jueves, 1 de diciembre de 2011

Asturias de lona


No sé cómo considerarán los expertos a Muhammad Ali en la historia del boxeo, pero sin duda fue el más fotogénico, la imagen del noqueo a Foreman en Kinshasa es un icono. Nada que ver con la trifulca que protagonizaron el martes en Oviedo, los concejales Iglesias Caunedo (PP) y González de Mesa (FAC) entre gritos de macarra e invitaciones a tomar por el culo, retándose como hacen los bravucones callejeros que confían en que les separen sin llegar a tocarse, que las palabras duelen, pero los puñetazos más. Ali y Foreman lucharon por un título pero también por dos formas de entender la vida en los años 70, en plena guerra de Vietnam y del activismo de los derechos civiles. Caunedo y De Mesa no pelean por nada digno sino que representan la inquina de los dos verdaderos contendientes, De Lorenzo y Cascos, para repartirse los despojos del conservadurismo asturiano. Bueno, y un parking. La lógica empuja a que PP y FAC lleguen a un acuerdo para gobernar Asturias de forma estable pero mientras el país languidece, sus ediles se desafían a repetirse en la calle lo que acaban de bramar a la salida del pleno.

El otro gran combate de cine de Alí fue contra Frazier en Manila, uno tan duro que ambos rozaron la muerte por agotamiento y el primero ganó porque el entrenador del segundo tiró la toalla antes de ver cadáver a su pupilo. Al de Manila es al que más se parece el combate entre Cascos y De Lorenzo está legislatura, ambos desencajados gobernando en minoría tirándose los trastos con afán destructivo. Pero para eso han tomado Asturias por un ring, todo lona, paralizada y rehén de sus querellas.



No para cualquiera (01-12-11)

No hay comentarios: