay comentarios: