jueves, 29 de septiembre de 2011

El club de la lucha de clases


Cuando Obama anunció su impuesto para ricos los republicanos le atacaron diciendo que quería regresar a la lucha de clases. Algo así nos pasó aquí con la recuperación del de patrimonio porque nuestros conservadores adujeron que iba contra la clase media que es, en su opinión, la única que existe. La tasa de Obama lleva el nombre del multimillonario Warren Buffett que al menos no es cínico, y declaró que no solo la lucha de clases es cierta sino que la suya es la que va ganando. Por mucho tiempo nos han insistido en que esta retórica de conflicto social estaba anquilosada y obsoleta. Pasa algo parecido a lo que se narra en la película El club de la lucha (Fight Club) donde la primera y la segunda norma de la organización es que no se debe hablar de ella. No por casualidad las dos primeras reglas de internet es que no se debe hablar de /b/, el subforo de 4Chan donde nació Anonymous.

Ayer, tras el escándalo por su entrevista en la BBC en la que proclamaba que a los corredores de bolsa la economía común les importa un pimiento y que ellos están para forrarse aunque se hunda el mundo, el broker Alessio Rastani decía que no era tal, que sólo quería llamar la atención. Es que no se habla de esas cosas Rastani. Quizá no sea un trader, pero el resto de lo que dijo es cierto. Rastani, de origen indio, es un ejemplo de la clase dominante que ya no hunde sus raíces en la oligarquía local sino que es global y adora el beneficio por encima de todo. La otra clase está inconsciente y aterrorizada ¿despertará?

martes, 27 de septiembre de 2011

Otros santos


Mientras hosteleros y comerciantes de Madrid aún hacen balance de sus cuentas por la visita del Papa en las JMJ, reducida a evento comercial, en Asturias aconteció el fin de semana un auténtico hito religioso. Fue en Pandiello, en el concejo de Cabrales, cuando los vecinos, molestos con el sacerdote que quería cobrar la totalidad de la subasta del ramu, decidieron montar la procesión por su cuenta y fabricaron su propio Santo Tomás con una silueta de madera y un recorte de papel.

Monoteísmos más estrictos suelen reprochar al catolicismo su devoción por vírgenes y santos que acaba terminando en idolotría, ¿qué Santo Tomas es el auténtico en Pandiello? ¿el que se quedó encerrado en la ermita o el que manufacturaron por su cuenta los vecinos? En otros tiempos tal herejía se podría haber saldado con unas cuentas hogueras en Cabrales pero hoy tendremos que debatir sosegadamente este asunto teológico fundamental.

En la actualidad se celebran fiestas religiosas solo de nombre (que ya me dirán quién se acuerda de San Mateo en los 10 días de folixa en Oviedo) pero no es el caso de Pandiello que ha hecho un paradójico protestantismo de santos, infiel a Roma o a la sucursal en Oviedo. ¿Llamarán paganos a los de Pandiello por no haber querido pagar diez veces el diezmo de esta fiesta? ¿Qué dirá nuestro arzobispo Jesús Sanz Montes? Porque la verdad es que también él tiene los ídolos extraviados, y ya sabíamos que era franciscano, pero día a día nos llama a la devoción de otro Francisco que no es el santo.

sábado, 24 de septiembre de 2011

El armario del emperador


La crisis comenzó con el primer dedo que señaló que el emperador estaba desnudo. Grandes empresas se desplomaron porque apoyaban su valor en paquetes de hipotecas imposibles de pagar con los que se especulaba en bolsa. Los bancos dejaron de confiar entre ellos y se secó el crédito. Esto es así; pero pronto llegaron lacayos dispuestos a vestir al santo con nuevos ropajes, aunque otra vez invisibles; como la mano del mercado: la culpa era de los reguladores. Todavía no habíamos terminado de responder ¿quién?, cuando la procesión imperial ya había avanzado lo suficiente para mostrarnos las nalgas. La solución serán más recortes sociales, en salarios, derechos laborales y edad de jubilación. Y ajustes públicos, en educación y en sanidad. Pero nada, que ese traje es todo ojal, que seguimos viendo al emperador en bolas y esto no se levanta. Las bolsas se desploman y, una vez más, lo que urge es recapitalizar a la banca porque el liberalismo económico ya ha saltado del naturismo al exhibicionismo lujurioso.

El caso es que, desde el comienzo de la recesión, tenemos bordado ya el vestido que hace falta, aunque se guardó muy pronto en el armario. Controles reales a las agencias de calificación, una persecución efectiva de los paraísos fiscales y la evasión; con una tasa que grave el movimiento de capitales por especulación.

Seguir exprimiendo a la población sin concesiones para que una minoría mantenga una vida de lujo extremo es una obscenidad. ¡Hagan el favor de taparse, un poco de decencia!

No para cualquiera (24-09-11)

viernes, 23 de septiembre de 2011

Cartografía oportuna

¿A quién le importan los mapas? Desde luego a los navegantes mucho. Los primeros mapas de la costa realmente efectivos, los llamados portulanos, dibujaban la silueta del litoral puerto a puerto, villa a villa hasta trazar el perímetro de Europa más por su geografía política que por la física porque eran más precisos los muelles que los cabos y las bahías.

El PP ha retirado un vídeo sobre la biografía de Rajoy en el que, para ilustrar sus vivencias juveniles en Galicia, mostraba de refilón un mapa soberanista que incluye territorios de Asturias y León. Primero se dieron cuenta los propios nacionalistas gallegos, que hicieron mucha chanza al respecto.


"No deja de ser una anécdota graciosa", dijeron fuentes del PP. Y realmente lo es; pero sorprende que se lo tomen así en un partido en el que los mapas en particular y las cuestiones de delimitaciones fronterizas en general suelen provocar huracanes mediáticos y son reconocidos casus belli para la confrontación cotidiana. El caso asturiano va y viene a la actualidad de vez en cuando; ya sea por la batalla por los derechos sobre la fala del Navia-Eo, que en Asturias se denomina lengua de transición y en Galicia dialecto del gallego; o ya sea porque se presenta una candidatura a la Unesco sobre cultura gallega en territorio asturiano. Son polémicas que se azuzaron más cuando el BNG gobernó Galicia en coalición con el PSOE y se quería crear confrontación con el PSOE que gobernaba en Asturias. Lleva tiempo callada, pero volverá.

No, lo importante es cuándo los mapas han sido objeto de querella política. En el País Vasco lo fue por décadas el mapa de la información meteorológica de la ETB; hasta que la llegada de los socialistas al poder con el apoyo del PP cambió la carta del tiempo entre muchos titulares. Y sin hablar de mapas estrictamente, lo cierto es que Valencia se hizo batalla por las fronteras audiovisuales hasta detener la emisión del canal autonómico catalán, TV3, que parece que volverá.

Hay otro caso, de un mapa también inventado que sí ha sido usado por la carcundia a menudo a pesar de que se trata de una leyenda urbana, el de Zapatero posando junto a Mohamed VI sonriendo ante la invasión cartográfica de Canarias y otros territorios de ultramar:


Por supuesto se trata de un montaje, nunca suficientemente desmentido, porque quienes lo suelen esgrimir son inmunes a los argumentos racionales y acabarán por responder que el mapa no será cierto pero vive dios y voto a bríos a que Zapatero es el mayor colaboracionista con el Islam y los moros desde el conde don Julián, y punto.

Así que volvemos a la primera pregunta, ¿a quién le importan los mapas? y ¿por qué unos sí y otros no?

jueves, 22 de septiembre de 2011

El día de la marmota


El último debate entre ZP y Rajoy en el Congreso se cerró con reproches. “Nos deja una herencia envenenada”, dijo. Se acabó ya la teoría de que la crisis era una cuestión de la poca confianza que despertaba ZP y que se arreglaría con el cambio de gobierno. Con la previsión más que certera de que el PP ganará las generales con mayoría absoluta quedan semanas de ir poniendo vendas antes de que sangren las heridas tras el 20 de noviembre. Buena parte del estancamiento de la economía europea se debe a una dogmática política de recortes que ahora se va a acentuar y que en Madrid ya ha levantado a los profesores, allí donde su presidenta se pregunta en voz alta qué fases de la educación deberían dejar de ser gratuitas. Y el que proteste será porque no quiere trabajar dos horas o porque es de la ceja.

¿Cuánto tiempo puede vivir un gobierno de achacar todos sus males al ejecutivo anterior? Una buena temporada, desde luego. El caso de Asturias es paradigmático. Al repartido resultado de las autonómicas le siguieron unas largas negociaciones que retrasaron hasta el filo de las vacaciones de verano la formación del nuevo gobierno. Después hemos tenido unos meses muy entretenidos a cuenta de todo tipo de escándalos, cada día una novedad, y tiene pinta de que este será el programa del show hasta el 20N; y luego ya llega la navidad y los Reyes Magos. Cascos se ha detenido en su particular día de la marmota, pero para los demás la vida ha seguido casi 6 meses. Tres turnos de nada es nada.


martes, 20 de septiembre de 2011

El fútbol es así


Todavía queda gente que es indiferente a la pasión por el Real Madrid o el Barcelona, y que, aquí por ejemplo, sea solamente del Oviedo o del Sporting para siempre, a pesar de los pesares y en la categoría en la que compitan. Por supuesto, muchos de los males de los equipos pequeños tienen que ver con cuestiones exclusivamente deportivas y con que la gestión de los clubes, hace décadas, parece que solo es accesible para aficionados a la Cosa Nostra. Pero también últimamente se oyen cada vez más voces reclamando un reparto más justo de la riqueza que genera este deporte y que viene a ser mayormente los derechos televisivos porque han terminado por ser una ventaja añadida para quien de por sí ya es más poderoso que el resto. Metáfora de la crisis, la liga española (que además ahora lleva el nombre de un patrocinador) aburre porque se ha globalizado (en un globo peninsular, eso sí) para dos multinacionales contra las que los negocios modestos no pueden competir. La clasificación de cada año está secuestrada por un bipartidismo exclusivo, que juega a mostrarse como adversarios implacables pero son dos caras de la misma moneda. A veces es tan detestable quien te mete el dedo en el ojo como quien te pisa con una sonrisa; hay quien ni Mou ni Guardiola, no nos representan.

Finalmente, nos queda el consuelo de los éxitos en campeonatos europeos o mundiales de la selecciones de fútbol y de baloncesto. Metafórico también que eso llegue gracias a la pública, perdón; a la roja, perdón; lo que sea.


domingo, 18 de septiembre de 2011

Maquis

Esta semana se murió Manolín el de Llorío, uno de los últimos maquis de Asturias, quizá de España. Varios artículos de la prensa ha recogido su biografía (en La Voz; La Nueva; y El Comercio)

Pese a todo, no es fácil hacerse una idea real de lo que significó una época, y tampoco es que valga más que mil palabras, pero una imagen sola ayuda a digerirlas.



La encontré, junto a otras similares de León y Huesca, en esta página. El texto que la acompaña explica: "Estos carteles se hicieron junto con los cupones de racionamiento, el motivo eran los alimentos, ayuda social, corridas de toros y cine. Se hicieron en la imprenta del taller penitenciario de Alcalá de Henares y el penal del Dueso entre otros, por los mismos presos, trabajo que les servía para redimir sus penas, desde 1936 hasta mediados de los años 60"

sábado, 17 de septiembre de 2011

No lo llame patrimonio


Cuando se aprobó el matrimonio gay hace dos legislaturas, sus oponentes, faltos ya de cualquier argumento racional contra aumentar los derechos civiles, recurrieron a la etimología para pedir que ya que se dejaba casarse a las personas del mismo sexo por lo menos que se llamara de otra manera, que matrimonio viene de madre. Lo decía mucho Benigno Blanco, del Foro Español por la Familia. Algo parecido pasa ahora con el patrimonio, toda vez que se ha aprobado la restauración de su impuesto y que ha llevado a los conservadores a recurrir de nuevo a la semántica, porque ya no se habla de que pueda afectar a los ricos sino a los ahorradores. Pero es una falacia, patrimonio viene de padre, de la herencia que nos deja el progenitor porque, en su origen (y ahora también) patrimonio nada tiene que ver con el ahorro y sí con lo que se recibe legado. El presidente Álvarez Cascos ya ha dicho que en Asturias no se aplicará ese impuesto con lo que nuestros ingresos, y nuestros servicios públicos, se verán mermados. Claro que, de algún modo, hay una relación entre los que apuestan por cambiar las denominaciones. Cuando Cascos tuvo que hacer público su patrimonio después de acceder a la presidencia de Asturias pidió un tiempo "conveniente" para darlo a conocer, el justo para traspasar la dirección de varias de sus empresas a Beningo Blanco. Claro que no es igual llamar a algo de una forma u otra, si no se podría parafrasear el lema de FAC para las elecciones generales, Más Foro Asturias Mejor Foro Español.


No para cualquiera (17-09-11)

jueves, 15 de septiembre de 2011

Memento Mori ®


Dice el tópico que los viejos rockeros nunca mueren, pero vaya que si lo hacen; y algunos míticos con solo 27 años. Lo que parece que nunca muere son los derechos de propiedad intelectual, que cuando se acerca el plazo de cumplir logran una oportuna reforma de la legislación para extenderlos. La última se aprobó esta semana en la UE para alargarla de los 50 a los 70 años; menos que los 95 que ofrece la de EEUU y que dicen que crece a la par que envejece Mickey Mouse de Disney.

Resulta muy indicativo de esta época que se haya aprobado a la vez que nuestras sociedades ceden a la presión para retardar la edad de jubilación porque crece la esperanza de vida. Cualquier vida, la de las personas pero también la de los imperios, es un instante en un sentido cósmico; pero mientras dura cunde y nadie la quiere ver mermada. Lo que hace distinto nuestro presente es que a la gente se le alargue el tiempo que tiene que trabajar para ganarse el pan mientras que a las corporaciones se le alarga para que vivan de las rentas. Y es que para hacer un camino de rosas otro tiene que cruzar un valle de lágrimas. En Roma, a los césares triunfantes les acompañaba un esclavo subido a su carro que le susurraba de vez en cuando “recuerda que vas a morir”, memento mori, para rebajar la soberbia. En la actualidad, a nosotros nos exhiben con orgullo desmedido atados de una correa al desfile victorioso de las corporaciones y son ellas las que nos recuerdan que vamos a morir, pero en una pausa; después de la publicidad.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

La jeta

Poco puedo añadir a la polémica del día, que todavía no arrecia en twitter, a cuenta del encuadre sesgado de una fotografía de El Mundo. Es esta:


La original, y el caso que tanta polvareda ha levantado se recogieron aquí. Por supuesto Pedro J se defiende como gato panza arriba, porque nunca ha sido un buen periodista pero es un gran mercader y sabe que lo importante es que se hable de ti aunque sea mal. Pero no deja de ser un nuevo caso de hipocresía. El periodista Arcadi Espada que siempre se apunta a una polémica menos para tratar las propias miserias del periódico donde trabaja dió la barrila durante años con un encuadre, en su opinión, tendencioso de una fotografía de Javier Bauluz; esta:


Casi todo el caso se recoge aquí. Como Arcadi vió que el asunto le daba notoriedad trató de repetir el éxito con esta otra imagen del 11S.


En esta ocasión acusando al fotógrafo de hacer de la anécdota generalidad y tratar de vendernos indiferencia ante el desastre cuando solo se trataba de un receso en el asombro ante la catástrofe. ¡Ah! Pero El Mundo no solo ha utilizado encuadres más convenientes para sus portadas; y no ha dudado de tirar de photoshop cuando fuera necesario. El ejemplo más conocido es del de Rodiezmo de 2009.
La historia, con protesta acalorada de la agencia Reuters, la recogimos aquí. Pero todo se entiende mejor con esta otra fotografía que rula desde hace tiempo por internet.


ESDLA


Discutiendo con LPD sobre Juego de Tronos pasamos a El Señor de los Anillos. De paso, un infográfico sobre el viaje de los protagonistas.

martes, 13 de septiembre de 2011

Estado de sitio


En la apertura del curso universitario Francisco Álvarez-Cascos dijo algo revelador; para alentar una relación más directa entre estudios y empresas señaló que estamos pasando “del estado de bienestar al estado emprendedor”, y eso tiene mucha miga. El llamado “país de los autonómos” es un concepto que nace a mediados de los 90 en plena burbuja digital en Silicon Valley y forma parte de la utopía liberal que imagina una sociedad en la que cada uno es su propio jefe, una empresa en sí mismo, libres todos de ataduras tales como los convenios y los salarios. Claro que la burbuja digital estalló y pese a toda esta retórica las grandes corporaciones siguieron buscando obreros de toda la vida, eso sí, deslocalizados en países sin derechos.

Pero también se encontró otra solución, y son los denominados “falsos autónomos”, aquellos que en realidad solo facturan a una empresa porque realizan el mismo trabajo que un asalariado pero por cuenta propia, con menos derechos sociales y un jugoso (para la empresa) fraude a las arcas públicas.

Nos gusta creer que la abolición de la esclavitud llegó en el siglo XIX gracias a una evolución del pensamiento, de un genuino espíritu de derechos humanos. Y en algunos casos fue así, pero también porque la revolución industrial hizo menos rentable un sistema en el que hay que pagar casa y manutención a los esclavos. Para mutar el trabajo hoy a algo peor también necesitamos una palabra bonita, como emprendedor; pero del de bienestar vamos al estado de sitio de cada individuo.


domingo, 11 de septiembre de 2011

Derroches de conspiración

Para hablar de conspiraciones siempre recomiendo leer Amos del mundo de Juan Carlos Castillo, que es muy ameno y didáctico; además el autor sabe bien de cómo se fraguan las teorías más esperpénticas porque en su juventud las creía a pie juntillas. Además de buen autor, Castillo es un personaje muy interesante. En esencia las conspiraciones nacen de la necesidad de explicar un suceso trascendental, algo que ha transformado el mundo, porque (en la mente del conspirador) necesariamente los argumentos evidentes y lógicos no son suficientes, debe haber algo más, fuerzas ocultas que manejan oscuros hilos e intereses. Como recoge Amos del mundo, las primeras conspiraciones nacen tras la Revolución Francesa y son muy conservadoras. Para explicar el derrumbe del Antiguo Régimen se resisten a los hechos de la evolución del pensamiento ilustrado, la crisis económica de la sociedad mercantilista o la suma injusticia del sistema de estamentos. No, tuvo que ser cosa de los masones, o de los templarios en una larga venganza urdida desde hace siglos.



Y así llegamos a la efeméride de hoy, la de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York. Las teorías de la conspiración que tratan de probar que fue un plan del propio gobiernno de EEUU son muchas y cansinas, aquí tratan de desmentir algunas (aunque como el propio autor reconoce, es inútil tratar de convencer con argumentos a un conspiranoico). Con sorna y acierto, Timothy Garton Ash se preguntaba ayer cómo es posible que ninguna de estas teorías defienda que, en realidad, Bin Laden era un agente del gobierno chino porque, al fin y al cabo, una década después, el gigante asiático ha sido el gran beneficiado de toda la cadena guerras y meteduras de pata de la que se presentaba como potencia hegemónica y vencedora absoluta de la Guerra Fría en el nuevo siglo.


Porque lo peor de las teorías de la conspiración es que ridiculizan, al disfrazarse de él, el auténtico pensamiento crítico. No hubo un plan norteamericano para derrumar las Torres Gemelas. Sí hubo un plan para aprovechar ese suceso como un modo de justificar después leyes como la Patriot Act que recorta derechos civiles, o una guerra como la de Irak, que ni cortó ni pinchó en ese asunto pero acabó siendo campo de batalla de todo aquel que tuviera ganas de liarse a tortas con un soldado estadounidense. Para horror y sufrimiento de su población civil.

La triste y miserable versión hispana, la del 11M, sirve a un propósito similar. Con la insistencia contra toda evidencia de la participación de ETA en los atentados de Madrid hay gente que se ha lucrado vendiendo libros y periódicos, pero sobre todo ha servido para justificar la intolerable actitud del gobierno de José María Aznar durante los tres días que pasaron entre el atentado y las elecciones en las que trató se sacar rédito político sobre 200 españoles muertos. Además, antes de que, gracias a la crisis internacional, el PP pudiera encontrar algo con lo que atizar certeramente a Zapatero, sirvió como ariete principal de la oposición contra los intentos (con errores, pero muchos aciertos) del gobierno a la hora de buscar el fin de la banda terrorista vasca. Uno que estamos rozando con las yemas de los dedos pero que algunos viven con pánico porque han construido sobre ETA casi todo su argumentario político.

Y así llegamos a la crisis económica. Y tiene gracia que la película que mejor explica lo que pasa se titule Inside Job (trabajo interno) igual que se etiqueta desde la conspiración a lo que pasó el 11S. Pero, pese a lo que pueda parecer, Inside Job no defiende que la crisis económica se provocara a propósito por oscuras élites financieras, no. Habla del dogmatismo de una corriente de pensamiento económico (que sí ocupa casi todos los puestos relevantes de decisión en gobiernos y universidades) y que permitió con sus desregulaciones que pasara lo que pasó.

La recesión que vivimos no es fruto de planes secretos de los illuminati ni del club Bilderberg; pero sí se ha mostrado como una espléndida ocasión para que los seguidores de ese dogmatismo neoliberal que trajo la crisis puedan seguir imponiendo su agenda de recortes y privatizaciones a través del miedo y la incertidumbre. Nadie buscó que quebrara Lehman Brothers, ni que Grecia esté al borde de la bancarrota; pero sí han servido de oportunidad para proponer que se ajusten el cinturón los menos pudientes, que se cierren hospitales o se trasvasen los fondos de educación a centros privados con la excusa del ahorro. Destacar y difundir esa estrategia es el auténtico pensamiento crítico, recurrir a fantasías de conspiración es una pérdida de tiempo. Un derroche.



PD: Las fotos pertenecen a una controvertida serie del artista canadiense Jonathan Hobin. Sobre el 11S en Vanity Fair publicaron algunas fotografías inusuales que merece la pena ver también.

sábado, 10 de septiembre de 2011

No lo gaste en vino


La previsión para España es cerrar el año con un déficit del 6% del PIB; pero con una cuarta parte del PIB en la economía sumergida la solución es evidente. José Blanco ha dicho que no da tiempo a crear un nuevo impuesto para los más ricos y Rubalcaba lo ha incluido en sus promesas para la próxima legislatura. En vano; no se trata tanto de proponer nuevos tributos como de afanarse en cobrar realmente los que ya existen y pesará como una losa en la gestión socialista no haberse tomado tiempo para hacerlo en los últimos años. En twitter he leído algunas de las justificaciones entre los pudientes a la hora de evaluar ese posible nuevo tributo o una persecución efectiva del fraude fiscal y vienen a decir algo así como “vale, que lo cobren pero que se gestione bien”. Me recordó a los que dan limosna a un mendigo pero le exigen que no lo gaste en vino, y es muy ilustrativa esta actitud porque entiende el pago al fisco como una especie de caridad y no es así.

Aun con la peor gestión imaginable, la contribución a Hacienda es obligatoria, lo es para los que no tienen SICAV ni acceso a paraísos fiscales. Un grave problema para las pymes es la morosidad de las administraciones, pero es que los dueños de esas mismas empresas declaran de media menos que asalariados y pensionistas ¿no se dan cuenta de que son el origen de ese círculo vicioso? Aquí pretenden dar lecciones de buenas cuentas públicas los que te lanzan una mirada asesina cuando les pides una factura. El que quiera un estado raquítico que se vaya a Somalia.


No para cualquiera (10-09-11)

jueves, 8 de septiembre de 2011

Tus muertos, Moriyón


Lo llamativo de la decisión de la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, de anular el convenio para la investigación de fosas comunes es la explicación para esta reducción de gastos. No es algo “útil” ni “prioritario”. No se puede decir que sea un gran ahorro, 12.000 euros son calderilla para un ayuntamiento de 250.000 habitantes; se trata más bien de un gesto (toda la acción política de FAC se reduce, de momento, a gestos) pero ¿qué gesticulación es esta? Supongo que quiere decir que sacar a los muertos de una cuneta para enterrarlos dignamente, conocer sus nombres, es algo irrelevante. Al fin y la cabo llevan criando malvas desde hace más de 60 años. Es algo del pasado, ¿es eso, no? Curioso porque la misma Moriyón se mostraba “avergonzada” hace poco de que no hubiera una placa que recordara a las víctimas del terrorismo de Gijón, de un atentado de 1989 que no es el presente precisamente. Me parece muy loable el homenaje a los asesinados por el Grapo, ¿por qué los del franquismo son distintos? Me sé de memoria los argumentos de los críticos con la llamada Memoria Histórica, que si solo se ocupa de un bando (es falso, pero la proporción de desaparecidos de uno y otro es abismal). La cuestión es ¿por qué tantos conservadores se resisten a ver a los represaliados del franquismo como sus muertos? Solo los miserables no sienten a las víctimas del terrorismo como suyas, ¿qué son los que hoy en día sienten indiferencia ante las de la dictadura? Todos son nuestros muertos, salvo para los cómplices, claro.


No para cualquiera (08-09-11)

martes, 6 de septiembre de 2011

Giros y sortilegios


Se alarga la crisis y para explicar los ajustes siempre se recurre al mismo mantra, “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, ya, ¿pero quiénes? Paul Krugman suele burlarse de quienes acusan de despilfarradores a los gobiernos de países (como España) que hoy sufren más acoso de los mercados. Lo hace con datos en la mano, lo cierto es que cuando comenzó la recesión, España acumulaba varios años de superavit en las cuentas públicas; y aún hoy la deuda pública es mucho menor que la de Gran Bretaña o Alemania. El problema español es la deuda privada. Cuando nuestro futuro presidente Mariano Rajoy nos dice que las administraciones deben comportarse “como las familias” no solo hace demagogia populista sino que se equivoca de plano. Nuestro problema es cómo se han comportado las familias. Claro que Rajoy ha comenzado a girar en su discurso, durante los últimos años la crisis era una responsabilidad exclusiva de ZP y la falta de confianza que decían que generaba. Con su marcha todo se arreglaría. Pero ya no, el sábado Rajoy nos advirtió que no hay “varitas mágicas” para remontar la economía, y eso que lleva años presumiendo de tener tal bastón de sortilegios. La política de ajustes no funciona (hasta la bolsa volvió a estrellarse tras la reforma constitucional) y puede que pronto se gire desde Europa a una política de estímulo. Rajoy entonces podrá reconvertirse en un repartidor de dádivas, aunque sea lo contrario de lo que ha defendido. Pero si es así, el ridículo del PSOE será mayúsculo.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Good bye Transición


Para tratar de explicarnos los beneficios de la reforma constitucional que se aprobó ayer, los portavoces habituales del establishment han vuelto a recordarnos que se trata de un acuerdo entre el PP y el PSOE y que, por tanto, cuentan con la legitimidad de la mitad del electorado. A veces ese argumento cuela, pero en esta ocasión será difícil. Primero porque se trata de una reforma que no solo no formaba parte del programa socialista, sino que se habían opuesto explícitamente a ella en varias ocasiones. Se hace además en un periodo preelectoral inminente, sin que el PP (que sí la ha defendido) tenga que someterla a las urnas. Las urnas, qué espanto; se ha hecho todo los posible por evitar que la reforma se votara en referendum, no vaya a votar la gente alguna inconveniencia.

En Good Bye Lenin, un joven de la RDA crea una ficción para su madre, delicada del corazón, tras la caída del muro de Berlín, para que no tenga que afrontar la reunificación y siga viviendo la ilusión de una Alemania comunista triunfante. Desde hace un tiempo, pero más desde ayer, ese establishment y los dos grandes partidos se ha propuesto mantener la fantasía de que la idílica Transición que se narran unos a otros sigue en pie; y ya no es cierto. El PP se dispone a lograr una mayoría absoluta por incomparecencia del adversario y se equivocará si piensa que cuenta con un respaldo mayor que el de la desproporcionada representación que conseguirá. El PSOE cree que bastará con volver a reinventarse; pero ya no será suficiente.

No para cualquiera (03-09-11)

jueves, 1 de septiembre de 2011

Los ricos españoles


Que algunos ricos en Estados Unidos, luego en Francia y en también en Alemania, hayan reclamado que su contribución al Estado vía impuestos sea mayor, hace más estruendoso el silencio de los ricos españoles. Pero, ¿quiénes son nuestros ricos? En esos otros países puede que los ricos sean conocidos, dirigen empresas notables y no ocultan su fortuna. En España solo podemos hablar de especulaciones (en todos los sentidos de la palabra); con la cuarta parte de nuestro PIB en la economía sumergida, todo nos hace sospechar que aunque aumentaran su contribución al estado no sería al nuestro sino a otro, algún paraíso fiscal en medio del océano o las montañas de centroeuropa. Cospedal se opuso a la idea, o a la de recuperar el impuesto de patrimonio porque “todos saben” que, al final, no lo pagan y añadió que cobrar más a los ricos crearía más desempleo, un millón más de parados. Cospedal consagra que es inútil intentarlo, que la responsabilidad social solo compete a las rentas moderadas. El Estado (los hospitales, las escuelas, algunos de los sueldos de la propia Cospedal) no van con ellos. Claro que Cospedal es rica y quizá se dio por aludida. Sabemos también de Amancio Ortega y Zara, y de las condiciones de esclavitud en sus talleres de Brasil. Sabemos de Botín (un apellido que es genio del idioma) y las millonarias cuentas en Suiza que se remontan a la Guerra Civil. ¡Ah, la guerra! Seguramente en el reparto de sus despojos nacieron muchas grandes fortunas de hoy, pero hablar de eso es tabú en España.