viernes, 14 de octubre de 2011

Rajoy y la vida

Anoche el equipo de Mariano Rajoy debatía sobre las quejas del colectivo homosexual por su impugnación ante los tribunales por su derecho a casarse y adoptar hijo, no en vano, la BBC se ha hecho eco del temor de muchos a que se elimine de un plumazo tras la victoria del PP estos derechos ya consolidados y corren a casarse por lo que pueda pasar.

También tras la Guerra Civil, Franco anuló por decreto los matrimonios civiles pues en el estado nacionalcatólico solo los que hubieran pasado por el altar se consideraban válidos. Miles de parejas se encontraron con que la ley ya no les reconocía como tales de la noche a la mañana. ¿Hará algo así el PP? Más bien parece que no, y que tratarán de menguar los derechos de los homosexuales cambiando el nombre de sus uniones porque, en el fondo, no los consideran personas normales.

Pero en twitter se enconaron en la discusión, aseguraron que toda legitimidad se limita a lo que decida la mayoría y llevado al extremo el argumento aseguraron también que así era con el derecho a la vida.


Esa es la captura de pantalla y este el enlace (que puede desaparecer). El texto es terrible, porque en su literalidad abre las puertas a que se restablezca la pena de muerte y otros males mayores. No, hay cosas que no se deciden en una votación, hay derechos inalienables (y si no entienden la palabra búsquenla en el diccionario).

Pero además, todo estos nos hace sospechar que, una vez más, los carcas españoles se definen como liberales porque les da vergüenza que les llamen fachas, pero de liberalismo apenas conocen los mimbres básicos. Un consejo, si quiere ser liberal, corran a la librería y háganse con un ejemplar de Sobre la libertad de John Stuart Mill, y recorran con detalle lo que explica sobre mayorías y minorías. Después a lo mejor deciden hacerse liberales o igual no, pero al menos dejarán de hacer el ridículo.

No hay comentarios: