sábado, 3 de diciembre de 2011

Un candidato Erasmus


En los acuerdos avanzados por Merkel y Sarkozy podemos ver cómo va fraguando un modelo conservador de la UE, sin eurobonos, con un límite de déficit incluido en los textos constitucionales de cada Estado (como quiere Merkel); quizá también con una revisión que reste libertad de circulación a los acuerdos de Schengen (como quiere Sarkozy). Es un modelo que recibirá el respaldo de los gobiernos tecnócratas de Grecia e Italia y, con toda probabilidad, del nuevo ejecutivo español de Mariano Rajoy que ya adelanta en algunas comunidades sus planes de fuertes recortes sociales. Queda por saber si hay una alternativa factible a ese modelo, en teoría una propuesta que corresponde al otro gran grupo continental, el socialdemócrata; ¿existe? Nadie ha oído hablar de ella. El modelo conservador vela por encima de todo por los intereses nacionales y, lo que es peor, está resultado tremendamente ineficaz porque llevamos varios años con las mismas recetas y la economía se congela y sigue hundiéndose. La socialdemocracia debe olvidar sus antiguos proyectos pensandos para el Estado-Nación y preparar propuestas a escala continental, defendiendo a las instituciones comunitarias frente al interés particular del eje franco-alemán. El relato del PSOE de por qué hicieron ellos sus recortes en la pasada legislatura tendrá la justificación llorica de llegaron impuestos desde Bruselas; trabajen ahora para que no pueda ser así en el futuro, pero para Europa, los países solos ya no cuentan. No sé qué edad será más adecuada para el nuevo líder del partido, si joven o veterano; que hubiera llegado a tener una beca Erasmus no le sobraba.

No para cualquiera (03-12-11)

No hay comentarios: