sábado, 12 de noviembre de 2011

Xibraltar


La primera norma del populismo establece que es necesario mantener discursos grandilocuentes y plantear objetivos vanos que logren distraer al público mientras la verdadera estrategia se desarrolla en silencio y por debajo. En el caso del gobierno de FAC en Asturias se han dado dos episodios ejemplares, los impagos a la Rtpa y el reciente anuncio de “dar la batalla” por Gibraltar. El primero se ha zanjado con cientos de trabajadores que llevan meses sin cobrar y abocados al paro porque arman mucho barullo; mientras, se dejaban sin pagar también suministros médicos a hospitales y se sugería el cierre de escuelas infantiles en varios concejos. Para lanzar su candidatura en Madrid, FAC ha apostado por intentar rascar el voto ultramontano sumándose al discurso de la conspiración sobre el final de ETA y, ahora, recuperando el irredentismo del peñón. ¿De verdad creen que eso es un asunto que preocupa a los asturianos? Bueno, entretenido sí que es. Así podemos plantear que Xibraltar sea el 79 conceyu del Principado mientras evitamos mentar que el desempleo ha subido en octubre hasta superar los 85.000 parados. Desconozco si será posible la pesca del salmón en el litoral de la Línea pero mientras lo estudiamos no tendremos que pensar en que los retrasos del HUCA obligan a enviar hasta Madrid a los enfermos de cáncer en Asturias. Gibraltar nos queda en el otro extremo de la península, muy lejos. Si miramos allí, asomándonos a la verja, no veremos cómo se desmantela nuestro sistema educativo y sanitario bajo nuestros pies. Lo que se suele llamar hacer el mono, de Gibraltar, por supuesto.



No para cualquiera (12-11-11)


*La foto es obra de Pablo Sánchez.

No hay comentarios: