martes, 22 de noviembre de 2011

AntiZP en Asturias


Con el mapa teñido de azul, salvo las provincias catalanas, dos vascas y una andaluza, ya circulan lecturas tópicamente identitarias. No se engañen, el auténtico hecho diferencial en este 20N es el asturiano. Como en todas partes, también aquí el PSOE se estrelló de forma estrepitosa pero consiguió salvar 3 escaños. IU ha sido la gran beneficiada al recuperar el que primero le negó la pérdida de población y luego el voto útil. El PP asturiano, que lleva dos crisis internas en menos de una década, logró surfear el tsunami de Rajoy con Mercedes Fernández como rubia California Girl. Y luego está Foro.

Nunca se ponderará bastante el prodigio de un partido que logra hacerse con el gobierno autonómico a 5 meses de fundarse; tampoco se resalta lo suficiente su sectarismo abismal, que le impide pactar nada, y su nula capacidad para fijarse expectativas reales. Cascos ganó las autonómicas, pero por un escaño y ni siquiera fue la fuerza más votada; a sus seguidores les dijo que arrasaría. Para el 20N, hace una semana presumía rozar la formación de grupo propio en el Congreso con 5 escaños y la tozuda realidad le devolvió 1. La aventura madrileña, donde fue a rascar el voto ultra, se saldó con poco más de 6.000 votos. Se juntan más en el Carmín de la Pola. FAC quiso presentarse como un partido “trasversal” pero es tan de derechas que los votos perdidos por el PP asturiano el domingo son los que ha logrado Cascos. Solo uno de los dos grupos sobrevivirá y es el de Rajoy el que tiene el viento a favor. ZP quedará marcado por haber antepuesto lo que creyó que eran los intereses de su país a los de su partido. Con Cascos ocurre exactamente lo contrario.


No hay comentarios: