martes, 31 de mayo de 2011

Escandalera underground


Nunca, en muchos años, como ahora el futuro inmediato de Asturias se decide en un punto geográfico radicalmente concreto, un ónfalo astur tan evidente como es en estos días la plaza de la Escandalera en Oviedo. Se la puede mirar a la manera en la que, en los mapas on line de internet, se juega con el zoom para verlos más de cerca. Hasta el asfalto. De hecho, premio Príncipe de Asturias mediante, la capital asturiana fue de las primeras ciudades españolas en fotografiar sus calles para poder visionarlas al detalle en Google. Se pueden ver las ventanas de Oviedo, pero asomarse a ellas es otra cosa. Por arriba, la plaza de la Escandalera acoge una acampada y espacio de debate que, junto a lo variopinto del episodio, supone una advertencia honesta de regeneración, transparencia y participación ciudadana. Bajo su suelo, la plaza acoge un aparcamiento subterráneo que es el objeto de deseo en la negociación de los dos partidos que pueden formar gobierno en Asturias. Su futuro se mira a largo plazo en la superficie donde exigen más democracia; pero a corto plazo se mira hacia el fondo donde se calcula la que ya hay en metros cuadrados. Uno de los partidos quiere entregar el túnel; porque se debate la posesión de una oquedad, a nuevas manos para saldar una deuda grave en el ayuntamiento; el otro retribuye la promesa de mantenerlo en las que ya lo poseen. La Escandalera es underground pero solo si se le levanta la falda; por la parte de arriba es un foro, pero por la parte de abajo no.


sábado, 28 de mayo de 2011

¿Nos hacemos un 68?



Del "bajo los adoquines está la playa" y el "prohibido prohibir", hemos pasado al "manos arriba esto es un contrato", "no hay pan para tanto chorizo", o "si no nos dejais soñar no os dejaremos dormir". Entre mayo del 68 y el mayo que le pone la M al 15M de 2011 han pasado muchos años y muchas cosas; son muy diferentes y se parecen también.

A menudo se critica de mayo del 68 que se dejó embelesar por su propia leyenda; que si todos los que aseguran que estuvieron aquel mes de aquel año en París hubieran estado realmente allí, la revolución hubiera triunfado abrumadoramente dado el número masivo de participantes con los que hubiera contado. Y también que salvo honrosas excepciones, algunos de sus afamados protagonistas renegaron ya maduros de sus afanes juveniles; o peor aún, no reniegan de palabra pero sí lo hacen con una trayectoria vital que ha terminado por convertirse en exactamente lo mismo contra lo que dicen luchar. Además, pese a los hermosa, fotogénica y creativa que fue esa protesta, las elecciones las ganó el conservadurismo de De Gaulle.

Por no aburrir, y porque otros que saben más que yo ya han escrito mucho sobre este asunto, resumiré que Mayo del 68 apenas aportó cambio político, sus aportaciones al pensamiento y la filosofía fueron muy escasas; y sin embargo, logró una enorme victoria en el imaginario colectivo y cambió efectivamente muchos usos y costumbres sociales, fue un hito para lograr una sociedad más abierta y diversa, que se plegara menos a los convencionalismos.

El 15M se fraguó en vísperas de unas elecciones municipales. En él confluyeron varios movimientos, desde plataformas creadas en internet como Democracia Real Ya o No les Votes hasta indignados sin ningún tipo de adscripción política ni vínculo generacional. Las manifestaciones de ese domingo fueron más numerosas de lo que nadie hubiera imaginado y a ellas les siguieron las acampadas, que fueron una acción espontánea y no premeditada, que nació en Madrid y se repitó miméticamente en otras ciudades españolas. Al ser un movimiento no jeráquico y horizontal pronto surgieron muchas discrepancias y, hasta que la semana pasada se fraguó un consenso de mínimos con muchas dificultades, lo cierto es que cada parte ha hecho la guerra a su manera. En las acampadas se han visto acciones geniales de gran capacidad organizativa, y también espectáculos patéticos de puro perroflauta. Pese al cansancio, a la presión de los reaccionarios y las disensiones; ayer todas las concentraciones se revitalizaron con las muestras de apoyo al brutal desalojo de al acampada de Barcelona por parte de los Mossos pésimamente dirigidos por el gobierno de CiU en la Generalitat.





No queda muy lejos el día en que las acampadas tendrán que desaparecer, ya sea porque los acaben desalojando por la fuerza o porque se decida dar un paso para llevar las protestas a otro nivel. Las peticiones de Democracia Real Ya, con demandas de más transparencia y participación ciudadadana en la vida política son más importantes que las asambleas populares; aunque estar en la calle les da una visibilidad y una relevancia que difícilmente se puede lograr solo en internet. También es cierto que solo en internet se puede coordinar una protesta intermitente y a gran escala que logre llegar viva hasta las elecciones generales. Mayo del 68 logró muy poco en la realpolitik aunque lograra que su paradigma cultural fuera hegemónico en las décadas siguientes; ¿qué quedará del 15M que tiene a la vez su fuerza y su debilidad en ser un movimiento sin cabeza, en ser un movimiento de propuestas generales y no concretas?

Porque además se moverá entre dos comicios de abrumadora victoria conservadora, lo fueron las elecciones municipales y parece bastante posible que lo serán las próximas generales.

Hay dos artículos sobre la influencia del 15M en las elecciones, este de Metroscopia que concluye que sí tuvo un peso efectivo en la Comunidad de Madrid (se circunscribe a la capital, nada más) en especial entre el voto joven que se decantó por partidos minoritarios; y este análisis de Ricardo Galli que trata de justificar los resultados de la campaña de No les Votes.

El artículo de Galli es un bonito brindis al sol, y no lo digo por la plaza. Efectivamente el balance de No les Votes está bastante descompensado; solo ha sido efectivo contra el PSOE, y ni CiU ni PP han notado un rasguño. Desde que naciera No les Votes hasta el 15M sus promotores se esforzaron por explicar que pedían que no se votara a los tres partidos; hasta el 15M, en la semana previa a las elecciones muchas de las peticiones a favor del voto en blanco o nulo ya no recibieron respuesta, en algunos casos de aplaudieron. De hecho en el cuadro de Galli se suman votos blancos y nulos, ¿en qué quedamos? Cuando el informático explica su éxito y reflexiona que el objetivo de cara a las generales es convencer a los votantes del PP no sé si me encuentro ante una increíble muestra de ingenuidad o de cinismo. Espero que lo primero; porque lo cierto es que el electorado conservador no castiga ni la corrupción, ni los escándalos, ni desde luego la Ley Sinde y se carcajea de las acampadas con los mismos argumentos que, de broma, expone a veces @masaenfurecida.

¿Nos hacemos un 68? Es el principio de un chiste sexual; porque la respuesta a cómo se hace eso es "tu me la chupas y yo te debo una". Y es algo de lo que ha pasado por aquí cuando toda la presión de las protestas se ha concentrado en el PSOE y al PP ni le ha tocado. Es lógico, al fin y al cabo es el partido que gobierna, solo al PSOE se pueden achacar los errores que le han llevado a la derrota (hay simpatizantes socialistas que piensan que las acampadas les han perjudicado, es un gran error); pero también solo su electorado es susceptible de escuchar este tipo de argumentos y castigar en las urnas.

Hay un lema de las acampadas que está muy equivocado, y es el de No nos representan. Entiendo lo que quieren decir pero lo cierto es que sí nos representan los cargos electos salidos de las urnas, nos van a representar gobiernos conservadores en la práctica totalidad de los gobiernos autonómicos y municipales y muy pronto en el Ejecutivo Central. Lo harán porque tendrán toda la legitimidad de las urnas para hacerlo y un partido que llegue a recibir tal respaldo masivo no se parará a pensar si tiene que escuchar a nadie nada, ¿para qué?

Nos deberán una, pero no nos devolverán sexo oral sino anal sin lubricantes. Cuidado.

martes, 24 de mayo de 2011

Casa



Horas antes de depositar su voto en el colegio electoral que le correspondía, el que será nuevo presidente de Asturias se despertó en un hotel; porque sólo muy recientemente se había censado en el Principado y aún no tiene domicilio fijo. Cascos, el ministro que, ante las primeras reacciones por la especulación inmobiliaria en España, sentenció que no había burbuja sino solo ley de la oferta y la demanda, consiguió que los asturianos le buscaran una nueva casa, la más principal, en Oviedo en la sede de la presidencia. Lo consiguió en buena lid porque los votos son la expresión más legítima del sentir ciudadano, y eso no tiene vuelta de hoja.

Pero vencer legítimamente en las urnas no quiere decir que valga todo; que en la noche de la victoria Pelayo Roces hablara de “secuestro de datos” por parte del gobierno en una jornada de resultados tan ajustados no es un buen augurio para el futuro y sí un síntoma de que el populismo va a marcar la próxima legislatura.

Para llegar a este resultado se partió de un supuesto pacto de la Zoreda entre el PSOE y el PP para repartirse Asturias que, en todo caso, en la medianoche del domingo se reveló como la interesada fábula que era para convertirse en el muy cierto pacto que unirá a Foro Asturias y al PP para gobernar, seguramente, el Principado, Oviedo y quizá Gijón, que ha entrado en el reparto.

Queda muy poco para olvidar las amargas querellas de sexagenarios y graves acusaciones entre quienes eran amigos anteayer, se enfadaron algo en enero, y mañana volverán a ser grandes compañeros.

Hay sociólogos que han asegurado, incluso antes de estos comicios, que Asturias ha dejado de ser de izquierdas. Quizá nunca lo fue. Los tópicos sobre los pueblos tienen una cara dura y otra amable, los catalanes son tacaños o ahorradores, los aragoneses cabezotas o tenaces, los andaluces vagos o alegres artistas.

La idiosincrasia asturiana, el prejuicio positivo con el que nos gusta vernos a nosotros mismos es el de la resistencia. Siempre ahí, reducto inconquistable de quien quiera llegar por las bravas a lo largo de los siglos, y la revolución y la guerra civil han pasado a formar parte de ese relato; son episodios que, despojados de ideología, alimentarán en el futuro esa leyenda. Porque lo cierto es que, salvo contadas y gloriosas excepciones, los asturianos han sido la mayor parte de la historia mansos servidores del cacique de turno.

En esta campaña, sin duda Cascos ha sido quien mejor ha sabido conectar su estrategia con esa idealización de la resistencia asturiana. Él ha sido un resistente ante su propio partido, jugó a la ambigüedad un tiempo y cuando se encontró con que le cerraban el paso, hizo de la necesidad virtud y creo un nuevo grupo que le permitió ofrecer la cara de renovador a la par que reivindicaba su trayectoria como ex ministro.

Casa es la palabra clave. Cascos ya tiene la suya en Asturias; su nuevo partido y el viejo resolverán sus diferencias para repartirse, ellos sí, el Principado y así todo queda en casa. En el partido socialista, ahora en la oposición, muchos tendrán que irse a su casa y lo mismo ocurre con IU, que se mantiene pero queda a la intemperie fuera del gobierno.

También el BA-UNA, que animó a votar a “lo de casa“, se va para la suya.


sábado, 21 de mayo de 2011

Jornada de reflexión



Descolocados, al loro


En el 15M no hay jerarquías pero no es cierto que sus propuestas sean confusas. Se pide una reforma electoral más representativa, que se separen efectivamente los poderes judicial y ejecutivo y que el Senado sea una cámara territorial. También más transparencia a los partidos en financiación y las cuentas de sus miembros. Todo el mundo se ha quedado muy descolocado con las protestas sobre todo los que insisten en poner a internet en el horizonte del futuro cuando hace tiempo que es algo cotidiano para los jóvenes.

La generación de la Transición deberá asumir que dejó mucho por hacer, quizá no tuvo otro remedio, pero ha llegado la hora de terminar el trabajo. Y lo va a hacer esa nueva hornada de consentidos que vivió siempre en libertad, mimados y nobles, refalfiados y formados como nunca. Los que llamaban carrozas a sus antecesores se han convertido en puretas.

La experiencia dicta que el PSOE sería el más perjudicado y, sin embargo, es el PP ultra movilizado el que se ha lanzado a acusar con pavor a los manifestantes, preparando los mimbres de una nueva conspiración. Álvarez-Cascos, que se dice renovador pero aún se confunde en su mítines con el PP, destaca entre los acusadores. El camaleón no se ha camuflado lo suficiente.

Punto de vista. Análisis en La Voz de Asturias.

viernes, 20 de mayo de 2011

No es igual



Las movilizaciones del 15M sorprendieron a todo el mundo, incluso a los participantes porque fue ese día cuando se vieron los unos a los otros, que eran, si no muchos, desde luego lo suficientes; y decidieron quedarse.

Totalmente descolocados, desde luego, se han quedado los partidos y los periodistas, sobre todo los más veteranos. Siendo como es una protesta que destaca su oposición al bipartitismo y dado que que el PP está en la cresta de la ola y sus votantes están absolutamente movilizados, parece que el partido del Gobierno sería el más perjudicado. Fernando Garea lo ha visto así.

Y, sin embargo, no ha sido el PSOE quien ha dado muestras de pánico sino el PP, ¿por qué?

Los conspiranoicos, sobre todo entre la prensa carca, ya han lanzado su nueva versión del complot judeomasónico con Rubalcaba a la cabeza o, por qué no, con la república por si cuela.


También Cascos, en Asturias se ha apuntado a esa idea. ¿Por qué pasan siempre estas cosas en vísperas de elecciones? Se preguntan (ya dispuestos a dar una explicación esotérica). Lo más probable, sin embargo, es porque solo en estos días los partidos están realmente pendientes de los electores y, desgraciadamente, el resto de la legislatura pasan olímpicamente de la gente.

¿Azuza la carcundia los complots, los insultos y la demonización de las protestas para movilizar aún más a su electorado? Quizá sí. O quizá se están poniendo una venda antes de la herida; si los resultados del 22M no son todo lo espectaculares que debieran ser (porque han prometido arrasar, no solo ganar aquí o allí, sino arrasar, y luego todo lo que sea menos parecerá poco). O quizá si el movimiento madura y se prolonga hasta las elecciones generales sientan que sí les pueden poner en un apuro.

Hay algo cierto, el 15M es un movimiento no jerárquico y espontáneo. Esa es su virtud y también su desgracia porque hay muchas sardinas para arrimar a tan poca ascua y todo el mundo trata de sacar tajada a su manera. Hay un dogma que corre de que todos son iguales y es lo mismo. Es falso. No es igual el que se ha quedado pasmado pero dice que escuchará, que quien ha entrado en pánico y dice que hay que solucionar esto a toletazos. No es lo mismo, claro que no.

martes, 17 de mayo de 2011

Un premio Príncipe para Wikileaks


Hoy se reúne en Oviedo el jurado del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación. No sé cuáles serán los candidatos propuestos, pero se trata de una buena ocasión para que la Fundación diera un espaldarazo al grupo que, seguramente, más ha hecho por promover la libertad de información en este año y que no es otro que Wikileaks. Sin duda este ha sido el año de las filtraciones de los cables diplomáticos de EEUU pero la labor de Wikileaks viene de largo y a ellos se debe que pudiéramos ver el vídeo en el que un helicóptero Apache de EEUU decide disparar sobre un periodista desarmado en Irak. De los cables diplomáticos sobre España hemos podido saber de las presiones de la embajada norteamericana contra los avances en la investigación de otro crimen de guerra similar; el Caso Couso al que se trataron de poner todo tipo de trabas en los tribunales con la aquiescencia de los fiscales. Supimos que la Ley Sinde, que permitirá que una comisión creada ad hoc por la industria del entretenimiento tenga la potestad de cerrar páginas web, fue prácticamente dictada por los intereses de la industria del ocio norteamericana como un experimento de control de la información que ahora se quiere extender a toda Europa.

Muchas de las filtraciones de Wikileaks eran asuntos menores, o documentos que venían a confirmar lo que siempre habíamos sospechado porque resultaba evidente; pero también revelaron, por ejemplo, que los países del Golfo Pérsico se encuentran entre los que más azuzan a EEUU contra Irán; o que pese a toda su retórica, China está deseando desprenderse de una Corea del Norte a la que acompaña como un lastre.

En todo caso, las informaciones reveladas fueron lo suficientemente importantes para que la cabeza de visible de Wikileaks, Julian Assange, fuera perseguido por medio mundo, se le acusara de extraños crímenes sexuales que sólo contempla la legislación sueca y acabara en un juicio en el Reino Unido temeroso de que un día puedan extraditarlo a EEUU, donde varias voces han pedido para él la pena de muerte.

Y peor es el caso de quien se sospecha que realizara la filtración, el soldado Bradley Mannig, recluído durante meses desnudo en una celda que solo puede abandonar una hora al día, aislado y humillado por sus guardianes.

Quizá, en todo caso, lo más relevante del trabajo de Wikileaks sea el legado que deja a la hora de hacer ver a la ciudadanía que la información le pertenece, que no debe esperar a que ningún intermediario se la guise y se la dé con cuchara. Fue tras la decisión de empresas como Amazon, MasterCard o PayPal de cortar los servicios que ofrecía a Wikileaks cuando Anonymous --un grupo que había ganado su reputación a base de gamberradas crueles-- se convirtió un adalid de la libertad de información que luchó con todos los medios a su alcance para sacarles los colores a estas corporaciones; y fueron ellos los que primero ofrecieron ayuda a Túnez y Egipto cuando sus gobiernos trataron de atajar las protestas de la población cortando el acceso a la red. Como todo, Wikileaks tiene sus luces y sombras, pero ellos han sido los pioneros y han abierto las puertas a un nuevo modo de entender la comunicación y la libertad de información. Y lo han hecho en un momento oscuro de nuestra historia, cuando los censores no son ceñudos señores con sotana y tijera, sino rostros de amable sonrisa que hacen esto por nuestra seguridad.


domingo, 15 de mayo de 2011

Pescadores del hartazgo


En esta campaña hay hartazgo de los partidos tradicionales, el run run (falso) de que “todos son iguales” y la sensación (más certera) de que se vote a quién se vote, las decisiones relevantes se toman en lugares donde las urnas no tienen peso. Hay un desapego extraordinario contra la clase política que en Europa cuaja en el populismo, y en España augura una victoria del PP. ¿Y Asturias? También hay desapego hacia los grandes partidos, nunca se habían presentado tantas listas, hasta 18 en las autonómicas; pero el PP llega diezmado; y tanto árbol no nos deja ver el bosque. Pese a lo que pueda parecer, el 23 de mayo sí habrá una gran renovación de la política asturiana. El PSOE une por primera vez en una misma figura a su candidato y al secretario general y aleja el fantasma de bicefalias pasadas; IU llega separado del nacionalismo que le acompañó dos legislaturas; el PP se presenta reducido ya al último aliento de De Lorenzo y luego está FAC que pretende pescar como outsider en este río revuelto. Cascos se aparece hoy como un renovador caído del cielo, ajeno a su propia biografía. Y eso es imposible, los socialistas recuperaron elogios antiguos de Cascos a Franco, cosas del pasado. Pero decir que en Covadonga se confunden patria y religión en 2011 todavía se llama nacionalcatolicismo.


Punto de vista. Elecciones 22M en La Voz de Asturias.

sábado, 14 de mayo de 2011

Más vale ser punkie que arzobispo de Oviedo


En el ecuador de la campaña electoral en Asturias con la iglesia hemos topado. La pastoral del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, para orientar el voto católico ha provocado una respuesta inmediata de quienes se han sentido más directamente aludidos en la izquierda del espectro electoral. Sanz, que ya dejó caer sus preferencias cuando se refirió despectivamente a algunos de los rostros más conocidos de manifestaciones pasadas como "los de la ceja"; también aquí tiró la piedra escondiendo la mano pero con fuertes críticas a "mentiras" en la gestión económica y defensa de su particular idea de la familia. Desde el PSOE le han reclamado que cada cual en su casa y en Izquierda Unida le han preguntado a qué divorciado votaría el arzobispo porque los dos candidatos conservadores (Isabel Pérez Espinosa en el PP; y Francisco Álvarez Cascos en FAC) lo están; el segundo reincidente.

Asturias está desacostumbrada con sus arzobispos. Pasó más de medio siglo con prelados como Tarancón o Díaz Merchán hasta la llegada de Carlos Osoro un hombre vacuo en sus discursos del que nadie podrá recordar nada de su paso inane por Asturias salvo lo de esconder en su palacio episcopal a las monjas rebeldes de Lumen Dei cuando se enfrentaron al Vaticano. Luego se fue a Valencia y se dedicó a saquear el patrimonio arquitectónico de sus vecinos. Y entonces llegó Sanz Montes, el arzobispo más lenguaraz del que se ha tenido noticia por aquí desde el siglo XX. Estas son algunas de sus perlas.

Según Sanz Montes, la violencia doméstica es una cosa deplorable, pero al mismo nivel que la demagogia feminista; ha presumido de mileurista (y ya podrá; que al fin y al cabo esos mil euros se los pagamos los mileuristas de verdad); dijo que las críticas a los casos de pederastia en la Iglesia eran una "campaña" de desprestigio, unos pocos árboles podridos en un bosque muy sano (pero es curioso y muy revelador sobre la extraña mentalidad de estos obispos que cuando un sacerdote adulto confiesa que le gusta acostarse con otros hombres adultos se le sancione sin contemplaciones mientras que los casos de pasión por los efebos traten de restarles importancia, poniendo a veces trabas a la justicia). El arzobispo despertó hace poco las críticas de varias ONG laicas por haber dicho que "vivían del cuento" y que solo las católicas cumplían su labor social. También sancionó al sacerdote Arturo García por fundar un partido para concurrir a estas elecciones porque ya se sabe, la iglesia no se mete en política.

Aunque quizá lo mejor sea esta esplendida lección de teodicea, un prodigio de argumentación teológica digno de la Universidad Pontificia de Salamaca, que Sanz espetó cuando Hawkings dijo que no hace falta dios para explicar el universo. Sanz dijo que sí y que baje dios y lo vea.

El título del post es por esta canción; aunque igual le cuadra mejor esta.

miércoles, 11 de mayo de 2011

El monopoly es la solución

Creo que este vídeo del PP de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales es un gesto de sinceridad y honradez digno de elogios.

Ya sabemos que el PP se ha tomado estos comicios como un prólogo de las generales y que los temas autonómicos o municipales no les interesan mucho. La crisis económica es el asunto con el que más han conseguido desgastar a los socialistas y, aunque se les acusa de no ofrecer propuestas, no es cierto:





Es verdad que normalmente escuchamos a Rajoy haciendo tautologías en materia económica. "Para acabar con el paro es preciso crear empleo" y "lo que interesa de verdad a los españoles es lo que interesa a los españoles" son grandes lemas acuñados por el presidente popular. Pues ahí está su solución, todo se arregla con el dinero del Monopoly. No sé si se refiere a que saldremos de la crisis falsificando euros o más bien es una metáfora nada sutil de que, de nuevo, ponen sus esperanzas en reflotar la economía a base especulación y de despertar una nueva burbuja inmobiliaria (que es en lo que se basa este juego).

Lástima que en la vida real los malos jugadores nunca terminen en la cárcel.

martes, 10 de mayo de 2011

Los mundos de MAFO





La semana pasada PP y PSOE se enzarzaron por atribuirse la parte más grande de los orígenes de la crisis económica en España. Los conservadores, con razón, le recordaron a Zapatero todas las veces que renegó de que fuera a haber una recesión; y le exigieron cuentas por no haber tomado muchas más medidas desde un principio. Los socialistas destacaron que la espectacular especulación inmobiliaria que explica la crisis particular del país y que se haya doblado la tasa de paro desde 2007 se gestó con las dos legislaturas de Aznar.

Y es cierto. Era el entonces ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos el que se mofaba de quienes alertaban sobre las subidas de precios de la vivienda diciendo que si se encarecía es porque había demanda de sobra. El espejismo del crecimiento español, ese castillo de naipes que se desmoronó al primer soplido, fue obra de un Rodrigo Rato dos veces ministro de Economía que además lleva en su currículo haber pasado por el FMI en vísperas de la hecatombe de la economía financiera mundial. Rato es a las finanzas lo que los caballos de Atila a la hierba.

Es decir que, a la hora de buscar culpables, hay para repartir a ambos lados; y es tentador recurrir al refrán que dice que mal de muchos consuelo de tontos, si no fuera porque no llegó a terminar la semana sin que apareciera un tonto nuevo a tratar de repartir el mal entre muchos más. La economía española está estancanda con un crecimiento muy débil, con una tasa de paro alarmante y sin que fluya el crédito. PP y PSOE nunca se pondrán de acuerdo sobre la responsabilidad última de la recesión, pero ya ha llegado el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a ofrecer un nuevo culpable: los trabajadores, que cobran demasiado. Dice el gobernador que ha habido un “excesivo” incremento de salarios durante el primer trimestre del año; y eso que ha sido un periodo en el que ha crecido la inflación y el BCE anunció subidas de tipos que encarecerán más la vida. En el mundo de MAFO, España es un país sometido a una curiosa dictadura del proletariado en la que los jóvenes que terminan sus estudios se topan al día siguiente con un contrato fijo indefinido y sueldos de 3.000 euros para arriba; en el que lo primero que preguntan en el curro es cuándo empiezan las vacaciones y en el que la gente se apalanca en el trabajo sabedora de que es imposible que la despidan. En el mundo de MAFO hay una excesiva rigidez en el mercado laboral español pero la cuestión es que si ya rozamos los 5 millones de parados ¿a quién más hace falta despedir y en qué ayudaría al empleo que se den más facilidades para mandar al paro a la gente? Dada la precariedad y los niveles de miseria y explotación que definen la realidad del panorama laboral del país parece obvio que MAFO lo desconoce todo sobre este asunto. Pero no habla de otro. Se echa de menos en cambio que se ocupe de lo que se supone que es por lo que se le paga y es que bancos y cajas siguen sin facilitar crédito; es más, el gobernador ha fomentado integraciones de cajas en las que no todos los números estaban claros, como ocurrió en la fallida unión de Cajastur y otras con la CAM. Quizá MAFO sí que tenga que ocuparse de salarios altos pero de los de los directivos de entidades financieras como los de La Caixa que se han blindado antes de la entrada del FROB por si acaso. Eso sí es rigidez laboral y de los mundos de MAFO.


lunes, 9 de mayo de 2011

Catequesis en la escuela


Para la candidata del PP a la presidencia asturiana, Isabel Pérez Espinosa, hoy tocaba hablar de educación. Ha hecho una serie de propuestas variadas, pero quiero destacar una que me parece lamentable, la de negociar "un convenio marco que regule las condiciones laborales de los profesores de religión y promoverá un área de religión "de calidad" en la escuela pública, en la que se refuercen los valores éticos y la educación integral de los alumnos".

Espinosa recalca las condiciones de los profesores de religión pocos días después de que una sentencia obligara a la readmisión de una profesora que se casó con un divorciado. Cierto, es curioso que siendo ella una profesora de religión acudiese a defender sus derechos laborales a los tribunales en vez de recurrir a las ordalías, pero lo que pone de manifiesto este fallo es lo absurdo de mantener en la escuela pública una asignatura que no tiene nada que ver con la educación y sí con el adoctrinamiento. Para más inri, es el Estado el que paga los sueldos de estos profesores pero es la Iglesia quien los elige y sanciona con criterios a menudo basados en el integrismo.

La noticia de la decisión de Espinosa de impulsar la catequesis en la escuela, en vez de en las iglesias donde corresponde, llega en un mal momento para el laicismo en Asturias ahora que el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad ha dado su espaldarazo a que los colegios concertados (los dos del Opus en el caso asturiano) que separan a los alumnos en función del sexo sigan recibiendo fondos públicos. Fue el anterior gobierno del PP en Asturias (en la presidencia de Sergio Marqués) el que concertó por primera vez estos colegios.

sábado, 7 de mayo de 2011

Elecciones Asturias, código fuente


Día 2 de la campaña electoral en Asturias. Para abrir boca vamos a echarle un vistazo, breve, a las webs de los principales candidatos; no tanto a la de los partidos como a las páginas personales. Y no haré ningún análisis exhaustivo del diseño que doctores tiene la iglesia, sino que me limitaré a mencionar algunas palabras clave que se han añadido al código fuente; y que pueden ser muy descriptivas. No en vano, tiempo atrás, el PP de Oviedo decidió hacer su campaña SEO con "sexo y chicas".

Javier Fernández, del PSOE, fue el primero en abrir su página web y acumula más historial. El código nos revela en todo caso un mensaje convencional: "politica, psoe, asturias, actualidad, propuestas, acciones, colaboraciones". Creo que es un error no haber añadido el nombre del candidato.

Isabel Pérez Espinosa, del PP, abrió la web en el límite de la precampaña y durante mucho tiempo se mostró en construcción: "Isabel Pérez Espinosa, Pérez Espinosa, PP Pérez Espinosa, Isabel, PP Asturias, Partido popular, Candidata Principado de Asturias, más sociedad mejor gobierno, políticos por Asturias". Unos por defectos, otras por exceso; además del nombre en todas sus variantes, Espinosa aprovecha para destacar que es la única candidata femenina y hasta un par de lemas por si cuelan.

Jesús Iglesias, de IU; su web está íntimamente ligada a la de la coalición. "jesus iglesias, politica, izquierda xunida, los verdes, elecciones Asturias 2011, soluciones de izquierda, asturias, actualidad, propuestas, programa", están en el código fuente, aquí también el nombre pero con una vez basta y además de etiquetas genéricas el principal lema de IU en estos comicios.

Francisco Álvarez Cascos, de Foro Asturias (FAC): "Candidatura, Foro Asturias, Álvarez-Cascos, Asturias, Elecciones Autonómicas, 2011, Parlamento Asturiano, Junta General, Principado de Asturias, Circunscripción Central". Para ser alguien que ha dado sus propias iniciales a las siglas del partido hubiera esperado que repitiera más el nombre en el que se basa (por lo demás y en nada más) este proyecto político; pero todo resulta de lo más institucional. Aunque, un momento, ¿circunscripción central? ¿y las alas, oriente y occidente? Pues parece que no les deben parecer muy relevantes o que todo se centra en el centro.

Rafael Palacios de la coalición BA-UNA no tiene página personal; pero la enlazo por ser el único partido con representación en la cámara (ganada en coalición con IU la pasada legislatura pero luego se fue al grupo mixto) que aprovecha los dominios de las islas de Samoa para acabar la dirección en .as y no .es. Una práctica bastante corriente entre el asturianismo pero que no se conoce mucho fuera.

Ah, la web oficial de las elecciones es esta. Para las consultas.

martes, 3 de mayo de 2011

Extorsión y patronal


En vísperas del pasado 1 de mayo se conocieron dos noticias relevantes; una, las cifras de la Encuesta de Población Activa que elevan el número de parados prácticamente hasta los cinco millones de personas; la segunda, que ETA había anunciado a las patronales vasca y navarra que ya no pretende utilizar más con ellos la extorsión del denominado impuesto revolucionario. Ahora bien, a la vista de una tasa de paro que supera el 20%; el mismo porcentaje de nuestro Producto Interior Bruto que se mueve en la economía sumergida y pese a una reforma laboral que ha servido para abaratar el despido, ¿cuándo piensa anunciar la patronal española que dejará de extorsionar a los trabajadores de este país?

Es decir, ante los alarmantes datos del desempleo escuchamos constantemente que es necesario cambiar más las relaciones laborales, en el sentido de restar derechos a los trabajadores, trabajar más horas con rebajas de salarios; se dice que hay que flexibilizar un mercado laboral “demasiado rígido”. Pero lo cierto es que buena parte de nuestra estructura económica se ha construido sobre la precariedad; se hizo en época de bonanza y se padece con más crudeza ahora en la recesión. ¿Qué es necesario flexibilizar en un sistema en el que se ha permitido encadenar durante años contratos temporales, a veces con días de duración; en el que (salvo el sector turístico) sistemáticamente se despide a trabajadores en verano para no pagar las vacaciones y se les vuelve a llamar para los mismos puestos en otoño? Y eso en los casos en los que se ofrecen contratos; lo cierto es que la fundación de las cajas de ahorros, Funcas, ha calculado que el número de empleos en el mercado negro ronda los cuatro millones. De ser cierto, si la patronal cumpliera la ley estaríamos rozando el pleno empleo y el déficit de las arcas públicas se reduciría considerablemente. Constantemente oímos quejas de empresarios sobre la morosidad de las administraciones públicas en sus pagos; pero ¿de dónde creen que sale el dinero para pagarles? ¿no se dan cuenta de que estafando a la Seguridad Social y al Estado, evadiendo impuestos, están favoreciendo esa morosidad? Ha sido en España, y no en un remoto país a medio civilizar, donde en dos ocasiones (una y dos) se ha arrojado a un trabajador mutilado a las puertas de un hospital mientras su patrón huía en coche para escaquearse del molesto asunto.

Nos han dicho que, para salir de la crisis, todos tendremos que cambiar de mentalidad, todos tendremos que prepararnos para un nuevo modelo productivo; pero los cambios solo están siendo asumidos por los currelas. Para ellos ha habido reformas impuestas de un día para otro, lo tomas o lo dejas. El plan del Gobierno para sacar a flote la economía sumergida contempla un plazo de entre tres y cuatro meses para que los empresarios ladrones se dignen a cumplir la ley que ya existía; y no se reconocerán las cotizaciones de los trabajadores que regularicen su situación. El Gobierno dice que no es una amnistía, pero es como una ley de punto final que dejará impunes a algunos de los principales culpables de nuestra crisis particular. Así se penaliza a quien sí cumple la ley y trata de seguir las reglas en una maraña de burocracia. Pero a estos hay que preguntarles ¿por qué no son los primeros interesados en que distingamos bien a emprendedores de explotadores?